Nacional

Decenas de manifestantes cercan el Ayuntamiento de Alicante para exigir la dimisión de la alcaldesa

Sonia Castedo, del PP, está doblemente imputada por corrupción. Los votos de su partido han evitado en el pleno que una moción en su contra saliese adelante.

Unas 400 personas, según la Policía, se han concentrado este martes en la plaza del Ayuntamiento de Alicante, coincidiendo con el pleno municipal, para exigir la dimisión de la alcaldesa, Sonia Castedo, por su doble imputación en las piezas separadas del caso Brugal relativas a las presuntas irregularidades del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y el plan Rabasa. Los organizadores de la protesta, convocada por Podemos, Esquerra Unida y Compromís, y en la que participan 24 colectivos, han anunciado la Plataforma Ciudadana por la Dimisión de Sonia Castedo.

Los agentes han tenido que actuar en el exterior del Ayuntamiento para desalojar a los manifestantes, que amenazaban con irrumpir en el Consistorio después de que el pleno rechazase, con los votos del grupo popular, la moción en la que se exigía la dimisión de Castedo.

Los 18 concejales del PP han rechazado esta moción propuesta por la formación de izquierdas y respaldada por los ediles del PSPV y el de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que, en concreto, planteaba la creación de una Comisión No Permanente para "esclarecer y depurar responsabilidades políticas y municipales derivadas del sumario de la pieza separada del caso Brugal que investiga un presunto amaño del plan Rabasa", y exigía la dimisión de Castedo y del gerente y la jefa de Urbanismo del consistorio alicantino.

"Sorprendente"

Para la integrante del Círculo Podemos Alicante, Jennifer Aponte, es "sorprendente" que una persona que está imputada por segunda vez todavía esté en el cargo". Por su parte, el coordinador de Esquerra Unida, José Luis Fernández Cabello, la ciudadanía "ha dicho basta, y por lo tanto no vamos a parar hasta que esa señora o el PP tomen la decisión de tirarla".

Tras el rechazo de los concejales populares a la exigencia de dimisión, algunos asistentes al pleno han lanzado gritos de "¡Castedo dimisión!" -entre ellos, las diputadas en las Cortes Valencianas por Compromís y Esquerra Unida respectivamente, Mireia Mollà y Esther López Barceló- y han abandonado el Consistorio tras protagonizar un enfrentamiento verbal con otras personas del público que defendían a la alcaldesa.

Sonia Castedo ha rechazado desalojar la sesión con un "me van a decir que no soy demócrata", a pesar de la solicitud en este sentido del portavoz de UPYD, y ha pedido "silencio" al público en repetidas veces.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba