Nacional

Los colectivos gays, de nuevo presentes en la recepción a 300 invitados de los reyes en Palma

Felipe VI y doña Letizia tomaron contacto con los más diversos sectores de la vida balear en una recepción sin precedentes en el Palacio de la Almudaina en la que los nuevos reyes optaron por un cóctel más informal que les permitió departir con sus invitados de pie y en pequeños grupos.

Los Reyes han recibido en La Almudaina a unos 300 invitados
Los Reyes han recibido en La Almudaina a unos 300 invitados GTRES

Felipe VI y doña Letizia, acompañados por la reina Sofía, han tomado contacto con los más diversos sectores de la vida balear durante una recepción sin precedentes en el Palacio de la Almudaina, donde han intercambiado impresiones con unos 300 invitados de todos los ámbitos de la sociedad de las islas, incluyendo de nuevo a organizaciones de voluntariado social.

Al igual que ocurrió en la recepción que ofrecieron en el Palacio de El Pardo de Madrid, también en esta ocasión se ha invitado a colectivos gais, que han estado representados en la Almudaina por Jan Gómez, de la asociación Ben-Amics, quien ha desplegado un simbólico abanico arcoiris para saludar a los reyes y a doña Sofía. Desde la asociación, que aglutina a gays, lesbianas y transexuales, aseguraron en la recepción que "la institución monárquica debe apoyar su causa". 

Junto a las autoridades políticas, judiciales, policiales y militares que acudían en años anteriores a las tradicionales cenas con la Familia Real en la Almudaina, los nuevos reyes han abierto esta noche las puertas del palacio a empresarios, sindicalistas, jóvenes, deportistas, entre los que se incluía el extenista Carlos Moyá, ONG y representantes del mundo académico, científico, cultural, como la escritora Carme Riera o el cantante de ópera Joan Pons, y de la comunicación.

Antes de entrar en el palacio para dar la bienvenida a sus invitados, Felipe VI, la reina Letizia y doña Sofía se han acercado al público que aguardaba su llegada ante la catedral tras las vallas de seguridad para dar la mano a decenas de personas que les aplaudían y vitoreaban.

Cóctel informal

Esta recepción, con la que desean reafirmar la cercanía y el compromiso de su reinado con la sociedad balear, cierra una jornada que, por la mañana, los nuevos reyes han dedicado a salir al mar en la lancha "Somni" para una excursión familiar con sus dos hijas y la Reina Sofía, los únicos miembros de la familia que permanecen en la isla después de que ayer la abandonara la infanta Elena y sus hijos.

Los colectivos gais reclaman que "la institución monárquica debe apoyar su causa"

El protocolo elegido en la Almudaina ha favorecido la comunicación con todos los invitados, ya que, tras saludarles uno a uno en el Patio de Honor, los reyes y doña Sofía han podido departir con ellos de pie, en pequeños grupos. Al igual que en las tradicionales cenas de los últimos veranos, han asistido las principales autoridades políticas del archipiélago, entre ellos el presidente balear, José Ramón Bauzá; la presidenta del Parlamento autonómico, Margalida Durán; la delegada del Gobierno en la Comunidad, Teresa Palmer, y el alcalde de Palma, Mateo Isern.

También han acudido los presidentes de los Consells de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera (María Salom, Santiago Tadeo, Vicent Serra y Jaume Ferrer, respectivamente), junto a autoridades militares, policiales y de protección civil del archipiélago, entre ellas el comandante general Casimiro Sanjuán.

En representación del mundo judicial, han saludado a los nuevos Reyes el presidente del Tribunal Superior de Justicia balear, Antonio Terrassa, y el fiscal superior de Baleares, Bartolomé Barceló.Respecto a los grupos políticos del Parlamento autonómico, han asistido los portavoces del PP balear y del PSIB, pero la coalición nacionalista MÉS ha declinado la invitación como protesta por lo que, según explicó ayer, considera un "blindaje" del proceso de abdicación por los grandes partidos, que "han robado la palabra al pueblo" sin permitirle pronunciarse sobre el modelo de Estado.

En el ámbito económico, los reyes han podido tomar contacto con representantes de las patronales y sindicatos, de las organizaciones de jóvenes empresarios y agricultores, de fabricantes de productos alimentarios con denominación de origen como el aceite, la sobrasada y la ensaimada y de los principales grupos turísticos baleares, como Gabriel Escarrer y Juan José Hidalgo.

Cruz Roja, Cáritas y Banco de Alimentos

Junto a científicos y responsables universitarios y de las Reales Academias regionales, don Felipe, doña Letizia y la reina Sofía han dado la bienvenida a ONG con las que han trabajado durante los últimos años en sus actividades institucionales en las islas.

Los alimentos y bebidas que han compartido los reyes con sus invitados eran netamente baleares

Así, no han faltado a la cita representantes de Cruz Roja, Cáritas y Banco de Alimentos, pero tampoco de los comedores sociales, el Proyecto Hombre, la Fundación Nazareth para la integración de menores y diversas entidades de ayuda a discapacitados, entre ellas la ONCE.

Los reyes han querido asimismo tomar contacto con la realidad de las distintas confesiones religiosas presentes en las islas, de modo que, además del obispo de Mallorca, Javier Salinas, han estado presentes representantes de las comunidades judía y musulmana y del Consejo Evangélico. El apoyo expreso a los jóvenes ha quedado de relieve en la conversación que han mantenido con dos de los tres estudiantes de Baleares que mejores notas obtuvieron en selectividad.

Rafa Nadal, ausente

Rafa Nadal ha disculpado su ausencia, si bien el mundo del deporte de competición ha estado presente con nombres como los también tenistas Carlos Moyá y Nuria Llagostera, el ciclista Joan Llaneras y la regatista María Bover, el invitado más joven, con solo 16 años.

Entre los cerca de trescientos asistentes se encontraban además figuras de la cultura balear como la escritora Carme Riera y editores y directores de medios de comunicación baleares o nacionales con implantación en las islas. Los alimentos y bebidas que han compartido los reyes con sus invitados eran también netamente baleares y procedían de las cocinas del restaurante Jardín, distinguido con una estrella Michelin, que dirige la chef Macarena de Castro, considerada la gran innovadora de la cocina mediterránea.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba