Ni comunicado ni comentarios sobre la declaración ante el juez

La Zarzuela levanta un muro de silencio y de distancia con la Infanta

La Zarzuela ha levantado un muro de silencio entre la Institución y la Infanta. Ni comentarios, ni declaraciones, ni presencia alguna en el juzgado de Palma. La distancia oficial con la hija del Rey va a ser ostensible y palpable en estas horas cruciales.

La infanta Cristina de Borbón
La infanta Cristina de Borbón archivo

Ni rastro de Zarzuela en el juzgado de Palma. Ni un representante de la Institución en el entorno de la hija del Rey. El vacío y la distancia más absoluta predominan estas horas determinantes, sin duda uno de los acontecimientos más problemáticos para la Corona. Nunca una Infanta de España había tenido que comparecer ante un instructor en calidad de imputada. Nadie, tampoco, había causado tanto daño a la imagen pública de la Corona como la séptima persona en la línea de sucesión.

El equipo de la Zarzuela ha mantenido a lo largo de la semana un clamoroso silencio sobre el asunto. Y así será los próximos días. Tan sólo un par de encuentros con representantres de medios españoles e internacionales. A los primeros, para trasladarles cifras contables sobre las cuentas de la Casa y el cambio en el tratamiento de asignaciones económicas a la Reina y a la Princesa. A los segundos, para insistir en que el trámite judicial de la Infanta no afecta a la Corobna.

Ni declaraciones ni comunicado

La postura ofiical de Palacio es que no habrá declaraciones, ni comunicado ni trascendidos. Mutismo absoluto tras la declaración de Cristina. Nadie de la Zarzuela se desplazó a Palma para seguir de cerca el episodio. Ni siquiera miembros del equipo de Seguridad. La Infanta está siendo tratada desde la Zarzuela como "un ciudadano más". Al menos, en las apariencias y en el aspecto estrictamente formal.

La procesión, lógicamente, va por dentro. Una persona que conversó con el Rey en estos días afirma que le vio muy preocupado e inquieto ante la comparecencia de su hija. Nervios que no dejó traslucir en el acto de recepción al Cuerpo Diplomático en el que Su Majestad se mostró firme y seguro. Leyó sus diez minutos de discurso con fluidez y borró el penoso recuerdo de la imagen ofrecida durante la Pascua Militar. Con una sola muleta, apoyado al caminar, eso sí, en un funcionario de Palacio, Don Juan Carlos tranquilizó a los asistentes a la ceremonia del Palacio Real.

El Gobierno, por su parte, mantiene también un silencio escrupuloso, luego de que Mriano Rajoy, en su entrevista con TV3, se mostrara convencido "de la inocencia de la Infanta", una afirmación que produjo un enorme revuelo político. Los miembros del Ejecutivo guardan un silencio inamovible sobre el asunto, como demostró ayer la vicepresidenta del Gobierno en su comparecencia tras el Consejo de Ministros.

El equipo de don Juan Carlos, eso sí, asume que Don Juan Carlos estará permanentemente informado del desarrollo de la causa, en especial por el equipo de abogados que comanda Miquel Roca, como, naturalmente, en el terreno filial y personal por su propia hija.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba