La rehabilitación del Monarca pasa a ser un asunto superado

La Zarzuela pasa página con un apagón informativo sobre la salud del Rey

La Zarzuela quiere pasar página sobre la salud del Rey. Sobre este asunto no se facilita información porque ya no es noticia, según sugieren fuentes de Palacio. Los Reyes se desplazan mañana a Roma donde se encontrarán con el papa Francisco.

Los portavoces de la Zarzuela evitan ya facilitar información sobre el estado de salud de don Juan Carlos por considerar que se trata de un asunto superado y que ya no es objeto noticiable. Con motivo del desplazamiento de los Reyes a Roma para asistir a las canonizaciones de Juan Pablo II y Juan XXIII, algunos medios se han interesado por la recuperación del Monarca, cinco meses después de su última intervención de cadera, y recibieron respuestas vagas o disuasorias.

El equipo de Zarzuela remite a lo difundido tras la última revisión efectuada por el doctor Cabanela, el pasado 31 de marzo, en la que se confirmó que la rehabilitación del Rey marcha según lo previsto aunque el cirujano gallego le aconsejó que caminara apoyado en el bastón al menos durante unas semanas. Tras la intervención de finales de noviembre, el facultativo se comprometió ante la prensa a que don Juan Carlos ya caminaría sin necesidad de ningún apoyo en primavera.

Paso por quirófano

En Palacio quieren poner mucha tierra de por medio con los sobresaltos quirúrgicos protagonizados en los últimos tiempos por el Monarca. También sugieren que dedicar mucha atención a los progresos en su recuperación traslada a la sociedad una imagen de excesivo 'cortesanismo', que puede resultar contraproducente.

El aspecto que ofrece el Rey en la actualidad es muy satisfactorio, como se ha comprobado en sus recientes comparecencias en actos oficiales o incluso durante el último periplo Real por países del Golfo. Mucho más delgado, con buen color, un semblante tranquilo, don Juan Carlos se encuentra muy recuperado pese a que todavía tiene dificultades de movimiento. Camina con paso lento, evita las escaleras y se desplaza ostensiblemente encorvado, pero su aspecto general es muy saludable.

Cómodo y sonriente

Tras el susto por la penosa imagen que transmitió durante la Pascua Militar el pasado 6 de enero, el Rey ha presidido numerosos actos oficiales en los que ha pronunciado discursos sin mayores contratiempos. Así, en Abu Dabi leyó una intervención muy elogiosa hacia la actual situación económica española que tuvo notable repercusión. Mayor dificultad se le apreció al glosar la personalidad de la última premio Cervantes, esta semana en el Universidad de Alcalá de Henares, pero en su deambular y sus posados con la familia de Elena Poniatowska se mostraba relajado, sonriente y cómodo.

Todavía don Juan Carlos dedica cada día al menos una hora a practicar ejercicios de rehabilitación, de acuerdo con fuentes próximas a Palacio. Ha sido posiblemente el proceso postoperatorio en el que ha cumplido con mayor rigor las directrices de los facultativos.

Viaje al Vaticano

Zarzuela pretende que el episodio de la doble intervención de cadera abandone cuanto antes el foco informativo para centrarse en la normalidad de la actividad cotidiana del Monarca, quien despliega en las útltimas semanas una agenda sumamente intensa. Así, mañana viaja junto a la Reina al frente de la comitiva oficial para asistir a las canonizaciones de Juan Pablo II y Juan XXIII, una cerenomia de enorme significado para el mundo católico.

Un día después, tendrá su primer encuentro en el Vaticano con el Papa Francisco, a quien le transmitirá formalmente la invitación para visitar España el año próximo con motivo de las celebraciones del Quinto Centenario del nacimiento de Santa Teresa. La Santa Sede ya confirmó que Su Santidad viajará a Ávila para tormar parte en las celebraciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba