Nacional

Santander y BBVA: "no ampliaremos capital, mantendremos el dividendo y cumpliremos con la EBA"

Santander ha presentado sus resultados del tercer trimestre y además ha comunicado que alcanzará el 10% de core capital en junio del año que viene, “sin necesidad de ampliar capital y manteniendo la política de dividendos”. Por su lado, la contabilización de la deuda pública a precios de mercado tendrá un impacto de 1.500 millones de euros en los recursos propios de la entidad, según ha manifestado de manera oficial el banco.

Santander tenía unas necesidades de recapitalización de acuerdo a las nuevas exigencias de la EBA de algo más de 14.000 millones de euros, de los que hay que restar 7.000 millones en bonos convertibles.

Por su lado, BBVA también ha realizado una presentación hoy en la que ha señalado que de los 7.100 millones precisados para reforzar su solvencia de acuerdo a los nuevos requerimientos, en el tercer trimestre han obtenido 800, por lo que la cifra baja de manera automática a 6.300. Esa cantidad restente confía en obtenerla sin apelar al mercado manteniendo un crecimiento orgánico, que le aportaría 2.600 millones según sus cálculos, así como mediante la optimización de los Activos Ponderados por Riesgo (APR) y la gestión de la cartera de deuda, donde calculan unas plusvalías latentes de 7.500 millones de euros.

En la presentación, sin embargo, sí han dejado abierta la posibilidad a ampliar capital o apelar al mercado en el caso de hacerse con la CAM. “Este nuevo marco no perjudica el proceso de compras del sector financiero”, han afirmado en BBVA.

Banco Popular, que aparentemente era la entidad más perjudicada por las nuevas necesidades de recapitalización, ha declarado mediante hecho relevante a la CNMV que las exigencias recién hechas públicas "no merman la actividad, ni los planes futuros" de la entidad, ni "los planes anunciados tras la OPA sobre Banco Pastor. Banco Popular descarta la percepción de ayudas públicas". 

Así, contemplan capitalizar los 2.362 millones de euros exigidos mediante 1.191 millones de euros de obligaciones necesariamente convertibles en acciones emitidas en 2009 y 2010 y contabilizadas de forma efectiva en el balance. Además, otros 508 millones a través de la extensión del programa “Dividendo Popular” (scrip dividend). Por último, con mejoras por reducción de APR, evolución de modelos y "otras medidas de generación orgánica de capital".

Mientras tanto, en Banco Sabadell, han mostrado tranquilidad sobre los 175 millones que les corresponde reforzar, añadiendo su intención de elevar sus ratios de capital hasta cifras de 'banco sistémico', aunque no lo sean.

Razonablemente

El Banco de España aseguró que las cinco entidades españolas afectadas por los nuevos requerimientos de solvencia que ha impuesto la Unión Europea podrán "alcanzar razonablemente" el 9 % de capital principal en julio de 2012 por méritos propios y sin necesidad de acudir a ayudas públicas.

En un comunicado, el organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez recordó que los 26.161 millones que la Autoridad Bancaria Europea calcula que necesitan el Santander, el BBVA, el Popular, Bankia y La Caixa es una cifra "provisional" y que los cálculos definitivos "sólo se podrán hacer hacia mediados de noviembre". 

Será entonces cuando las entidades habrán publicado sus resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año, con su exposición a la deuda soberana a fecha 30 de septiembre.

No obstante, el Banco de España destacó que "de la información ofrecida por las entidades se desprende que aspiran a cumplir los requisitos marcados mediante su propia capacidad de generación de capital, y que entienden que no es necesario que el sector público entre en su accionariado".

El Banco de España recuerda que las cinco entidades le deberán presentar antes de final de año sus planes de cumplimiento de las nuevas exigencias de capital, cuyos objetivos "se pueden alcanzar razonablemente".

Los cinco grandes entidades financieras españolas tendrán que recapitalizarse con 26.161 millones de euros para cumplir con los nuevos requerimientos de capital de la Unión Europea; un esfuerzo económico que sólo será superado por Grecia, con 30.000 millones de euros.

De esta manera, la banca española se convierte en la más perjudicada por las exigencias de solvencia, ya que tendrán que generar el 25 % de los 106.447 millones de euros exigidos para todas las entidades europeas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba