Ni puede ejercer de Syriza, ni continuar como hasta ahora, dicen sus críticos

La complacencia de Rubalcaba con el Gobierno dispara el descontento en el PSOE

Alfredo Pérez Rubalcaba ganó el Congreso de febrero por 22 votos de diferencia, pero si ahora volviera a testarse su liderazgo, posiblemente estaría en peligro. Esta es la opinión más extendida en su partido, donde se le acusa de ser excesivamente complaciente con el Gobierno de Mariano Rajoy.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la sede de su partido.
El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la sede de su partido. EFE

Un “tapón”. Así definen a Rubalcaba muchos de los diputados que le apoyaron en el Congreso de Sevilla. Las encuestas más recientes reflejan que el desgaste del PP no está siendo rentabilizado por el PSOE y esta evidencia siembra de impaciencia las filas socialistas. Ayer, su grupo parlamentario celebró en el Congreso su habitual reunión de los martes para fijar la estrategia de la semana. Y el que alzó la voz para criticar a Rubalcaba, quizás aprovechando su ausencia, no fue un diputado cualquiera. Fue el mismísimo José Blanco, ex número dos de Zapatero, quien se atrevió a reprochar a la dirección de su partido la táctica seguida en RTVE, que se resume en pocas frases: el PSOE ha renunciado a proponer candidatos a consejeros porque el PP ha cambiado la ley que regula la elección del presidente. A consecuencia de ello, los socialistas se quedarán en diciembre sin representantes en el Ente público.

Blanco, pendiente de su calvario judicial por el ‘caso Campeón’, no habló ayer a humo de pajas porque es consciente del  enorme descontento que se acumula en su partido por la complacencia con la que Rubalcaba trata al Gobierno en temas sensibles. Los dos últimos tienen que ver con Bankia y con el rescate financiero.

Blanco critica al secretario general del PSOE por la estrategia seguida en RTVE, que dejará a su partido sin representantes

El equipo de Rubalcaba rechazó primero con contundencia la creación de una comisión de investigación sobre Bankia, para más tarde rectificar y exigirla con la boca pequeña. En el caso de la ayuda a la Banca, se limitó a pedir aclaraciones sobre los detalles para terminar solicitando la comparecencia del presidente del Gobierno.

La ansiedad procede, sobre todo, del escaso eco que tienen en la opinión pública las iniciativas del PSOE y las dificultades para ganar popularidad que reflejan todas las encuestas, incluidas las del Centro de Investigaciones Sociológicas. Es en la demoscopia donde algunos diputados que apoyaron a Rubalcaba en el 38º Congreso observan el “tapón” que ejerce el actual secretario general. “Si ahora cambiara de discurso y ejerciera un papel similar al que representa Syriza en Grecia, no sería creíble. Y si continua como hasta ahora, no hay forma de remontar en los sondeos”, comentan estos parlamentarios.

Hace cuatro meses, Rubalcaba ganó el 38º Congreso a Carmen Chacón por 22 votos de diferencia y si ahora volviera a testarse su liderazgo, aseguran fuentes socialistas, seguramente estaría en peligro. Lo sabe el presidente andaluz, José Antonio Griñán, el presidente del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez, y también Carmen Chacón, que espera en la sombra.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba