Nacional

El Gobierno mantiene la duda sobre si habrá o no rescate, y pide "prudencia"

Soraya Saénz de Santamaría alega que la petición de ayuda debe analizarse con calma y no puede tomarse "ni a bote pronto ni de la noche a la mañana". La vicepresidenta anuncia también que el Ejecutivo va a estudiar medidas para bajar el precio de la gasolina y reducir los márgenes comerciales.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa. EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho este viernes que la decisión sobre la petición de ayuda al fondo de rescate europeo debe analizarse con calma y prudencia, y no puede tomarse "ni a bote pronto ni de la noche a la mañana", informa Efe. En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha dicho que "cosas tan importantes para el interés general y el futuro de los españoles" deben analizarse con mucha calma y prudencia.

"Es el momento de que todos seamos muy prudentes", ha dicho la vicepresidenta, que ha añadido que cuando se toman decisiones que afectan en los próximos años al futuro de 45 millones de españoles "se tienen que tener todos los elementos de juicio sobre la mesa".

Ha subrayado que de momento sólo se conoce la posición expresada por el Banco Central Europeo (BCE) y que la próxima semana se irá teniendo un "conocimiento certero" de todos los detalles que implica el programa de compra de deuda de la entidad central durante las reuniones de los próximos 14 y 15 de septiembre del Eurogrupo y el Ecofin. De esta forma, queda clara la postura del Gobierno, que será la misma que antes de pedir la anterior asistencia a la banca: silencio sepulcral hasta que ya no quede más remedio.

El Ejecutivo estudia medidas para bajar el precio de los carburantes

En la rueda de prensa, la vicepresidenta también ha dado a conocer que el Ejecutivo va a estudiar medidas que permitan bajar el precio de los carburantes y que los márgenes comerciales se adapten a la media europea, ya que actualmente se encuentran ligeramente por encima. Sáenz de Santamaría, ha anunciado además el estudio de medidas de liberalización para los abanderamientos de las estaciones de servicio (los contratos de concesión) para "conseguir mayor competencia y mejores precios". Las medidas para acotar estos márgenes, según la vicepresidenta, serían de tipo impositivo, con el fin de evitar mayores costes a los consumidores, y ha revelado que serán negociadas y analizadas con el sector.

Sáenz de Santamaría ha precisado que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha elevado un informe sobre la situación de los precios de los carburantes que en las últimas semanas se han situado en máximos históricos. Ha recordado que los precios de carburantes se elaboran en torno a tres ejes: los impuestos, el coste del carburante en los mercados y el margen comercial, y ha añadido que "España es de los países que menos gravan los carburantes, pero donde el margen y las ganancias son mayores".

La vicepresidenta ha aludido a la situación denunciada cuando constató que en España la subida del crudo se repercute de inmediato en precios y las bajadas se demoran, por lo que ha recordado la frase del ministro de Economía, Luis de Guindos: "suben como un cohete y bajan como una pluma". Ha puesto como ejemplo que en España, la gasolina de 95 octanos, según datos de finales de agosto de este año, asume unos impuestos por 69,3 céntimos el litro; el coste llega a 66,9 cts/l. y el margen se sitúa en el 15,5%. Por contra, la media europea de este mismo carburante los impuestos llegan a los 92,6 cts/l., el coste a 66,8 y el margen al 13,3%. En el caso del gasóleo, en España, los impuestos alcanzan los 58,5 cts/l., el coste se eleva a 68,7 cts/l y el margen es del 15,1%, mientras que en Europa, estas magnitudes se sitúan en 71 cts/l, la misma tarifa y el 13,3%, respectivamente.

Los desempleados podrán ser llamados a colaborar en zonas afectadas por incendios

En su comparecencia antes los medios, la vicepresidenta también ha anunciado que el Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto ley de medidas urgentes para paliar los daños producidos por los incendios forestales y otras catástrofes naturales que contempla la posibilidad de requerir los servicios de quienes estén percibiendo una prestación de desempleo. Sáenz de Santamaría ha explicado que se trata de una posibilidad que permite la ley general de la seguridad social desde 1994 y que "este real decreto ley concreta". Sin embargo, la vicepresidenta no ha concretado la cantidad económica que va a suponer esta norma, ya que -ha señalado- parte de los siniestros se encuentran todavía "en proceso de valoración" y la campaña contra incendios está abierta hasta el 1 de noviembre.

El real decreto ley contempla, además, ayudas para daños personales, materiales y en los enseres, así como para las personas físicas o jurídicas que hayan participado en las operaciones de extinción de incendios. En materia laboral, la vicepresidenta del Gobierno ha anunciado que "los ERE que tengan causa directa en estos daños serán considerados provenientes de fuerza mayor" y las empresas y los trabajadores tendrán un año de moratoria en el pago de las cotizaciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba