Nacional

Societat Civil se va de ruta por Cataluña para desmontar las 'virtudes' de la secesión

Societat Civil Catalana, la entidad privada que defiende la concordia de todos los catalanes en el actual marco constitucional, ha iniciado de aquí a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre una “ruta” por los municipios catalanes más independentistas.

Josep Ramon Bosch, presidente de SCC.
Josep Ramon Bosch, presidente de SCC. EFE

La entidad privada Societat Civil Catalana, que no cuenta con ninguna ayuda ni apoyo mediático por parte de la Generalitat ni de los medios privados catalanes, está decidida a dar a conocer los argumentos perjudiciales para los catalanes a nivel económico que a su juicio tendría una hipotética independencia de Cataluña. La entidad ha confirmado a Vozpópuli que hasta el próximo 27 de septiembre los dirigentes de la asociación, encabezados por su presidente Josep Ramón Bosch, van a reunirse con “empresarios de pequeñas, medianas y grandes empresas y patronales catalanas” para entregarles un documento actualizado que desmonta los “mitos” económicos que tanto Convergència Democràtica, como su presidente Artur Mas y ERC prometen a los catalanes.

En los últimos días tanto Mas como el líder de ERC, Oriol Junqueras, han asegurado que si Cataluña se separa del resto de España se reducirá el paro “a niveles de países como Dinamarca y se podrán pagar las pensiones de forma normal porque una Cataluña independiente estará al mismo nivel que los estados más ricos de Alemania, como Baviera”.

Actos en Mataró, Sant Cugat, Manresa, Lleida, Tarragona…

Frente a estos argumentos de los independentistas, Societat Civil Catalana no quiere quedarse cruzada de brazos y ha iniciado una ruta para explicar los perjuicios económicos de una hipotética secesión –en base a una declaración unilateral de independencia si ganan las elecciones CDC, ERC y la CUP-. Para ello, la entidad y su presidente van a reunirse con agrupaciones locales de la asociación y con empresarios “de todos los sectores productivos” en aquellas zonas de Cataluña donde predomina más el discurso independentista.

Las ciudades que van a visitar son Mataró, Sant Cugat, Lleida, Manresa, Tarragona, Sabadell, Terrassa y municipios del “cinturón rojo de Barcelona” y de las comarcas limítrofes con Girona. El informe de la entidad cuenta con el aval del vicepresidente primero de Societat Civil Catalana, Joaquim Coll; el responsable de la sectorial de economía de la asociación, Ferran Brunet; Francesc Granell, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona; y Ángel Ubide, miembro del Peterson Institute for International Economics de Washington (EEUU).

El comercio entre España y Cataluña se vería afectado un 45%

Las conclusiones del informe –que fue presentado el año pasado- incluyen datos sobre la afectación al comercio de Cataluña, que se vería perjudicado en un 45% con el resto de España, un 25% con el resto de la Unión Europea y un 20% con el comercio del resto del mundo. La situación que se viviría en Cataluña sería la de la deslocalización y escisión de empresas en todos los ámbitos, una situación, en palabras de Coll, que nos debería llevar a preguntarnos “si la independencia nos interesa”. A corto plazo Cataluña perdería unos 447.000 empleos y la tasa de paro se situaría en torno al 34%, una situación que llevaría a aumentar el déficit de la seguridad social hasta los 5,5 millones de euros (actualmente está en los 2,7 millones de euros).

El déficit de una Cataluña independiente: 10,3% del PIB

Con esta situación, las arcas de la Generalitat de Cataluña se verían notablemente afectadas. Así, el déficit se situaría en el 10,3% de su PIB y la deuda se iría hasta el 118% del PIB. Una situación, según recoge el informe de Societat Civil Catalana, que llevaría a la Generalitat a la quiebra técnica con el cese de algunos servicios sociales y el pago de las pensiones. El estudio también recoge que los bancos con sede central en Cataluña sufrirían la huída de depósitos y un corralito.

Cataluña debería crear una moneda propia o arriesgarse a seguir utilizando el euro sin capacidad de influencia sobre el mismo y sin tener voz en el Banco Central Europeo”, afirman en la entidad. Una Cataluña fuera de España y, por consiguiente, fuera de la UE supondría, además, la pérdida de unos 500 millones de euros en ayudas directas, sobre todo con destino al campo catalán.

Al margen de esta ruta por los municipios donde ha calado más el mensaje independentista, Societat Civil Catalana presentará el próximo 16 de julio en Barcelona el libro de dos de sus colaboradores y que también propone un discurso distinto al de los independentistas. El vicepresidente de la entidad Joaquim Coll, junto con los escritores Juan Arza y Manuel Cruz presentarán en Barcelona la obra “Cataluña, el mito de la secesión” en la que se desmienten una serie de “teorías adoptadas por los nacionalistas y que no son ciertas”, según la entidad, en distintos ámbitos como el económico, el histórico y el político, entre otros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba