En el PP se considera misión imposible desalojar a Paulino Rivero de la presidencia de esta comunidad

Soria teme que Rajoy le castigue mandándole a Canarias como candidato en las elecciones de 2015

La forma en la que el Gobierno ha torcido los planes del ministro de Industria para aliviar el déficit de tarifa eléctrica en 2013 ha dejado secuela. José Manuel Soria teme que en los movimientos que el PP tiene pendientes hasta 2015 le impongan ir de nuevo como candidato a la presidencia de Canarias, cortando su vuelo en la política nacional.

Las opiniones dentro del PP están repartidas entre quienes opinan que José Manuel Soria ha quedado desautorizado por la forma en que el Gobierno ha renunciado a última hora a financiar los costes del sistema eléctrico vía Presupuestos y quienes consideran que ha sido una desaprobación compartida que no solo afecta al ministro de Industria, teniendo en cuenta que el crédito de 2.200 millones de euros que ahora corresponde costear al sector pasó por la Comisión Delegada, el Consejo de Ministros y, finalmente, el Parlamento.

En el PP se recuerda que la financiación de los costes del sistema eléctrico a través de los Presupuestos pasó por la Comisión Delegada, el Consejo de Ministros y el Parlamento

Según fuentes del PP, Soria es uno de los ministros que se mantiene más atento a los movimientos que deberá realizar Mariano Rajoy en el partido y, quizás, en el Gobierno según se acerquen las elecciones europeas y las autonómicas y locales de 2015. El ministro teme que el presidente le castigue mandándole de nuevo a Canarias como candidato con el fin de resolver los problemas a los que se enfrenta el PP en esta comunidad para encontrar un cartel de peso.

Las islas están gobernadas desde hace casi 30 años por Coalición Canaria, bajo esta u otra marca, y su actual presidente, Paulino Rivero, gestiona ahora la Comunidad en alianza con los socialistas, que disponen de la vicepresidencia y de tres consejerías. En los procesos electorales donde el PP fue la lista más votada, con Soria al frente (2011), y en los que el triunfo fue para el PSOE (2007), en la etapa de Juan Fernando López Aguilar, siempre acabó en la presidencia alguien de Coalición Canaria, una experiencia que lleva a Soria a preferir cualquier otro destino –una embajada, el Parlamento de Estrasburgo…–, antes que someterse de nuevo a una experiencia que, en el mejor de los casos, le colocaría como segundo de a bordo en un Gabinete de coalición, aseguran fuentes de su partido.

Después del triunfo de Soria (PP) y de López Aguilar (PSOE) en las islas, siguió gobernando Coalición Canaria

Dentro del PP canario hay un sector que comparte con los socialistas la necesidad de acabar con la era de Coalición Canaria en las islas alcanzando un acuerdo de gobierno entre los dos grandes partidos nacionales, pero hoy por hoy, aseguran fuentes del PSOE, este es un escenario que roza la política ficción. Recientemente, Paulino Rivero ofreció una conferencia durante uno de los desayunos que tanto se frecuentan en Madrid y su presentador no fue otro que Alfredo Pérez Rubalcaba. Una imagen vale mal que mil palabras, aseguran fuentes parlamentarias, para evidenciar que el PSOE y su líder en particular se conforman con seguir como convidados de piedra en un Gobierno autonómico que maneja un presupuesto cercano a los 6.300 millones de euros.

Canarias ha sido durante casi tres décadas una mesa redonda con tres sillas. En una de ellas siempre se ha sentado Coalición Canaria, una razón de peso para que Soria no quiera dejar la política nacional”, concluyen fuentes del PP comprensivas con los temores del ministro de Industria.

En las filas del PP se mantiene que el ministro de Industria preferiría ir a una embajada o a las listas del Parlamento de Estrasburgo antes que volver a ser candidato del partido en su tierra

La ofensiva contra Soria en el Parlamento la encabeza de momento el PSOE. Este martes reclamó su dimisión o su cese inmediato con el argumento de que se ha llevado por delante “la escasa credibilidad que le restaba en política energética”. El panorama que describen los socialistas coincide bastante con el que perciben algunos altos responsables de las compañías afectadas: “La política energética en nuestro país está en estos momentos en una situación calamitosa tras dos años de despropósitos que se traducen hoy en unos precios de la electricidad descontrolados, un déficit de tarifa desbocado y todo el sector en auténtica caída libre”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba