El áparato averiado no pudo despegar

Enorme enfado del Príncipe por la avería que frustró su vuelo a Brasil

Enorme enfado el del Príncipe de Asturias al tener que cancelar su visita oficial de Brasil por un fallo mecánico del avión. "Es la primera vez que me pasa y ya tengo unos añitos", declaró, tras permanecer toda la noche en el aparato.

El príncipe Felipe
El príncipe Felipe archivo

La imagen de la España chapucera. Y con el Príncipe Heredero de protagonista involuntario. A la una de la madrugada estaba previsto el despegue desde Torrejón de la nave que iba a trasladar a Don Felipe junto a un nutrido grupo de empresarios y hombres de negocios españoles rumbo a Brasil. Se trataba de vender la marca España. Un auténtico fiasco. El avión estaba averiado.

Se intentó primero reparar la pieza del alerón del Airbus 310 que daba problemas. Una hora de trabajo. Imposible. Se buscó una pieza de repuesto en otro avión gemelo al del Príncipe, también a disposión del ministerio del Ejército. Intento fallido. La pieza, trasladada hasta el avión averiado en torno a las cinco de la madrugada, tampoco funcionaba. Siete horas después de detectarse la avería y con toda la delegación pendiente de subsanarla, tuvo que cancelarse el vuelo. Enorme frustración en la delegación real. Enorme enojo del Príncipe. según han comentado a este diario personas que participaban en la legación española.

Hasta las siete de la mañana, cuando ya se dió oficialmente por abortado el desplazamiento oficial, el Príncipe permaneció todo el tiempo dentro del avión, con paciencia franciscana, confiando en que finalmente los técnicos de mantenimiento y especialistas desplazados hasta Torrejón pudieran solucionar el problema técnico.

El Príncipe había visitado el domingo a Su Majestad el Rey en el hospital Quirón y había anunciado que hoy se le daría el alta. Don Juan Carlos ha evolucionado en forma muy positiva de su intervención en la cadera. Unas horas despues, el Heredero se encaminaba a la base eérea de Torrejón para emprender el viaje a Brasil donde tenía previsto inauguran un foro empresarial hispano-brasileño en la ciudad de Sao Paulo.

Cincuenta empresarios acompañaban al Príncipe en este desplazamiento, cuyo máximo objetivo es atraer inversiones hacia España y engrasar la ruta de emprendedores españoles hacia ese coloso del subcontinente americano, con más de docientos millones de habitantes y una de las grandes potencias emergentes del planeta. Una visita a la que Zarzuela otorgaban enorme importancia. Estaba previsto un encuentro con el gobernador del Estado paulista y una entrevista con el expresidente de Brasil, Lula da Silva, referente de enorme relevancia en toda la región..


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba