Nacional

El PSOE exigirá una “evaluación individual” de las preferentes para pactar con el PP

Los socialistas, guarecidos en agosto, vuelven a la arena política con una serie de exigencias al Gobierno antes de votar la tercera reforma financiera de Guindos. Las dos anteriores fueron acatadas a regañadientes.

Zapatero y Rubalcaba charlan durante el entierro de Gregorio Peces-Barba, hace un mes.
Zapatero y Rubalcaba charlan durante el entierro de Gregorio Peces-Barba, hace un mes. GTRESONLINE

Hoy, y quizás el viernes que viene, se avecina el fin de la tregua veraniega. Pero no del calor: las turbulencias financieras que sacudieron el final de la primavera vuelven al ruedo político con una reformulación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) desgranada ayer, un banco malo que sigue siendo una incógnita y que gestionará los activos abyectos de las entidades receptoras de ayudas… y una solución al problema de las participaciones preferentes, muy en boga durante los últimos meses.

La oposición socialista, por su parte, vuelve con las pilas recargadas. Guarecido en agosto, el PSOE ha preparado una batería de exigencias relacionadas con el sistema financiero que, según algunos dirigentes, el Gobierno tendrá, cuando menos, que escuchar, si no quiere quedar aislado en un otoño que se prevé caliente. Los socialistas quieren dar una solución total a los supuestamente cientos de miles de afectados por estos productos financieros, algo que choca con el Memorándum de Entendimiento pactado entre Gobierno y Comisión Europea, según ha explicado el ex ministro de Trabajo Valeriano Gómez a Vozpópuli.    

“Cualquier solución se antoja difícil”, detalla Gómez. “Pero creo que hemos encontrado la mejor idea. Pedimos que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) haga una evaluación individual de cada una de las operaciones que se han efectuado con estos activos –teóricamente hay 350.000 afectados-. “Se trata de discernir entre los titulares de participaciones preferentes que se movieron guiados por el riesgo y aquellos casos que fueron una pura estafa”, agrega el portavoz socialista de Economía.

El PSOE entiende que esta solución no es banal, ya que, aun complicada y costosa –podría alargarse muchos meses-, es la más justa. Pero otro problema amenaza con enterrar la propuesta socialista y, por ende, cualquier atisbo de entente cordial entre los partidos mayoritarios: según se supo ayer, el Gobierno quiere que los tenedores de instrumentos híbridos de capital y de deuda subordinada afectados por el rescate de su banco “no puedan reclamar de la entidad ni del FROB ningún tipo de compensación económica”. Esto excluye, evidentemente, a miles de propietarios de acciones preferentes. Aunque el Ejecutivo piensa en opciones para los afectados –canje de preferentes por acciones, reinversión en otros productos-, esta vía le aleja de la oposición socialista justo cuando más la necesita. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba