La vicepresidenta permanece al margen de las listas electorales

El único secreto que Sáenz de Santamaría desconoce: el enigma del candidato europeo del PP

"Ni lo he pensado", responde Mariano Rajoy cuando le hacen la recurrente pregunta. "No tengo ni idea", aduce su vicepresidenta cuando le inquieren por lo mismo. El nombre del candidato del PP a las europeas es un secreto envuelto en un enigma.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, en el Congreso
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, en el Congreso EFE

Soraya Sáenz de Santamaría es la persona más próxima aMariano Rajoy en el Gobierno. No sólo en el organigrama oficial sino también en el día a día. Por el despacho de la vicepresidenta desfila la práctica totalidad de los asuntos importantes del Ejecutivo. Laboriosa hasta lo impensable, meticulosa, rigurosa y con un afán enorme de control, Sáenz de Santamaría es la responsable de la sala de máquinas de La Moncloa. Nada se le escapa, cuenta con terminales informativos de primera magnitud y su capacidad resolutiva es casi legendaria.

Sin embargo, en el territorio de Génova, procura no adentrarse para evitar malentendidos, fricciones y choques con la secretaria general. El relevo del presidente del PP andaluz resultó paradigmático. Una avería de primer nivel que convulsionó las estructuras de la organización. Tan impactante fue el estruendo, que no volvió a ocurrir. En el País Vasco hubo un conato de pulso en las alturas, liderado por su mano derecha, Alfonso Alonso, que se saldó finalmente con un estratégico paso atrás. En el último minuto se evitó la tormenta.

Sospechas y quinielas

Dado su poder omnímodo y su dominio absoluto sobre la práctica totalidad de las cuestiones de enjundia que suceden en el entorno presidencial, cabría pensar que la vicepresidenta es una de las pocas personas que están en 'el gran secreto'. Esto es, el nombre de quien ocupará la cabeza de lista del partido para las elecciones europeas. Pues no. En las últimas horas, Soraya Sáenz de Santamaría no ha dudado en confesar, a colaboradores íntimos y a gente de confianza que se ha interesado sobre este particular, que desconoce totalmente de quién puede tratarse.

Tiene, como casi todo el mundo en el Gobierno y aún en el partido, sus sospechas y sus propias quinielas. Pero asegura que carece de información sobre este extremo, sencillamente porque Rajoy no se lo ha contado. "No tengo ni idea", ha sido su respuesta. Tampoco es asunto que le preocupe especialmente. No es su cometido, aunque su respuesta no deja de llamar la atención.

La respuesta de Rajoy

Hace unos días Mariano Rajoy, todo sinceridad y campechanía, aseguraba, también al ser preguntado sobre el enigma que acongoja a los aspirantes a candidatos, que inquieta a los 'barones', que hace zozobrar a los dirigentes de su partido, que "no lo he pensado". Quizás sea así. Quizás el presidente esté apurando los tiempos, dado que oficialmente el plazo de publicación de las candidaturas europeas no concluye hasta el 20 de abril.

Otro factor que, según fuentes del partido, puede influir en el hermetismo del presidente es la posibilidad de que la designación de candidato obligará a efectuar, como se comenta insistentemente, un cambio amplio de Gobierno. Este extremo es el que menos le seduce a Rajoy, que apuesta por no mover piezas en su equipo, pese a que ya circula incluso una lista de quienes aspiran a ocupar las carteras vacantes. Politiquería de pasillo.

La otra duda es si Dolores Cospedal, como número dos del partido, comparte el secreto. Al tratarse de un asunto del PP, cabe pensar que algo tendrá hablado con su presidente. Y que incluso le haya hecho sugerencias y aportaciones. Pero hasta ahora, las únicas palabras que han salido de la boca de la secretaria general sobre el particular han sido avances sobre la fecha en la que se desvelará la incógnita. Se dijo en su momento que después de la cumbre del PP europeo de Dublín.

Ahora circula el rumor de que coincidiría con la reunión intermuncipal que celebrará el partido a primeros de mes en Valencia, el territorio más accidentado de la formación, sacudido por los escándalos de corrupción y por los sondeos a la baja. Rajoy pisaría tierras valencianas por primera vez desde que llegó a la presidencia del Gobierno. Pero el partido necesita mantener el gobierno de esa comunidad, uno de sus tradicionales bastiones. No habría mejor regalo para las sufridas espaldas del militante 'popular' valenciano que sea en su tierra donde finalmente se haga la luz sobre el secreto mejor guardado. Tanto secreto que ni siquiera la todopoderosa Sáenz de Santamaría lo comparte.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba