Nacional

Rajoy y Rubalcaba se emplazaron el pasado día 6 a una futura cita para hablar de la nueva legislatura

El futuro presidente del Gobierno y el todavía líder de la oposición, Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, respectivamente, acordaron el pasado día 6, durante la celebración del aniversario constitucional, mantener una conversación más en profundidad que todavía no se ha producido. Rubalcaba sigue a la espera de que le llame el futuro inquilino de la Moncloa, que ya se ha reunido con el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida. De momento, Rajoy no parece tener un hueco en la agenda para dedicárselo al candidato socialista, sobre todo la próximas semana. El intensísimo calendario prácticamente imposible el encuentro. El lunes y el martes próximo será la sesión de investidura, el día 21 la toma de posesión del jefe del Ejecutivo, el jueves 22 la jura o promesa de los ministros y el 23 el primer consejo del gabinete ministerial. 

Tras superar el trámite de Constitución de las Cámaras de hoy, Rajoy tiene previsto encerrarse para la preparación del debate de investidura, en el que deberá explicar los principales objetivos de esta legislatura y las primeras medidas que quiere poner en marcha: un conjunto de reformas estructurales para las que se ha dado seis meses al objeto de que comiencen a dar sus primeros frutos a finales de año. Para ello cuenta con el ingente trabajo que ha venido desarrollando fundamentalmente su equipo económico, capitaneado por Cristóbal Montoro, así como por el encargado del traspaso de poder con Saénz de Santamaría al frente.

Los socialistas, por su parte, también han decidido comenzar a ejercer de primer partido de la oposición y ayer por la tarde presentaron ante el registro de la Cámara una serie de iniciativas, entre ellas, Proposiciones de Ley que recuperan textos en tramitación de la pasada legislatura y que se quedaron por el camino como la llamada Ley de la muerte digna, de Telecomunicaciones, de Igualdad o de Transparencia. Además, han transformado en Proposiciones no de Ley algunas de las propuestas que Rubalcaba presentó durante su campaña electoral como el impuesto sobre transacciones financieras, fraude fiscal, apuesta por los eurobonos, la negativa al copago o la financiación de la Dependencia.

Sin embargo, no deja de ser paradójico que tanto populares como socialistas hayan confeccionado unas direcciones de sus Grupos Parlamentarios bastante provisionales. La del PP porque Rajoy puede llevarse a alguno de sus miembros al Gobierno y la del PSOE porque depende de los resultados del congreso que celebran a principios del mes de febrero del próximo año. Rajoy, que ayer se reunió a primera hora de la mañana con su Grupo en el Congreso, advirtió de dicha eventualidad, al tiempo que se conocía la composición del equipo que ayudará al nuevo portavoz, Alfonso Alonso.

Ayllón, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes

A diferencia de Soraya Sáenz de Santamaría, que compuso un equipo lleno de gente joven, Alonso ha 'mezclado' a algunos miembros del anterior equipo con "veteranos" parlamentaria y políticamente hablando. Repiten José Luis Ayllón como secretario del Grupo, además de Fátima Báñez. Ellos pueden ser "salidas" hacia el Gobierno. A Ayllón muchos le ven como futuro secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y Báñez podría llegar a ser ministra de Trabajo. El vasco Leopoldo Barreda es una nueva incorporación y entre los "veteranos" están Ramón Aguirre, Rafael Hernando, Teófilo de Luis y Mercedes Fernández. A ellos se suman Marta Torrado y Matilde Asián.

Los socialistas optaron por su parte, por renovar el mandato de la dirección del Grupo que diseñó Rodríguez Zapatero, con el mismo portavoz, José Antonio Alonso, y el mismo secretario, Eduardo Madina. Será el próxmo secretario general del PSOE que surja del Congreso el que diseñe una dirección a su gusto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba