TRAS LA PISTA DE LA FORTUNA DEL EXTESORERO DEL PP

La cuenta suiza de la mujer de Bárcenas 'decepcionará' a Ruz: pocos datos, menos dinero

El juez está a punto de recibir de las autoridades de Berna la documentación sobre el depósito que la esposa del extesorero tuvo en el Lombard Odier de Ginebra. El entorno del político asegura que está vacío y que casi no tuvo movimientos.

Rosalía Iglesias, mujer de Bárcenas, sale de la Audiencia Nacional en una de sus últimas comparecencias ante el juez.
Rosalía Iglesias, mujer de Bárcenas, sale de la Audiencia Nacional en una de sus últimas comparecencias ante el juez. EFE

Poca información útil para la causa y menos dinero aún para embargar. La cuenta que Rosalía Iglesias Villar, la mujer de Luis Bárcenas, tuvo abierta a su nombre en el banco suizo Lombard Odier fue vaciada por el extesorero del PP poco después de saltar en febrero de 2009 el caso Gürtel y así ha permanecido desde entonces. El depósito, sobre el que el juez Pablo Ruz aún espera que las autoridades de Berna le remitan la información que les solicitó enuna comisión rogatoria del pasado mes de junio, está, de hecho, "vacío", según aseguraron a Vozpópuli fuentes del entorno del político ahora encarcelado, que añaden que el mismo fue utilizado poco por éste en los años que permaneció abierto. Estas mismas fuentes auguran que, por lo tanto, los papeles que remitan las autoridades helvéticas sobre la misma aportarán poca luz a los oscuros movimientos financieros de Bárcenas en el extranjero. El magistrado, sin embargo, no se fía de ello y, de hecho, en el auto en el que fijó recientemente la fianza civil para Rosalía Iglesias ya apuntó que la información que aporte Suiza puede hacer variar la cuantía de esta última.

Fuentes del entorno del extesorero aseguran que dicho depósito está prácticamente vacío y que el extesorero lo utilizó para mover cantridades 'modestas' frente a los 48,2 millones de euros que atesoró en otros depósitos suizos

La existencia de dicha cuenta fue conocida después de que Suiza remitiera a la Audiencia Nacional la información en su poder sobre las cuentas que el extesorero del PP tuvo abiertas durante años en la oficina de Lombard Odier en Ginebra a nombre de la fundación 'fantasma' Sinequanon y la empresa uruguaya Tesedul. Los movimientos de las mismas permtieron descubrir que las mismas habían tenido intercambios de fondos con otras abiertas en la misma entidad y que recibían los nombres de 'Obispado', 'Ranke' y 'Rosalía'. Esta última hacía referencia al nombre de pila de la esposa del político, también imputada en el 'caso Gürtel'. En concreto, aquellos documentos revelaban que el 16 de diciembre de 2007 Bárcenas transfirió a esta última desde una de las suyas la cantidad de 175.107 euros supuestamente para realizar una "compra de valores". En concreto, acciones de la empresa de viajes de lujo Sovereign.

Éste es el único movimiento de entrada del que tiene constancia hasta ahora la Justicia española sobre dicha cuenta, no así de salida. De hecho, la misma documentación ha permitido comprobar que quince meses más tarde el extesorero solicitó "enviar todos los activos de la cuenta de su esposa a la cuenta Obispado", según destacó un informe de la Agencia Tributaria del pasado junio que analizó la información remitida por Suiza. Una "ficha de contacto" elaborada por un empleado de la entidad financiera suiza así lo puso de manifiesto. Dicho documento revelaba que el 12 de febrero de 2009, sólo seis días después de producirse la primera detenciones del caso Gürtel, Bárcenas dio dicha orden por teléfono al banco a la vez que solicitaba que le preparasen todos los documentos para la apertura de una nueva sociedad fantasma (la uruguaya Tesedul) con la que abrir nuevas cuentas para ocultar allí los fondos ante el temor de que la investigación recién iniciada en España desvelase la existencia de los mismos.

"Desvincular los fondos de Rosalía"

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía añadió en un informe posterior un nuevo dato a este trasiego de dinero: 'Obispado' estaba, en realidad, abierta a nombre de Francisco Yáñez, un veterano empleado del área económica del PP y padre deIván Yáñez, el broker madrileño imputado en la causa como presunto testaferro del político encarcelado. Según los agentes autores del mismo, con aquel movimiento el extesorero quiso "transferir todos los activos de su esposa Rosalía sobre la cuenta Obispado [...] con el fin de poder desvincular los fondos de Rosalía y colocarlos en una posición de un tercero". Queda saber cuánto dinero fue finalmente transferido desde la cuenta de Rosalía a la del trabajador de Génova 13, aunque las fuentes consultadas aseguran que "no fue mucho" ya que las cantidades que cobijó dicho depósito fueron "modestas" en comparación con los 48,2 millones de euros que llegó a atesorar en otras cuentas bancarias en el país helvético.

Hasta ahora, la documentación remitida por Berna sólo ha revelado que Bárcenas utilizó la cuenta de su mujer para adquirir en 2007 un paquete de acciones de una empresa especializada en viajes de lujo

En este sentido, fuentes del entorno del extesorero consultados por este diario insisten que dicha cuenta "tampoco aportará grandes novedades" ni sobre el origen ni sobre el destino final del dinero de Bárcenas. Según las mismas, el extesorero del PP la utilizó para pocos movimientos y, cuando se produjeron las primera detenciones por la trama de corrupción en febrero de 2009, se apresuró a vaciarla. "Una de las obsesiones de Luis ha sido siempre mantener fuera del caso a su mujer y cuando saltó el caso Gürtel quiso eliminar cualquier rastro que la pudiera implicar. Él puso sus cuentas a nombre de [la empresa] Tesedul y dejó vacías la de su mujer. Así las ha mantenido hasta ahora", aseguran desde el entorno del ahora preso. La documentación que remitan las autoridade suizas confirmará o no dichos extremos.

En ella, las autoridades suizas deben facilitar al juez Ruz no sólo datos muy precisos sobre dichos movimientos de dinero, sino también sobre otros activos financieros que hubieran existido relacionados con la misma, como cajas de seguridad y tarjetas de crédito. Sobre estas últimas, la documentación remitida por Suiza en junio ya señalaba que en diciembre de 2008 el propio extesorero acudió a las oficinas de la entidad bancaria a recoger documentación sobre éstas últimas ligadas a la cuenta de su mujer. La información también destacaba la presencia de la propia Rosalía Iglesias en dos de las visitas de Bárcenas al banco suizo en octubre de 2005 y junio de 2007. Una presencia a la que el propio extesorero y su mujer quisieron quitar relevancia en sus declaraciones en la Audiencia Nacional. El primero, asegurando que ella se quedaba fuera del despacho donde él se reunía con los empleados del Lombard Odier. La segunda, afirmando que se limitaba a firmar la documentación que su marido le pedía sin leer tan siquiera su contenido. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba