RTVV LIQUIDA AL 90% DE SUS TRABAJADORES SEIS MESES DESPUÉS DEL ANUNCIO DE CIERRE

RTVV gasta 160 M€ en la liquidación de su plantilla, más del doble de lo presupuestado

RTVV terminará de pagar esta semana la liquidación al 90% de su plantilla. Las indemnizaciones por despido ascienden a 86,1 millones de euros, una cuantía que supera tanto lo previsto que se ha fraccionado en dos entregas. El saldo final de los despidos suma 160 millones, más del doble de los 70 anunciados por la Generalitat.

Canal Nou paga la liquidación de su plantilla seis meses después de anunciar el cierre.
Canal Nou paga la liquidación de su plantilla seis meses después de anunciar el cierre. FLICKR/Carros de Foc

Canal Nou terminará de enviar esta semana las indemnizaciones por despido a 1.439 de sus 1.608 trabajadores, con lo que despedirá de manera efectiva al 90% de su plantilla. Desde que se anunció el cierre hasta que se ejecuta han pasado seis meses pero, sobre todo, se han pasado todos los límites presupuestarios fijados por la Generalitat en muchos millones. Según el vicepresidente valenciano, José Císcar, “el cierre de la sociedad pública supondría cerca de 70 millones de coste a las arcas públicas” mientras que mantenerla abierta costaría 114 millones anuales. Al final, el coste de cerrarla ha resultado ser más caro que el de mantenerla abierta: 160 millones de euros.

La estimación de 70 millones de coste fue tan baja que Canal Nou está fraccionando el pago de las indemnizaciones en dos tramos hasta sumar 86,1 millones de euros: comenzó a abonar la semana pasada el 60% de la liquidación, unos pagos que completará en los próximos días, y pagará el 40% restante en el primer trimestre de 2015. Así, pagará ahora 51,66 millones pero los presupuestos de la Generalitat de 2015 todavía tendrán pendientes de pago otros 34,44 millones más.

"Las cuentas de la liquidación arrojan un error de cálculo enorme o una enorme mentira", denuncian fuentes del proceso de liquidación

La liquidación de la plantilla ha sido más cara que todo el presupuesto previsto por el gobierno de Alberto Fabra porque el consell no incluyó entre los capítulos que debía abonar conceptos como el convenio regulador de la Seguridad Social que obliga a un pago suplementario a los mayores de 55 años de otros 4 millones de euros para lograr su reintegración en el mercado laboral.

Esa liquidación también se encarece porque Canal Nou seguirá pagando el sueldo a los 169 trabajadores a los que corresponderá ejecutar el cierre de la sociedad y que quedan al cargo de un proceso que debe durar hasta el 30 de junio de 2015, según el decreto aprobado por la Generalitat Valenciana. Fuentes del proceso cuestionan ese calendario y recuerdan que sociedades como Radio Televisión Española siguen abiertas pese a haber traspasado a una corporación su actividad. El coste de esa liquidación deberá sumarse al que supone el despido del 90% de la plantilla.

Además de ese coste de liquidación de la plantilla, la gestión que la Generalitat Valenciana ha hecho del cierre de la televisión ha obligado a incurrir en gastos adicionales. Así, las arcas públicas valencianas ha tenido que hacer frente también al coste del primer ERE irregular que –según los datos de la Generalitat remitidos al parlamento valenciano—suma otros 35 millones de euros y que la Justicia anuló al detectar irregularidades en su ejecución.

La factura del cierre de RTVV | Javier Ruiz

Por último, el anuncio del cierre y el llevar la pantalla a negro sin tener lista la liquidación de la plantilla ha supuesto que el personal de la Radio Televisión Valenciana ha cobrado durante 6 meses por quedarse en casa. El coste ha sido de 160.000 euros al día o unos 4,9 millones de euros al mes lo que eleva la factura de lo precipitado de la decisión a otros casi 30 millones de euros a los que hay que sumar el prorrateo de las pagas extras y las vacaciones a los que esos seis meses han dado derecho. En total, en torno a 38 millones de euros,  que no han sido compensados con ingresos por publicidad porque la Generalitat decidió llevar la emisión a negro antes de resolver el despido de la plantilla. 

Los costes "no laborales" van a más

En total, sólo el llamado “coste laboral” de los despidos se sitúa en 160 millones de euros, más del doble de los 70 millones fijados por el gobierno de Fabra para toda la liquidación. A esos costes laborales hay que sumar los "no laborales", derivados del pago de derechos deportivos que el consell ha tenido que abonar aunque no se hayan emitido. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana forzó a la Generalitat a pagar otros 16 millones de euros por la emisión de la Fórmula 1. Finalmente, a todos esos gastos hay que sumar los llamados "costes estructurales" del ente entre los que se incluyen las instalaciones, seguridad o tecnología que siguen siendo abonados. Entre las compras figura una unidad móvil de última tecnología que ni siquiera ha sido estrenada.

El anuncio de que Canal Nou sería liquidado por 70 millones de euros se revela, seis meses después, que "las cuentas de la liquidación arrojan un error de cálculo enorme o una enorme mentira", denuncian fuentes del proceso de cierre.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba