Nacional

Un bombardeo israelí mata a un soldado español en el Líbano

El Gobierno de Rajoy pide a la ONU una investigación acerca de lo ocurrido. El presidente lamenta el suceso en Twitter y transmite sus condolencias a la familia del 'casco azul' fallecido.

Fuego de artillería disparado por tropas israelíes contra objetivs en el Líbano durante un enfrentamiento con Hizbulá.
Fuego de artillería disparado por tropas israelíes contra objetivs en el Líbano durante un enfrentamiento con Hizbulá. EFE

Un soldado español que formaba parte de las Fuerzas de la ONU para el Líbano (FINUL), Francisco Javier Soria Toledo, ha muerto este miércoles en el sur del país, según han confirmado fuentes diplomáticas españolas citadas por la agencia Efe. El militar habría perdido la vida a causa de las heridas sufridas durante un bombardeo israelí contra la zona de Abasiya. Soria Toledo, que ingresó en las Fuerzas Armadas en 2004, tenía 36 años, estaba casado y era natural de Málaga. Llevaba en Líbano desde el pasado noviembre, aunque era la segunda vez que participaba en esta misión de la ONU.

El cabo del Ejército de Tierra Francisco Javier Soria Toledo se encontraba en un puesto de vigilancia en la aldea de Ghayar, en la zona fronteriza entre Israel y Líbano donde están situadas las tropas de la ONU, cuando ha tenido lugar el ataque que ha acabado con su vida, según han informado fuentes del Estado Mayor de la Defensa citadas por Ep.

Las mismas fuentes han precisado que el Ministerio de Defensa ya está haciendo los preparativos para llevar a cabo lo antes posible la repatriación de los restos mortales del cabo, lo cual podría tener lugar mañana, jueves.

El suceso se produjo tras un intercambio de ataques entre el Ejército israelí y milicianos del partido-milicia chií libanés Hezbolá, según la agencia oficial libanesa. Hezbolá habría atacado a primera hora de la mañana un convoy militar israelí en la zona de las granjas de Shebaa, junto a la frontera, dejando cuatro soldados heridos. El Ejército israelí habría replicado realizando disparos de artillería contra el sur de Líbano.

La agencia libanesa señaló que la "infantería de la ocupación", en alusión a Israel, atacó las inmediaciones de las zonas de Al Mayedia, Kafar Shuba, Al Abasiya y Al Uazani, en el sur del territorio libanés, considerado feudo del grupo chií. Una fuente militar libanesa explicó a Efe que se produjo además un disparo de proyectiles desde el sector Wazani a territorio israelí, aunque no está claro si ese ataque fue efectuado desde el lado libanés de la frontera. El Ejército israelí informó de que un convoy militar fue atacado desde territorio libanés en las disputadas granjas de Chebaa, ocupadas por Israel, un acto reivindicado por Hizbulá. 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha lamentado en Twitter la muerte del soldado. "Mi más profundo pesar por el fallecimiento del militar español en Líbano. Mi afecto y condolencias a su familia y compañeros", ha publicado Rajoy en su cuenta de la red social, confirmando la trágica noticia.

Poco después, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, anunció que España ha pedido a la ONU una investigación sobre la muerte del soldado, que se ha producido -ha dicho- en un ataque israelí en respuesta a otro de Hizbulá. El ministro ha confirmado que el ataque en el que ha fallecido el militar español se ha producido hacia las 11.25 de la mañana y que las autoridades israelíes han trasladado al Gobierno sus condolencias y disculpas por lo sucedido. El militar fallecido forma parte del contingente de 580 militares españoles desplegado en el Líbano, encuadrados en la operación FINUL de Naciones Unidas.

Israel, ha señalado García-Margallo, ha respondido a un ataque previo de Hizbolá contra un convoy israelí, con el lanzamiento de hasta treinta granadas de artillería. García-Margallo ha añadido que la zona donde se ha producido el ataque está bajo responsabilidad española y es una de las cinco que tiene encomendadas la misión de la ONU.

Evacuado

El soldado, ha dicho el ministro, ha sido inmediatamente evacuado por un equipo medico hasta la base Miguel de Cervantes situada en Marjayún, a unos 40 kilómetros de la frontera con Israel, aunque no se ha podido hacer "nada por salvar su vida".

Por su parte, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ha lamentado la muerte del militar español y ha puesto en valor la voluntad de España de ayudar a la paz en Oriente Medio y su colaboración con la ONU. Mistura ha asegurado que es necesaria "una investigación pronta" de lo sucedido y ha recordado los problemas y tensiones que existen en la región y el ataque que sufrió recientemente Siria. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba