Inquietud por la falta de reacción de los grandes partidos ante el vuelco que puede dar el mapa político

Los empresarios trasladan sus miedos a las más altas instituciones ante el avance imparable de Podemos

La inacción de las dos principales fuerzas nacionales ante el ascenso de Podemos y el pim pam pum que mantiene bloqueados al PP y al PSOE preocupan de manera creciente a los empresarios, según se lo han trasladado ellos mismos al presidente del Congreso, Jesús Posada, uno de los dirigentes políticos que más clara ven la necesidad de un gran acuerdo de coalición entre los dos grandes partidos para la próxima legislatura.

El presidente del Congreso, Jesús Posada, junto al ministro de Economía, Luis de Guindos, y diputados del PP.
El presidente del Congreso, Jesús Posada, junto al ministro de Economía, Luis de Guindos, y diputados del PP. Gtres

Faltan nueve meses, como máximo, para las elecciones generales -andaluzas, autonómicas y municipales por medio- y los grandes empresarios no atisban señales de esperanza que anticipen un escenario de estabilidad política para la próxima legislatura. Bien al contrario, están cada vez más preocupados por la falta de reacción que observan en el PP y en el PSOE para detener el ascenso de Podemos, enfrascados en un pim pam pum que, en su opinión, puede abocar a un mapa político desastroso asentado en un Parlamento seriamente troceado y difícilmente gobernable, cuya foto anticipada podría empezar a observarse con mayor nitidez en las próximas municipales y autonómicas de mayo. La volatilidad de las encuestas de intención de voto contribuye a alimentar la incertidumbre.

A los empresarios les alarma el pim pam pum entre el PP y el PSOE, pues creen que solo alimenta a Podemos

Estas inquietudes se las acaban de trasladar casi una veintena de empresarios que integran el Foro Puente Aéreo a la tercera autoridad del Estado, invitados a comer el pasado miércoles en el Congreso. Entre los que intercambiaron opiniones con Jesús Posada figuran Antonio Brufau, de Repsol, Florentino Pérez, de ACS, Ignacio Garralda, de Mutua Madrileña, Antonio Catalán, de NH Hoteles, y Joaquim Gay, de la patronal catalana Fomento.

Algunos de los asistentes elogian “el alto sentido de Estado” observado en el presidente del Congreso, uno de los dirigentes del PP que más cristalina tiene la conveniencia de que en la próxima legislatura los dos grandes partidos formen una coalición a la alemana que sirva para atajar los riesgos que representa lo que a todas luces se antoja como un fin de ciclo en España.

Nuevas formaciones limpias de corrupción

En el almuerzo hablaron del reciente debate del estado de la nación y los empresarios coincidieron en que tanto Mariano Rajoy como Pedro Sánchez trabajaron en este duelo parlamentario a favor de Podemos y de Pablo Iglesias, ya que lo que al final quedó en la retina ciudadana es que las dos grandes formaciones políticas se afanaron en cruzarse acusaciones mutuas, en una coyuntura en la que los españoles observan que emergen nuevas formaciones que, como es el caso de Ciudadanos, al menos están limpias de casos de corrupción. Esta forma de hacer política, cuya secuencia se ve casi a diario, le dijeron algunos empresarios a Posada, no puede conducir a nada bueno.

Este grupo empresarial, que integra a directivos de diversos sectores, trasladó también a Posada su alarma por la debilidad que atraviesa el PSOE, una constante presente también en muchas de las conversaciones privadas que mantienen en los últimos meses altos cargos del PP y del Gobierno, añorantes del pasado en el que Alfredo Pérez Rubalcaba dirigía el primer partido de la oposición bajo criterios de Estado mucho más asentados que los que ahora refleja su sucesor, Pedro Sánchez. Algunos ministros comentan, incluso, que Mariano Rajoy participa de la misma opinión.

Posada opina que en Cataluña se acabará llegando a un acuerdo dialogado en la próxima legislatura

Como la mayoría de los asistentes tienen intereses empresariales en Cataluña, se interesaron por la opinión que Posada tiene del conflicto que enfrenta desde hace años al Gobierno con la Generalitat. El presidente del Congreso les contestó que está convencido de que se acabará llegando a un acuerdo dialogado, aunque no podrá cerrarse, probablemente, hasta la próxima legislatura. Es un asunto de Estado, añadió Posada, y aunque no hay margen para solucionarlo ya en el corto plazo, se acabarán abriendo vías de entendimiento que hasta ahora han permanecido cegadas, siempre teniendo en cuenta que juega a favor de los intereses de España el fuerte rechazo que provoca en la Unión Europea cualquier aventura soberanista como la que patrocina Artur Mas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba