Nacional

Rajoy afianza su tándem con Cospedal para no abrir debates internos en el congreso del PP

Dentro de una semana habrá arrancado el XVII congreso nacional del PP, en Sevilla, con un único candidato al liderazgo del partido: Mariano Rajoy. El también jefe del Ejecutivo tiene ante sí un cónclave tranquilo en el que se afianzará aún más, si cabe, el tándem que formó hace tres años y medio con la actual presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, llamada a repetir como “número dos” , con lo que se evita la apertura de debates internos en un momento en que bajan pacificadas las aguas populares.

Asimismo se da por segura la continuidad del presidente del PP andaluz, Javier Arenas, en el organigrama 'genovés', por una parte porque sigue siendo uno de los dirigentes populares con más ascendente sobre Rajoy, pero, además, porque esta cita está destinada a afianzar su candidatura a la presidencia de la Junta de Andalucía en las elecciones del 25 de marzo. No se entendería pues, que el titular del día siguiente fuera que Arenas pierde poder orgánico en Génova. Otra cosa será lo que haga después si es elegido presidente autonómico. Arenas podría continuar como vicesecretario de Política Autonómica y Local, aunque otras  voces apuntan a la presidencia del Comité Electoral Nacional.

La principal incógnita la constituye, no obstante, el futuro de Esteban González Pons. Ha recibido el mensaje de que esté tranquilo tras quedar fuera del Gobierno y del Grupo Parlamentario, donde muchos le veían casi como el portavoz ‘natural’. En su entorno insisten en que tendrá un puesto destacado en el partido, según informó Vozpópuli. Génova debate estos días sobre la recuperación de la figura del coordinador general, consciente la propia Cospedal de que necesita a alguien que lleve el día a día del partido si ella centra su actividad en Toledo. No faltan compañeros de partido que cuestionan la compatibilidad de ambas responsabilidades.

Tampoco hay unanimidad sobre las características que deba tener ese coordinador general. Desde el entorno de Cospedal se apuesta por un perfil técnico, poco mediático, volcado hacia el trabajo interno. Otros dirigentes del partido creen que debe tener proyección política, como la que tuvo Ángel Acebes en 1996, que asumió, entre otras, las tareas de portavoz. En ese diseño podría encajar González Pons. Incluso no es descartable que ante un coordinador general técnico, él continuara de vicesecretario de Comunicación con tareas reales de portavoz “porque es previsible que María Dolores sólo dé la rueda de prensa de los lunes. Por delante queda mucha semana”, dice un alto dirigente de Génova.

Núcleo duro de GénovaLa diferencia entre estar o no estar en los primeros escalafones del organigrama supone formar parte o no del club de los escogidos, del núcleo duro del partido y, por tanto, incorporarse al comité de dirección, del que forman parte apenas un puñado de dirigentes de Génova junto a los portavoces parlamentarios de Congreso, Senado y Cámara europea.

En cambio, parece segura la salida de Ana Mato, actual ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que es desde 2008 “número tres” del PP en calidad de vicesecretaria de Organización y Electoral, responsabilidad orgánica que exige prácticamente dedicación exclusiva dado que este área es el que más carga de trabajo conlleva. Ya contamos desde Vozpópuli que Génova se ha quedado en cuadro con la salida de buena parte de los miembros de su dirección a puestos del Gobierno. Ana Mato, Ana Pastor, Cristóbal Montoro, Miguel Arias Cañete, Jorge Moragas, Álvaro Nadal, Juan Manuel Moreno, José María Lassalle e, incluso Federico Trillo, en su caso, camino de la embajada de España en Estados Unidos, forman parte de la dirección del PP en puestos ejecutivos.

Dependerá de Rajoy la continuidad en el cargo de todos o de algunos de ellos. A juicio de un sector de dirigentes populares este es el momento de “apostar por la renovación del partido, por promover caras nuevas con vistas al futuro”, justo en un momento en que las aguas internas bajan remansadas.  También creen llegado el momento en que tomen la alternativa los terceros y cuartos escalones de Génova, esto es, que corra el escalafón.

De este modo, el siempre discretísimo coordinador de Organización, Juan Carlos Vera, podría convertirse en coordinador general. También hay apuestas por un mayor protagonismo de Juan José Matarí, mano derecha de Arenas, y por Sandra Moneo, que ha llevado cuestiones sociales de la mano de Ana Pastor. En cuanto al área económica, se perfila la candidatura de Elvira Rodríguez, tal y como adelantó este medio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba