Nacional

Castedo da la bienvenida al rey en medio del bochorno por los casos de corrupción

Sonia Castedo, imputada por cinco delitos en dos causas judiciales, saluda a Felipe VI y a la ministra Fátima Báñez en la inauguración del Congreso del Instituto de la Empresa Familiar. El presidente Rajoy coincidirá este martes con ella en la clausura del evento.

Era la imagen más vergonzante a la par que buscada por su morbo. Con motivo del Congreso Nacional de la Empresa Familiar, Felipe VI asistía a su inauguración en Alicante. ¿Y quién se encontraba este lunes por la mañana entre las autoridades que lo recibían a la puerta del Auditorio de la Diputación? Pues la regidora de la ciudad, Sonia Castedo, salpicada por una pléyade de escándalos.

La falta de mecanismos para destituir a una primer edil imputada por cinco delitos en dos causas judiciales distintas ha hecho que el rey tenga que pasar por semejante apuro en público. Felipe VI se ha visto obligado a saludar amablemente a Castedo incluso cuando esta alcaldesa del PP se ha convertido en uno de los símbolos de la corrupción que tanto denostan ahora mismo los ciudadanos.

La ministra Fátima Báñez también se ha visto forzada por el protocolo a dar dos besos a Castedo a la vista de todos. En cambio, el secretario general socialista, Pedro Sánchez, ha intentado mantener las distancias pese a que esperaba la llegada de Felipe VI a escasos metros de la alcaldesa.

En medio de la indignación generalizada por la corrupción, con las encuestas ofreciendo a Podemos como catalizador del descontento, el Gobierno se ve incapaz a la hora de evitar este tipo de imágenes, demoledoras ante la opinión pública y sintomáticas de la incapacidad de regeneración del sistema.

Listas libres de corruptos

Sonia Castedo está doblemente imputada por varios delitos relacionados con los casos del PGOU y Rabasa, derivados a su vez del caso Brugal. El pasado viernes, el pleno del Ayuntamiento de Alicante aprobó la iniciativa de UPyD de que en las listas electorales no haya imputados por corrupción. Para evitar ser expulsada del partido, tal y como le había advertido el presidente valenciano Alberto Fabra, Castedo tuvo que respaldar dicha medida. De modo que la alcaldesa alicantina no podrá presentarse a la reelección y tendrá que abandonar su puesto, como muy tarde, tras las elecciones municipales del próximo mayo.

Por más que Fabra haya intentado quitársela de en medio, no ha podido. Y ahora deja esa pelota a las puertas de Rajoy, que acudirá a cerrar el Congreso de la Empresa Familiar este martes al mediodía con Castedo entre las autoridades.    


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba