Don Felipe y doña Letizia también se desplazarán a otros puntos de España

Los reyes vuelven a elegir Mallorca para pasar sus vacaciones de verano

No habrá cambio de planes ni de decorado. Los reyes mantendrán la tradición de pasar al menos una semana de sus vacaciones estivales en Mallorca. También harán breves desplazamientos a otros puntos de España.

Los reyes pasarán al menos la primera semana de vacaciones en Mallorca, tal y como manda la tradición. En las últimas semanas se había abierto un debate singular sobre la posibilidad de un cambio en el destino del reposo estival de Sus Majestades. Finalmente este viernes la Zarzuela salió al paso de las versiones y comunicó que los monarcas mantendrán las Baleares como su lugar de veraneo, tal y como durante años ha venido haciendo la Familia Real.

Había un cierto interés en conocer cómo serán las primeras vacaciones de verano de los Reyes. En los últimos días circulaban todo tipo de quinielas sobre el destino de la Familia Real. Fuentes próximas a la famili areal comentaron que Doña Letizia era partidaria de cambiar de destino, con la intención de subrayar cierta distancia con los hábtos instaurados por don Juan Carlos. Puro chismorreo sin ningún tipo de fundamento. A Don Felipe, como a su madre, le encanta Palma. Allí tiene muy buenos amigos y allí se reúne con su gente en torno a la vela, su afición favorita. Lo ha heredado de su padre, igual que su hermana Cristina quien no parece posible que se sume a las vacaciones palmesanas de su familia.

La posibilidad de mudar Mallorca por un rincón del Cabo de Gata ha sido un bulo recurrente en estos días. Hasta el punto de que en algunos círculos se daba por hecho. El argumento en favor de la costa almeriense se fundaba en que, en tiempos de soltera, doña Letizia varaneó en un par de ocasiones en Carboneras. De ahí queguien puso en circulación el nombre de Agua Amarga, concretamente en un chalet donde en su momento también se refugiran en verano algunas parejas de la realeza europea, como los Reyes de Suecia. La prensa local ha hecho estos días enormes despliegues sobre el edificio elegido para estas primeras vacaciones de verano de los Reyes, con minuciosos detalles sobre el chalet, sus dimensiones, sus excelentes condiciones de seguridad y sobre las características de la localidad en el que está emplazado.

Alguna cadena nacional de televisión incluso desplazó reporteros especiales para elaborar informaciones sobre lo que piensan los lugareños ante la posibilidad de acoger en su tierra a la pareja real. Esta versión no ha prosperado. Los reyes se instalarán en el Palacio de Marivent, a primeros de agosto, donde llegarán con sus hijas, la princesa de Asturias y la infanta Sofía, así como la reina doña Sofía, que adora las islas. La opinión del rey en esta ocasión ha primado sobre otro tipo de alternativas.

Aficiones deportivas

En Baleares se vivía con inquietud la posibilidad de perder los favores de la familia real a la hora de elegir destino vacacional. Palma y los Reyes marchan tradicionalmente unidos desde hace muchos años. Romper ese vínculo habría supuesto un serio revés para los vecinos de las islas. El principal problema es que la imagen de Mallorca aparece ahora estrechamente relacionada con el proceso judicial en el que están inmersos los duques de Palma. Un detalle que sin duda colaboró a alimentar las versiones sobre el cambio de las vacaciones reales.

No está previsto por el momento que don Juan Carlos se sume a las vacaciones en las Baleares. Parece que permanecerá en Madrid recuperándose aún de sus problemas de movilidad, que evolucionan satisfactoriamente pero muy lentamente. Felipe VI participará, como es tradicional, en las regatas que se celebran en el puerto palmesano, una especialidad deportiva que no es del total agrado de la reina doña Letizia. Como es sabido, la reina no es particularmente entusiasta ni de los deportes de invierno ni de los deportes de verano que tanto gustan a su esposo. Es poco aficionada al deporte, o al menos no se le conoce que practique ninguno con asiduidad. Se ejercita, eso sí, en el gimnasio de Palacio, donde cada mañana pasa al menos una hora, según cuentan en su círculo de amistades. Y le gusta mucho caminar.

Es posible que, a lo largo del mes, los reyes lleven a cabo algunas escapadas breves por diferentes puntos de España. Y quizás entonces se desplacen hasta Almería, que ayer recibió con cierta decepción la noticia de que Agua Amarga se quedará sin oficiar de rincón agosteño de la pareja real.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba