No han comparecido juntos en ningún acto desde la proclamación del monarca

Zarzuela evita que el rey Felipe coincida con su padre en actos públicos

El rey Felipe y su padre no han aparecido en público desde la proclamación el 19 de junio. Cien días después del relevo en la Corona, los dos reyes no han coincidido en ningún acto ni se han fotografiado juntos.

Don Juan Carlos junto a su hijo, Felipe IV, y la infanta Leonor el pasado 19 de junio.
Don Juan Carlos junto a su hijo, Felipe IV, y la infanta Leonor el pasado 19 de junio. Gtres

Desde la famosa escena del balcón del Palacio Real, Felipe VI y su padre han mantenido las distancias al menos públicamente. No han coincidido en ningún acto, ni han aparecido en ninguna fotografía, ni se han dejado ver en ninguna ceremonia. Cada uno por su lado. La versión oficial es que don Juan Carlos pretende no estorbar, dejar que su hijo se afiance en su difícil cometido, no interferir y figurar lo menos posible. En Zarzuela se agradece esta actitud y nada hacen por cambiarla. No parece muy adecuado, de cara a la recuperación de la imagen de la institución, que don Felipe se mueva cerca de su padre, quien abdicó del trono en circunstancias singulares por su inusitada celeridad.

Don Juan Carlos es consciente de que en sus últimos años de reinado supuso un enorme lastre para la monarquía. Tanto que incluso en algunos momentos puso en riesgo la continuidad de la institución. Abundaban los debates sobre la necesidad de un referéndum y algunos partidos centraban el foco de sus críticas hacia la Corona y sus veleidades, falta de transparencia, de ejemplaridad y hasta de corrupción. Tocaba ceder los trastos, pasárselos al heredero y desaparecer. Ni siquiera durante las vacaciones de verano don Juan Carlos se acercó hasta Mallorca para compartir el reposo estival con la familia. Se ocultó en Palacio y tan sólo efectuó algunas salidas discretas y secretas sobre las que nada se ha informado.

Viaje a Francia

Por su parte, don Felipe desarrolla una agenda intensa y apretada en la que la presencia de su padre no tiene cabida. Este jueves mismo, el rey Juan Carlos recibirá un homenaje por su labor a la integración iberoamericana en el transcurso de la XXV Asamblea Plenaria del Consejo Empresarial de América Latina. Será en el transcurso de una cena en la que el rey padre se reencontrará con muchos amigos de viejo continente. El viernes será don Felipe el encargado de cerrar las sesiones de este mismo cónclave. El padre el jueves y el hijo el viernes. Mismo foro, mismos asistentes, distintos protagonistas. No coincidirán ni un minuto, en la línea que se ha propuesto el propio don Juan Carlos con el plácet e impulso de Zarzuela.

El equipo que trabaja con el monarca subraya la lenta pero firme recuperación de la imagen de la Corona cien días después de la proclamación. Reconocen que don Juan Carlos restaba puntos y producía más rechazo que adhesión. Su salida de plano ha beneficiado notablemente esta evolución, que se subraya progresiva. La presencia de don Felipe en la cumbre de Naciones Unidas, su breve encuentro con Obama, sus discursos ante la Asamblea (seguramente perfectibles desde el punto de vista estilístico y de contenido), la soltura y seguridad de sus apariciones, supuso un espaldarazo notable en su bautismo de fuego en un cónclave internacional. Seguirán más desplazamientos al exterior. Ya se sabe que en marzo los reyes viajarán a Paris, tras haberlo hecho al Vaticano, Rabat y Lisboa.

Don Juan Carlos desarrolla mientras tanto una actividad muy discreta. Reapareció en un acto público esta semana en una cena ofrecida por los altos mandos de las Fuerzas Armadas. Se le ha visto en el Mundial de Baloncesto, comiendo morcillas en el hotel Landa, cenando con amigos, pero poco más. Nunca junto a su hijo ni, menos aún, en compañía de su esposa, la reina Sofía, que también tiene agenda aparte.

Este viernes los reyes asistirán a la cena de entrega de los Premios Mariano de Cavia que ofrece el diario ABC, a la que en alguna oportunidad asistió, naturalmente, don Juan Carlos. Pero no está prevista ninguna comparecencia conjunta de los reyes padre e hijo en un futuro próximo. No es necesario, dicen en Zarzuela. Lo que debe entenderse como 'no es conveniente'.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba