Don Felipe cierra sus primeros presupuestos al frente de la Casa

El rey Felipe VI le ajusta el sueldo a su padre y entra a saco en los gastos de la Zarzuela

El rey ya ha decidido ya cuál será el sueldo de su padre. Don Felipe cierra estos días la administración de su primeros presupuestos al frente de la Casa del Rey. Habrá sorpresas. Don Juan Carlos puede pasar a cobrar la mitad de lo que hasta ahora percibía. Es decir, un salario de príncipe.

Los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía junto a los nuevos monarcas, don Felipe y doña Letizia el día de la abdicación.
Los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía junto a los nuevos monarcas, don Felipe y doña Letizia el día de la abdicación. Gtres

El rey ha ultimado ya el reparto de los fondos que corresponden en este ejercicio a la Casa Real. Son los primeros presupuestos que gestiona Felipe VI e incluyen algunos puntos particularmente delicados no exentos de cierto morbo. El primero de ellos, la adjudicación de emolumentos a los miembros de la Familia Real. Hasta 2011 se desconocía todo detalle sobre el desglose presupuestario en la Zarzuela. Primero se desvelaron los salarios de don Juan Carlos y su hijo. Pero en enero del pasado año, el ahora rey emérito decidió asignar por vez primera un salario tanto a doña Sofía como a doña Letizia, que hasta entonces tan sólo percibían una cantidad en concepto de gastos de representación.

Cambios en la Casa Real

Hasta ahora don Juan Carlos percibía 140.519 de salario y 152.233 en gastos de representación

La Casa Real percibe de los presupuestos del Estado una partida de 7,77 millones de euros, cuyo reparto administra y decide don Felipe. Es la misma cantidad que el año anterior, pero el reparto será bien distinto. Incluso se esperan algunas sorpresas. Entre otras cosas, porque en Zarzuela han cambiado muchas cosas desde el relevo de la Corona. Ya no existe la secretaría del príncipe ni secretario de las infantas. Aunque su titular, García Revenga, salpicado por los casos Nóos y Palma-Arena, sigue aún en Zarzuela a la espera de una decisión sobre su contrato laboral, según fuentes de la familia. Se han creado, eso sí, otros negociados, como las secretarías del rey emérito y de su esposa Sofía. La propia Familia Real ha cambiado, ha encogido, porque han sido apartadas de ella las infantas Elena y Cristina. Ya sólo hay cuatro miembros en la Casa, los cuatro reyes. Y los cuatro tienen asignados sueldos en los presupuestos.

La austeridad se impone en Palacio. Y el fin de la opacidad. Hasta ahora don Juan Carlos percibía 140.519 de salario y 152.233 en gastos de representación. A su hijo, entonces príncipe, percibía un 50 por ciento, su madre un 45 y su esposa, entonces princesa, un 35. A la infanta Elena se le condecían 25.000 euros en gastos de representación y a Cristina, nada. 

Se da por hecho que él se adjudicará el mismo salario que percibía su padre y hará exactamente lo mismo con su esposa, que pasará a percibir el porcentaje que hasta ahora recibía doña Sofía

El rey ya ha ultimado la nueva distribución de partidas salariales en el nuevo presupuesto. Se da por hecho que él se adjudicará el mismo salario que percibía su padre y hará exactamente lo mismo con su esposa, que pasará a percibir el porcentaje que hasta ahora recibía doña Sofía. Nada ha trascendido hasta el momento sobre el sueldo que se le asignará a partir de ahora a los reyes eméritos, es decir, si cobrarán lo mismo que los entonces príncipes. En cualquier caso es evidente que don Juan Carlos apenas mantiene alguna actividad vinculada a la agenda oficial de la Casa. Su decisión ha sido permanecer alejado de su hijo, al menos públicamente, para permitirle desarrollar sus primeros pasos sin cortapisas ni presiones. Ni siquiera el rey padre podrá contar con el concurso o asesoría de la Casa para hacer frente a la demanda de paternidad que le ha presentado una ciudadana belga y que el Supremo admitió a trámite. Ese gasto deberá hacerlo de su bolsillo, según fuentes próximas a la Zarzuela.

Lo que es un hecho es que las medidas de trasparencia que está aplicando don Felipe a la gestión y administración de la Casa son notables. Este presupuesto de 2015 será sometido a una auditoría externa, a cargo de la Intervención general del Estado. Un cambio radical ya que las cuentas de la Zarzuela las controlaba hasta ahora un interventor de la Casa y permanecían en el más hermético de los secretos. A partir de ahora, los gastos de la Casa Real se harán públicos anualmente. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba