EL CERCO JUDICIAL AL EXVICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO

El caso Rato se aleja de la Audiencia Nacional: el juez Andreu sopesa rechazar la causa

El magistrado, instructor del 'caso Bankia', ya ha manifestado en privado su intención de no asumir la investigación por la denuncia contra el exvicepresidente del Gobierno por los delitos de fraude fiscal, alzamiento de bienes y blanqueo. Coincide con Anticorrupción en que no es competente. 

Rodrigo Rato
Rodrigo Rato EFE

Dos jueces y un único sumario: el del 'caso Rato'. Áún no está claro qué magistrado se hará cargo de la instrucción de la causa abierta contra el exvicepresidente del Gobierno. O Fernando Andreu, titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 y responsable del 'caso Bankia', o su colega de Plaza Castilla Antonio Serrano-Arnal, máximo responsable del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid. Éste último ya ha dejado claro en un auto de inhibición que él no la quiere. Andreu aún no ha tenido ocasión de pronunciarse, pero ha hecho saber a sus colaboradores que él no se considera competente y que, por tanto, lo rechazará si llega a su despacho. La posición de la Fiscalía Anticorrupción abiertamente contraria a que salga de los juzgados ordinarios de Plaza Castila apunta a que será el juez Serrano quien finamente debe asumir la causa. Aunque hasta ese punto aún queda un largo camino judicial que puede alargarse durante varias semanas.

En Anticorrupción critican que la primera decisión del juez Serrano en el 'caso Rato' haya sido inhibirse: "No le había dado tiempo ni a leerse la denuncia"

La denuncia contra el exvicepresidente del Gobierno de José María Aznar, presentada por la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Madrid por cinco delitos contra Hacienda, uno de blanqueo de capitales y otro de alzamiento de bienes, recayó el pasado viernes en el juzgado de Serrano-Arnal. El lunes, el juez de Plaza Castilla tomó su primera decisión y ésta fue, por sorpresa, la de inhibirse en favor del juez Andreu por la supuesta conexión del asunto con el 'caso Bankia', que investiga el magistrado de la Audiencia Nacional y en el que ya está imputado Rodrigo Rato. "No le había dado tiempo ni a leerse la denuncia", critican desde Anticorrupción, que ha presentado un recurso contra dicho auto.

La Fiscalía sostiene que los hechos denunciados no son competencia de este órgano judicial. Para ello, esgrime que no son susceptibles de "ocasionar grave repercusión en el tráfico mercantil, en la economía nacional, ni a una generalidad de personas", factores que sí supondrían la intervención de la Audiencia Nacional. Además, considera que a los efectos del delito de blanqueo sería necesario asegurar que ha sido cometido en el extranjero. "Cosa diferente", advierten desde la Fiscalía, sería que del avance de la instrucción de determinara la existencia de un infracción penal que sí fuera competencia de la Audiencia Nacional.

"Sin conexión"

En todo caso, la clave para dilucidar si el caso Rato es competencia de uno u otro juzgado se encuentra en la existencia o no de una conexión de éste con el 'caso Bankia'. La Fiscalía Anticorrupción considera en un recurso de apelación interpuesto ayer contra el auto dictado por el Juzgado de Instrucción número 31 solicitando la inhibición, que la acumulación de las diligencias en la Audiencia Nacional "no está justificada", pues no concurre esta condición prevista por ley.

El juez Andreu apoya la postura de la Fiscalía, que considera que los delitos de los que se acusa a Rato no son competencia de la Audiencia Nacional

Más allá de argumentos legales, Anticorrupción ha hecho una llamada al "sentido común". La Fiscalía entiende que es obvio que si en un proceso como el de Bankia, con multitud de imputados, se introdujera el caso Rato "la instrucción del procedimiento devendría inmanejable y, desde luego, carente de la eficacia que debe tener una investigación judicial". Por las supuestas irregularidades de la salida a Bolsa de la entidad financiera, el juez Andreu ha imputado a 33 personas, entre ellos el propio Rato, y el magistrado también ha asumido el procedimiento sobre las tarjetas black como una pieza separada, en la que el exdirigente gerente del FMI también está encausado junto a otros 77 exdirectivos de Caja Madrid. "Hay que huír de las macrocausas", insisten desde Anticorrupción. El magistrado de la Audiencia Nacional parece compartir dicha postura.

No obstante, el juez Andreu puede que no tenga que llegar a pronunciarse. En estos momentos la 'pelota' de la decisión está en la Audiencia Provincial de Madrid, que es la que deberá resolver en los próimos días el recurso de la Fiscalía contra el auto de inibición del juez Serrano. Sólo si diera el visto bueno a la decisión de este último, la causa llegaría a la Audiencia Nacional y entonces, sí, el magistrado debería pronunciarse con un auto para aceptar o no la causa y motivar su decisión. Fuentes de Anticorrupción ya han adelantado a este diario que si finalmente la causa llega al Juzgado Central de Instrucción número 4 presentará un nuevo recurso para que retornara a Plaza de Castillo. No obstante, se muestran confiados de que no será necesario.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba