Nacional

El expresidente de la patronal asturiana, condenado a 18 meses de prisión por fraude fiscal

El Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo condena a Severino García Vigón, expresidente de FADE y de la Cámara de Comercio de Oviedo, a pagar 284.939 euros de multa y a sus dos hijos 196.162 como cooperadores necesarios en dos de los tres delitos cometidos por su padre.

Severino García Vigón
Severino García Vigón Europa Press

El Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo ha condenado a 18 meses de prisión y al pago de multas por 284.939 euros por fraude fiscal al expresidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) y de la Cámara de Comercio de Oviedo, Severino García Vigón, al cometer tres delitos contra la Hacienda Pública por el impago del IVA en los ejercicios 2009, 2010 y 2011.

La sentencia también condena a cada uno de sus hijos Pablo y Miguel a doce meses de prisión y al pago de multas que suman 196.162 euros como cooperadores necesarios en los dos primeros delitos y como autores del tercero de ellos, el del ejercicio 2011. Asimismo, fija para García Vigón y sus dos hijos, que afrontaban una petición del fiscal de tres años de cárcel, una indemnización conjunta a Hacienda, que ya está satisfecha, de 569.879,10 euros, el mismo importe de las cuotas defraudadas en los tres ejercicios, según recoge Efe.

La sentencia explica que una de las "vías defraudatorias" consistió "pura y simplemente" en dejar de declarar e ingresar "una parte importante del IVA"

La sentencia se ha hecho pública dos meses después de la celebración de la vista oral, en la que el propio García Vigón se declaró como único responsable del fraude fiscal por el impago de parte del IVA en los años 2009, 2010 y 2011 en su empresa Enastur, distribuidor oficial de gas de Repsol Butano. El empresario, que trató de exculpar de responsabilidad a sus hijos, justificó su actuación para dar prioridad al pago de los salarios del medio centenar de trabajadores de la empresa ante su difícil situación, aunque admitió que fue una decisión errónea.

La sentencia explica que una de las "vías defraudatorias" consistió "pura y simplemente" en dejar de declarar e ingresar "una parte importante del IVA" que resultaba de las operaciones reflejadas en los libros contables y de registro de la empresa, un método con el que se defraudaron 519.000 euros en tres años.

La apertura de este procedimiento penal llevó a García Vigón, que llevaba 18 años al frente de los empresarios asturianos, a dimitir como presidente de la patronal en noviembre de 2013 y como presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo en marzo de 2014.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba