Nacional

Roures deja caer Público: el diario cierra y pone en venta la web

Público anunció este viernes su cierre, algo más de medio año después de que sus dueños, Jaume Roures y Tatxo Benet, retiraran sus avales personales justo antes de firmar un crédito que hubiera garantizado la continuidad del diario. Este hecho, confirmado por fuentes financieras, ha marcado el proceso de búsqueda de inversores dispuestos a inyectar entre 6 y 9 millones de euros para salvar el rotativo.

Público anunció este viernes su cierre, algo más de medio año después de que sus dueños, Jaume Roures y Tatxo Benet, retiraran sus avales personales justo antes de firmar un crédito que hubiera garantizado la continuidad del diario. Este hecho, confirmado por fuentes financieras, ha marcado el proceso de búsqueda de inversores dispuestos a inyectar entre 6 y 9 millones de euros para salvar el rotativo.

El miércoles 22 de febrero, Vozpopuli adelantó que los mexicanos que controlan el periódico de izquierdas La Jornada retiraron su intención de invertir en Público justo en la cuenta atrás para presentar al administrador concursal un socio. "Roures quería cerrar el trato ya, pero los mexicanos querían más tiempo", mantienen fuentes del sector que aseguran que la inversión que ofrecían era menor a la exigida. Roures, además, ha tratado con otros interesados de España y Chile, pero las aportaciones y la posibilidad de acuerdo eran mucho menores.

Prácticamente ya transcurrido plazo dado por la administración concursal -el 11 de marzo debía estar lista la resolución- ha sido imposible captar dinero y la compañía “se ve obligada" a cesar la edición impresa del periódico. Mediapubli, editora del rotativo, informa de que esta medida no afecta a la edición digital que continuará con su actividad. En ella trabajan una docena de trabajadores que mantendrán su puesto de trabajo, al igual que un grupo de redactores por determinar para nutrir de contenidos la página, así como profesionales en puesto de administración. La intención de Roures es vender la cabecera web para destinar el dinero al pago de deuda. Al parecer, tienen el visto bueno del administrador.

Periódico en blanco como protestaLa intención de la empresa era que el domingo 26 se publicase la última edición, pero los trabajadores han decidido por amplia mayoría no continuar trabajando. Los ánimos de la redacción "están por los suelos" y en asamblea han votado no sacar a la calle un producto que no estuviera al nivel habitual del rotativo. Incluso, según fuentes internas, se ha barajado sacar este sábado el periódico en blanco. Al parecer, la rotativa y el papel se estaban pagando semanalmente, por lo que sin problemas podrían tirar las dos ediciones de este fin de semana. La idea inicial era que en el ejemplar en blanco estuvieran escritos los nombres de todos los que han trabajado o colaborado este tiempo. La Dirección, no obstante, ha echado balones fuera y lo ha dejado en manos de los gestores, hecho que ha terminado con la posibilidad.

La decisión de cierre de Público no afecta a La Voz de Asturias. Este periódico también editado por Mediapubli "proseguirá su actividad" tanto en papel como en Internet, ya que el límite para la búsqueda de inversores ha sido ampliado de acuerdo con la administración concursal. Los costes del proyecto son menores a los del rotativo de tirada nacional, tal y como reconocen fuentes cercanas a Público.

Fondo de Garantía SalarialSegún aseguran fuentes del periódico, Roures se comprometió con la plantilla a que pagaría las indemnizaciones para no tener que recurrir al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). La intención de la empresa es presentar el lunes un expediente de extinción que afectará a la mayoría de sus 110 profesionales. El lunes comienza la negociación laboral. Los trabajadores confían en que la empresa sea "generosa" y consecuente con la crítica directa que ha hecho en los últimos días a través de Público a la reforma laboral que abarata el despido. Si es necesario que Roures "venda un cuadro".

Cabecera "viva" en el mundo digitalLa Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE, compuesta por más de 70 cabeceras de pago, ha puesto de manifiesto “que lamenta profundamente el cierre de la edición impresa”. En un comunicado la organización ha aseverado que el “cierre supone la desaparición de una voz de la libertad de expresión y representa una pésima y triste noticia para todos aquellos que luchamos por mantener un sector periodístico dinámico, rico y plural”.

AEDE, no obstante, “se congratula” de que la edición digital del diario “se mantenga abierta, ya que a través de ella, esta cabecera se mantendrá viva” y no perderá el contacto con sus lectores”. La Asociación recuerda que los diarios han sabido trasladar su capacidad, prestigio y credibilidad impresos al nuevo mundo digital, y por tanto, en este sentido, los lectores podrán seguir disfrutando de la esencia de esta publicación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba