BÚSQUEDA DE PETRÓLEO EN EL MEDITERRÁNEO

La petrolera Cairn Energy desiste y renuncia a su proyecto de prospecciones en el Golfo de Valencia

La promotora solicita la extinción de sus permisos antes de conocer la resolución de Medio Ambiente, que lleva meses retrasando la Declaración de Impacto Ambiental que daría o no luz verde al proyecto. Sin embargo, Cairn Energy advierte que mantiene su interés en otras dos zonas donde ha solicitado permisos de exploración. 

Protesta de Greenpeace frente al Parque Natural de los islotes de Es Vedrà, en Baleares.
Protesta de Greenpeace frente al Parque Natural de los islotes de Es Vedrà, en Baleares. EFE

La multinacional escocesa Cairn Energy estaba pendiente de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que debía emitir el Ministerio de Medio Ambiente para saber si podía comenzar o no la búsqueda de hidrocarburos en las áreas que fueron concedidas a su filial Capricorn Spain en el Golfo de Valencia. Pero la resolución se ha retrasado tanto (la fecha oficial era el 10 de diciembre de 2014) y las sensaciones eran tan negativas, que la petrolera ha renunciado a sus permisos para realizar los sondeos petrolíferos antes de que el ministerio se haya llegado a pronunciar. Así, las aguas frente a las costas de Ibiza, Formentera y la Comunidad Valenciana no albergarán el controvertido proyecto de Cairn Energy, pero la empresa ha recalcado en un comunicado oficial que "mantiene su interés en España", concretamente en el Golfo de León y el de Vizcaya, donde también tiene solicitados permisos de exploración. 

La presión ciudadana y el informe negativo de la Dirección General de la Costa y el Mar desaconsejando los sondeos han podido influir en la decisión de la petrolera

La promotora solicitó al Ministerio de Industria y Turismo la extinción de los permisos necesarios para realizar los sondeos en un escrito fechado el 27 de abril e Industria lo trasladó a Medio Ambiente, el cual ha exigido la confirmación de que la petrolera renuncia para archivar definitivamente el expediente relativo a la Declaración de Impacto Ambiental. La decisión de la compañía ha sido comunicada en una reunión en la que han participado entre otros la Directora General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Ambiente, Guillermina Yanguas, el Director General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, Pablo Saavedra, el subdirector general de Evaluación Ambiental, Francisco Muñoz, y la directora técnica de la División para la Protección del Mar, Ainhoa Pérez-Puyol.

Esta decisión pone fin a meses de incertidumbre y una incansable lucha tanto vecinal como política y empresarial. Para Carlos Bravo, secretario técnico de Alianza Mar Blava -plataforma intersectorial que aglutina a numerosas entidades contrarias a las prospecciones-, se trata de una "retirada técnica", ya que la empresa ha dado por hecho que se le iban a denegar los permisos. "La DIA se ha ido retrasando y retrasando y no podía ser otra cosa que negativa", reconoce en conversación con Vozpópuli. En la reunión de este martes, la primera que han logrado de todas las solicitadas, también han reclamado una moratoria en el Mediterráneo para que Industria no tramite más solicitudes en contra de las estrategias marinas, aún pendientes de presentar a Bruselas. "No puede ser que las estrategias marinas se hagan condicionadas por proyectos petrolíferos y no al revés. Medio Ambiente debería dar ese paso y negarse a tramitar permisos hasta que no estén ultimadas las líneas medioambientales a seguir". Dicha moratoria, es una petición que ya han hecho conjuntamente con otras plataformas con el apoyo de partidos políticos y es entendida como algo "vital y urgente" para su objetivo futuro: lograr la declaración del Mediterráneo occidental como zona libre de prospecciones.

Pese a la desbandada, Cairn recuerda que tiene "un compromiso con el desarrollo de la industria de hidrocarburos mar adentro y desea seguir trabajando con el ministerio" 

Desde el colectivo consideran que la presión social, que ha conseguido 128.000 firmas en contra del proyecto, y la advertencia de la Dirección General de la Costa y el Mar desaconsejando los sondeos han sido determinantes. Dicho organismo, dependiente del ministerio de Isabel García Tejerina, realizó el pasado mes de octubre un informe para su incorporación en el expediente del proyecto denominado ‘Campaña de adquisición sísmica 3D en los permisos B, G, AM·1 y AM·2 en el Golfo de Valencia (20120322MIN)', en el cual alertaba que “la potencial afección negativa sobre la fauna marina presente en el área de actuación es de una magnitud suficiente como para desaconsejar que se desarrolle el proyecto”. El escrito, recuerda que la campaña de adquisición sísmica se desarrolla dentro del Corredor de Migración de Cetáceos del Mediterráneo (propuesta como zona de especial protección ZEPIM) y detalla las especies marinas protegidas que se verían afectadas por los sondeos para concluir que "la alternativa deseable desde el punto de vista de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar es la alternativa de no realización de la actividad de prospección sísmica en áreas de presencia de cetáceos sensibles y especies protegidas".

Una "victoria", pero varios frentes abiertos

La noticia de la retirada de los planes de Cairn Energy en las aguas baleares ha sido recibida con entusiasmo por los colectivos y organismos que se han movilizado para evitar que se llevaran a cabo prospecciones petrolíferas en una zona de altísimo valor ecológico y enorme importancia para el turismo y la economía del archipiélago. Según Bravo, "es la primera victoria de la guerra que libramos". Por su parte, el Consell de Ibiza se hacía eco de la noticia desde su perfil oficial de Twitter con una imagen victoriosa, mientras su presidente en funciones, Vicent Serra, también compartía su satisfacción en la red social.

Sin embargo, la desbandada de Cairn Energy no despeja totalmente la posibilidad de que se lleven a cabo actividades de este tipo en aguas españolas. De hecho, la propia Cairn tiene solicitados permisos en el Golfo de Vizcaya, así como 12 áreas del Golfo de León (Nordeste 1-12). Esta última zona corresponde prácticamente con la solicitada por la empresa Seabird Exploration para realizar sondeos petrolíferos y cuya tramitación ha sido denunciada por Mar Blava por estar realizándose presuntamente en fraude de ley. A los anteriores se suma el proyecto de Spectrum Geo Limited en el Mar Balear, cuyo promotor tiene que presentar aún su estudio de impacto ambiental y comenzar la fase de información pública. 

A pesar de su retirada de las cuatro zonas del Golfo de Valencia, Cairn ha hecho público en un comunicado que "mantiene su interés en España" recordando que ha hecho las solicitudes de superficie en alta mar en el Golfo de León y el Golfo de Vizcaya. "La compañía tiene un compromiso permanente con el desarrollo de la industria de hidrocarburos mar adentro y desea seguir trabajando con el ministerio en este sentido".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba