ENTREVISTA CON LA PORTAVOZ NACIONAL DE UNIÓN, PROGRESO Y DEMOCRACIA (UPYD)

Rosa Díez contesta a Pablo Iglesias: su escrache fue "un atentado contra la libertad de expresión"

Defiende, tras la irrupción de Podemos, que su partido "hace política con rigor y seriedad, sin alharacas" ni "fuegos artificiales". "Ahora toca revisar la Constitución, adaptarla y corregir sus disfunciones", subraya. A su juicio, "el bipartidismo es el síntoma de una democracia deteriorada, de baja calidad, donde las instituciones están parasitadas por el 'establishment' político".

Las pasadas elecciones europeas generaron en UPyD un sentimiento agridulce, ya que subió en respaldo pero perdió la corona del voto por la regeneración, de la penalización a los partidos tradicionales. Podemos, la gran sorpresa, le arrebató esta aureola. En la formación magenta se han encendido más de una alarma, pero el mensaje hacia fuera es claro: el apoyo alcanzado hasta ahora les reafirma en "seguir librando la batalla" contra el "tinglado" montado por PP y PSOE. Su portavoz y alma máter, Rosa Díez, analiza aquí el panorama que deja el 25-M y lo hace con una consigna: "Somos más necesarios que nunca".

-Su partido ha conseguido en las últimas elecciones europeas 564.128 votos más que en 2009 (entonces fueron 451.866) y ha cuadruplicado su número de escaños. Sin embargo, la sensación que tiene la opinión pública es que UPyD ha cosechado unos números muy discretos, incluso hay quienes hablan de fracaso. ¿Se han cumplido sus expectativas? ¿Qué le diría a esos que pretenden desmoralizarle?

Unión, Progreso y Democracia ha superado su mejor resultado histórico, obteniendo un 1,8% más que en las últimas elecciones generales de noviembre de 2011. Pero no sólo eso: nuestro partido ha subido en todas y cada una de las comunidades autónomas, situándonos en más de la mitad de ellas por encima del 8,5% de los votos, -en Madrid por encima del 10,5 % y en Murcia el 9,5%-, lo que nos consolida definitivamente, no sólo por vocación, como un partido inequívocamente nacional. Y todo ese respaldo y evolución lo hemos conseguido sin dejar de ser un partido que hace política con rigor y seriedad, sin alharacas, proponiendo cambios radicales a fondo y de fondo, con respeto a la ley y a las instituciones.

Nos parece un resultado muy esperanzador para quienes, como nosotros, apuestan por la regeneración de la democracia y por unas instituciones más transparentes y más eficaces, que rindan cuentas ante los ciudadanos y que funcionen.

Cuando nacimos nos dijeron que no teníamos nada que hacer, que no sacaríamos ni un diputado. Después afirmaron que no cumpliríamos cuatro años. Y aquí estamos, construyendo una alternativa solvente y seria, sin fuegos artificiales, con sólidos cimientos. La que España necesita. Ni nos desanimamos ni confundimos la opinión pública con la opinión publicada. Somos más necesarios que nunca.

-UPyD ha sido desplazada a cuarta fuerza política en Madrid con la irrupción de Podemos y su mensaje contra la 'casta'. ¿Ha pasado UPyD a ser la princesa destronada de la lucha contra el bipartidismo? ¿Le ha superado el partido de Pablo Iglesias en abanderar la nave antiPP-PSOE?

El bipartidismo es el síntoma de una democracia deteriorada, de baja calidad, en la que las instituciones están parasitadas por el establishment político. Es el sistema lo que hay que cambiar, garantizando la independencia entre poderes y la pluralidad política. De nada serviría echar a PP y PSOE y mantener una ley electoral injusta, una justicia politizada, unos órganos de control y reguladores parasitados por las fuerzas políticas…

"De nada serviría echar a PP-PSOE y mantener una ley electoral injusta o una justicia politizada"

La regeneración de la democracia no es mandar a PP y PSOE a su casa; la regeneración de la democracia significa que las instituciones funcionen, que haya transparencia, dación de cuentas, leyes contra la corrupción y contra el fraude… Y eso, evidentemente, no lo pueden liderar quienes han montado este tinglado. Nosotros venimos liderando esa batalla y la seguiremos librando. No sobra nadie en ella. Si es que se apuntan, vaya.

-Pablo Iglesias y sus chicos boicotearon una conferencia suya en 2010 en la Universidad Complutense. El líder de Podemos ha negado que se tratase de un "escrache" y habla de "debate". ¿Qué le parece aquello viéndolo con la retrospectiva de que quienes le acosaron entonces se sientan hoy en el Parlamento europeo?

Pues me parece hoy lo mismo que me pareció entonces: un atentado contra la libertad de expresión, incompatible con una democracia e inaceptable en cualquier lugar, máxime en una universidad.

-¿Conseguirá UPyD no coincidir con CiU-PNV en el grupo parlamentario de ALDE, los liberales-demócratas europeos, o podría quedarse fuera del mismo para no compartir espacio con los nacionalistas?

Tanto Francisco Sosa Wagner como yo misma hemos insistido durante la campaña en que los eurodiputados de UPyD sólo estarán integrados en un grupo de firmes convicciones europeístas, que defienda una Europa más sólida, más eficaz y más democrática. Y, por supuesto, que se comprometa expresamente en defender la integridad territorial de los Estados miembros.

-¿Repetirá Luis de Velasco como candidato de UPyD a la Asamblea de Madrid la próxima primavera? ¿Hay más nombres en la recámara?

En nuestro partido se eligen a los candidatos, como es sabido, en un proceso de primarias en el que pueden participar todos los afiliados y simpatizantes. Desde que nacimos hemos celebrado casi quinientos para elegir a todos los cabezas de lista y también a los órganos de dirección. O sea, cuando se abra el proceso de primarias, todos los afiliados podrán presentar su candidatura, sin aval ninguno. O sea, que hay miles de nombres en la recámara, tantos como afiliados.

-En Cataluña, UPyD también ha subido y ha duplicado votos, pasando de 15.720 en 2009 a 32.618. Sin embargo, su partido ha quedado por debajo de Podemos y Ciudadanos. ¿ A qué achacan estos resultados? ¿Por qué no termina de despegar UPyD para capitalizar el voto constitucionalista en Cataluña?

Los partidos nacionales tienen siempre un resultado muy por debajo de la media en las comunidades autónomas en las que existe fuerte presencia de partidos nacionalistas. Si les pasa a los partidos que tienen toda una historia y poder institucional a cuestas, nosotros no íbamos a ser una excepción. Trabajo, constancia y compromiso cotidiano es la respuesta que damos también en Cataluña. Y coherencia. Las bases sólidas, como los cimientos de una casa, no se hacen de la noche a la mañana. Pero cuando se ha construido bien, los huracanes pasan de largo.

-UPyD se niega a revisar la Constitución para acomodar a Cataluña en España. Y Rajoy ha dicho que está abierto a dialogar sobre un eventual cambio en la Carta Magna en este sentido. ¿Ve al Gobierno pagando algún peaje para calmar las ansias del nacionalismo y ralentizar así los tiempos del proceso independentista?

UPyD ha planteado desde que nacimos una propuesta de reforma de la Constitución para responder a los problemas de los ciudadanos de la España del siglo XXI. Para eso, y no para acomodar a nadie. Porque no es el “acomodo de Cataluña”, sino el de los nacionalistas el que algunos parecen perseguir. Hay que dar respuesta a los problemas derivados de un modelo agotado, de una Constitución que ha dado de sí todo lo que podía esperarse. Y que ha cumplido, con notable éxito, sus objetivos principales: construir y consolidar la democracia en España. Ahora toca revisarla, adaptarla y corregir sus disfunciones.

Nuestro modelo es federal, nos parece el mejor para España. Una alta descentralización política -que por cierto ya tenemos- pero dentro de un modelo cerrado en la propia Carta Magna, con distribución competencial tasada entre las distintas administraciones y con una cara prevalencia de la “ley federal”.

"Sólo con suprimir las diputaciones podríamos ahorrarnos 6.000 millones de euros al año"

También creemos que el Estado, precisamente para lograr el objetivo de la igualdad, la cohesión y la justicia, ha de ser competente en materias tales como la Educación, la sanidad o los servicios sociales. De forma que quien proclama derechos esenciales para todos los ciudadanos, tenga en su mano los instrumentos para hacerlos efectivos en condiciones de igualdad, al margen de la parte de España en que residan los ciudadanos.

 -¿En qué se diferencian el federalismo por el que apuesta el PSC y el modelo de Estado federal que propugnan ustedes?

Creo que la respuesta anterior contesta esta pregunta. Lo que el PSOE plantea, además de ser una quimera -nada más contrario al federalismo que el nacionalismo-, es como pensar que el hambre del tigre se puede colmar con hierba (solo la comen para purgarse); es en el fondo un modelo confederal, manteniendo privilegios inviables e indefendibles. Nosotros queremos suprimir el concierto vasco y el aforamiento navarro, no montar un sistema fiscal similar -aunque le llamemos de otra forma- en Cataluña.

-Su propuesta para la despolitización de la Justicia es la más nítida que hay en el arco parlamentario y, si me apura, fuera de él. ¿Esta iniciativa está condenada al fracaso por la mayoría PP-PSOE o puede ir cosechando pequeñas pero importantes conquistas en el 'establishment' actual?

Más bien pronto que tarde ese nudo también lo desenredaremos. Lo que es necesario, es posible. Y la situación actual es insostenible. Algunas cosas ya hemos conseguido, reformas del Código Penal como la obligación de dimitir de los cargos aunque la sentencia por prevaricación no sea firme; o la responsabilidad civil de los partidos políticos; o la revisión de la ineligibilidad en los supuestos de juicio oral abierto por delito de corrupción… Ciertamente que les hemos llevado del ronzal… Pero así será con todo. Porque como dije: lo necesario siempre es posible.

-¿Qué le parece el plan anunciado por Rajoy y dotado de 6.300 millones de euros para relanzar la economía? ¿Ve oportunismo político tras el 25-M y poca autocrítica en las filas populares tras su caída en las europeas?

Cuando veamos el anunciado Plan nos pronunciaremos. Con este Gobierno, aun estando publicado en el BOE, hay que esperar cualquier cosa, así que cuando lo veamos, lo analizaremos y daremos nuestra opinión y nuestras alternativas. Pero sólo con que suprimiera las diputaciones podríamos ahorrarnos 6.000 millones de euros al año… ya llevaríamos 12.000 que podría haber invertido, sin subir impuestos ni poner tasas, en relanzar la economía, en Educación, en sanidad, en prestaciones por desempleo, en coberturas sociales, en políticas contra la pobreza infantil, la malnutrición, etcétera.

-¿Ha llegado la hora de que el Ejecutivo baje los impuestos (y pienso sobre todo en el IRPF) al ciudadano medio?

Pues sí que ha llegado, hace mucho, la hora de que los que pagan menos de lo que debieran, paguen lo que les corresponde; de que los defraudadores dejen de ser amnistiados; de que los que pagan más de lo que deben, paguen lo justo; de que los que eluden, dejen de hacerlo… Y como lo pensamos así, hace ya dos meses que hemos presentado una propuesta integral de reforma fiscal, que se puede encontrar en nuestra página web.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba