Los medios locales ignoran la visita española

Un viceministro chino eclipsa en los medios la visita de Don Juan Carlos al Golfo

El Rey supera la prueba de su primer periplo internacional tras su operación de cadera. Escaso interés mediático en el Golfo, pero buena acogida en el mundo económico.

Don Juan Carlos, junto a la ministra de Fomento, Ana Pastor; y el ministro de Defensa, Pedro Morenés
Don Juan Carlos, junto a la ministra de Fomento, Ana Pastor; y el ministro de Defensa, Pedro Morenés EFE

Don Juan Carlos viajó a Emiratos y Kuwait acompañado de cuatro ministros y una quincena de empresarios del Ibex 35. Hace dos años, en su último desplazamiento a Kuwait, estuvo acompañado estrictamente del embajador de España en la plaza. Este detalle pone de manifiesto el empeño del monarca en esta salida, tanto en el ámbito político como en el personal.

Cinco meses después de su última intervención de cadera, el Rey ha evidenciado encontrarse muy recuperado. Apoyado tan sólo en un bastón, como le prescribió su cirujano Cabanela, don Juan Carlos ha cumplido con el programa de su visita oficial a los dos países del Golfo. No han sido jornadas agotadoras en cuanto a movimientos y escenarios, pero sí en intensidad. En Abu Dabi, la escala de mayor contenido, toda la actividad oficial giró en los inabarcables salones dorados del hotel Emirates Palace, el punto de encuentro inprescindible de todo alto cargo o directivo que visite la zona.

Aspecto económico

No hubo apenas interés por parte de los medios en el desplazamiento del monarca hasta el punto de que, como señalaba la enviada especial de ABC, incluso la presencia en la zona del viceministro de Exteriores chino gozaba de un tratamiento más destacado en las portadas de los diarios locales. Tampoco hubo la tradicional recepción a la comunidad española en la zona, que es amplia y de alto nivel profesional. Poco movimiento por el lugar, poca oportunidad para despliegue gráfico, y un plan oficial muy restringido a los encuentros y sesiones orientados hacia el aspecto económico.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, imprescindible en este tipo de iniciativas, actuaba como una especie de 'enviada especial' de los medios españoles ya que transmitía a Madrid, con escrupulosa puntualidad, las novedades de la visita. Gran relaciones públicas de su Gobierno y de su propia cartera, la titular de Fomento anunció que la empresa española Ineco había obtenido la adjudicación de la puesta en marcha de la nueva terminal de aeropuerto de Abu Dabi, por una suma de 12,5 millones. Algo es algo.

Futuros proyectos

Se han sembrado ideas y analizado proyectos, amparados por la presencia del Rey y su excelente relación con la familia gobernante en el emirato, y se ha impulsado el conocimiento entre empresarios de los dos países. Navantia, OHL, San José o FCC tienen detectados importantes negocios que podrían concretarse muy pronto.

Las impresiones recibidas por parte de algunos de los empresarios desplazados a la zona, como Florentino Pérez, Esther Alcocer Koplowittz (única dama), José Mannuel Revuelta... son positivas, sin estridencias.

El contrato del AVE a la Meca es el sueño dorado de las compañías españolas que aspiran a asentar sus intereses en el desierto arábigo. El Rey ha puesto enorme interés en esta visita, tanto para recuperar presencia pública, después de casi medio año en el 'dique seco', como para empujar la presencia en la zona de las más importantes firmas españolas. Y por los comentarios que emanan del personal directivo de la Zarzuela, esta pequeña aventura ha resultado redonda. A finales de mes, Don Juan Carlos retorna al Golfo dentro de su empeño por viajar a seis países de la región antes del verano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba