GIRO INSOSPECHADO EN EL CASO DE LOS ESPÍAS

Método 3 investigó al príncipe saudí amigo de Corinna que fue denunciado por violación

La agencia de detectives implicada en el espionaje a la líder del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, elaboró en 2012 un informe de 20 páginas sobre Alwaleed Bin Talal Abdulaziz Alsaud, el magnate árabe que fue acusado por una joven modelo española de una supuesta agresión sexual cometida en 2008 en Ibiza. El objeto del dossier fue, precisamente, este suceso ya archivado por la justicia española.

El príncipe saudí Alwaleed Bin Talal, en una imagen de archivo de agosto de 2011.
El príncipe saudí Alwaleed Bin Talal, en una imagen de archivo de agosto de 2011. GTRES

Los sumarios se cruzan. La investigación sobre la agencia de detectives Método 3, cuyos responsables están acusados de revelación de secretos por espiar el encuentro entre la líder del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, y la amante de uno de los hijos de Jordi Pujol, ha permitido conocer que entre las decenas de pesquisas que realizaron sus empleados se encuentra supuestamente una sobre el príncipe saudí Alwaleed Bin Talal Abdulaziz Alsaud, uno de los hombres más ricos del mundo y a quien una joven modelo española señaló como el autor de la supuesta agresión sexual que había sufrido en agosto de 2008 en Ibiza. La referencia al informe sobre el magnate saudí aparece en un documento interno de la agencia que enumera 169 dossieres realizados y que fue desvelado el pasado 23 de febrero por la revista catalana El Triangle. Francisco Marco, director de Método 3, niega sin embargo haber investigado al príncipe saudí y asegura en una denuncia presentada en un juzgado barcelonés que dicha lista ha sido "adulterada, añadiendo la identidad de personas con las que nunca se ha trabajado o investigado". 

Otros dos príncipes árabes han sido investigados en los últimos años por la polémica agencia de detectives barcelonesa. Uno de ellos es familiar directo del propio Alwaleed Bin Talal

En concreto, la referencia al documento a este personaje estrechamente relacionado con la monarquía española y con la amiga del rey, la princesa Corinna Zu Sayn Wittegenstein, aparece con el número 167 de dicho listado. El anunciado hace mención, precisamente, al suceso de Ibiza: "Investigación sobre la posible violación del príncipe Alwaleed Bin Talal Abdulaziz Alsaud, familia Arabía Saudí". La breve reseña incluía el detalle de que dicho informe contaba con 20 páginas y fue realizado en 2012. Ese fue, precisamente, el año en el que la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca sobreseyó la denuncia interpuesta contra el magnate saudí por la joven modelo. Lo que no consta es quién lo encargó ni el contenido del mismo. Max Turiel, abogado de la modelo y su familia, negó rotundamente a este diario este lunes que fueran ellos los clientes de Método 3. "No sabemos quién lo encargó, por qué, para qué y qué es lo que contiene. Ni nos dedicamos a espiar ni tenemos fondos para encargar un trabajo de este tipo", aseguró el letrado antes de anunciar que tienen intención de personarse en el sumario que instruye un juzgado de Barcelona contra la agencia de detectives en un nuevo intento de reactivar el sumario archivado sobre la violación a la modelo.

El príncipe saudí no es, sin embargo, el único miembro de una familia real árabe que supuestamente fue investigado por la agencia que dirigía Francisco Marco, principal imputado por el espionaje a la dirigente del PP. Siempre según la relación dada a conocer por el semanario catalán, otros dos petronobles fueron objeto de sus pesquisas. Así, el príncipe Saad Bin Abudlaziz Alsaud, pariente del propio Alwaleed, mereció la atención de los detectives catalanes en 2004, aunque tampoco constan detalles sobre el contenido de dicho informe ni del autor del encargo. Saad Bin Abdulaziz había protagonizado unos años antes un escándalo en EEUU después de que dos miembros de su servicio doméstico se escaparan en la ciudad Houston de su comitiva y denunciaran el supuesto trato denigrante al que les sometía el príncipe saudí. El otro miembro de la realeza árabe investigado fue el príncipe Sheikh Kahlid, de los Emiratos Árabes, sobre el que los detectives hicieron un informe en 2010. Ese año, Sheikh Kahlid se vio involucrado en un disputa por el poder en el pequeño país del golfo pérsico.

Un jeque y cuatro sumarios

El sumario sobre las actividades de Método 3 será la cuarta investigación de un juzgado español en la que sale a relucir de un modo u otro el nombre de Alwaleed Bin Talal. El primero fue, precisamente, el que se abrió en agosto de 2008 tras la denuncia de la joven modelo de que había sido drogada y forzada sexualmente a bordo de un yate anclado en la isla balear. Aunque en un primer momento el nombre del príncipe saudí no apareció relacionado con la supuesta violación, la víctima y su familia rastrearon en Internet durante cuatro meses en busca del rostro del hombre de rasgos árabes que supuestamente había abusado de la joven. Creyeron encontrarlo en unas imágenes de la cadena norteamericana ABC sobre la familia saudí y así se lo comunicaron al juez que instruía el caso. Desde entonces, el sumario fue archivado, vuelto a abrir en mayo de 2011 y, finalmente, sobreseído en marzo de 2012, dando la razón al príncipe saudí que siempre afirmó que el día que ocurrieron los hechos él se encontraba en la localidad francesa de Cannes. Pese a ello, la familia de la chica y sus abogados han intentado reabrir la causa e, incluso, iniciado otros procedimientos en juzgados distintos con dicho fin.

La modelo y su familia han conseguido que el nombre del príncipe saudí aparezca en otros tres sumarios, entre ellos el del 'caso Urdangarín'

Uno de ellos fue el intento de la modelo de personarse nada menos que en el 'caso Urdangarin'. Su abogado presentó un escrito solicitando poder intervenir en las actuaciones tras alegar que una de las empresas en las que el duque de Palma tenía una pequeña participación, Mixta África, tenía como principal accionista precisamente a Alaweed Bin Talal. En el documento que presentaron en el juzgado, se intentaba fijar una relación entre esta relación societaria y la supuesta mediación de la Casa Real española en el caso de Ibiza, y que la modelo consideraba probada después de que el propio rey Juan Carlos enviase una breve carta al príncipe saudí para mostrarle su "alegría" tras el archivo de la causa. En su argumentario, el escrito citaba a Corinna Zu Sayn Wittegenstein, de quien se pedía su declaración. El juez José Castro rechazó de plano tanto la personación como el interrogatorio.

La última causa en España en la que ha salido a relucir el nombre de Alwaleed Bin Talal se instruye en el Juzgado de Instrucción número 44 de Madrid. Ese es el órgano judicial encargado de instruir la denuncia que la familia de la modelo presentó recientemente contra la amiga del rey por un supuesto delito de usurpación de funciones por su labor de intermediación a favor de España ante las máximas instancias de numerosos países árabes para conseguir negocios como el del AVE a la Meca. La titular del juzgado pidió a la Fiscalía recientemente su opinión para saber si continúa adelante con la investigación o la archiva. La madre de la supuesta víctima reconocía a Vozpópuli hace unos días que el principal objetivo de esta iniciativa legal era poder preguntar a la princesa alemana si, entre esos trabajos de mediación de los que ha presumido recientemente en sus entrevistas a medios españoles, estuvo algún tipo de gestión con el jeque a raíz del suceso de 2008 en el que se vio involucrada su hija.

Mientras la magistrada toma una decisión, la joven modelo ha dado un nuevo paso judicial, esta vez más allá de nuestras fronteras. El pasado mes de enero presentó una demanda ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo para intentar reabrir su caso en lo que es su segundo intento de internacionalizar el caso. La justicia alemana ya descartó hace tiempo iniciar una investigación contra el jeque por la violación de Ibiza como pidió la víctima. Unas iniciativas judiciales que, sin embargo, no parecen preocupar demasiado al príncipe saudí, quien en los últimos días ha vuelto a ser noticia pero por una cuestión muy diferente: sus críticas a la revista Forbes por situarle como la vigésimo sexta fortuna del mundo, cuando él considera que está entre las diez personas más ricas del mundo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba