Nacional Beatriz Talegón: 'Conozco a Pablo Iglesias, le pasa lo que a Zapatero: no ve quién lo puede meter en un lío'

Despuntó dentro del PSOE cantándole las cuarenta a los principales líderes y así salió del partido: atizando. Acusa a Pedro Sánchez de afilar cuchillos en la sombra. Eso sí, deja las cosas bien claras: no está dispuesta a hacer otra cosa excepto ir por libre y dar guerra.

A las dos y media de una tarde que roza los cuarenta grados, Beatriz Talegón (Madrid, 1983) llega cargada de papeles y carpetas. La ex secretaria de las Juventudes Socialistas encadena una reunión tras otra. La siguiente será para anunciar la formación de una plataforma de confluencia de izquierdas y eso que hace menos de cinco días ha dejado el partido en el que militaba desde hace más de once años, el PSOE. Que ella va por libre, parece tenerlo muy claro todo el mundo. En 2013 le cantó las cuarenta a los líderes de la Internacional Socialista por ir a hoteles cinco estrellas. Hoy vuelve a cantárselas a unos cuantos, desde Pedro Sánchez, a quien acusa de haber afilado cuchillos en la sombra junto a Pepe Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba, hasta a Pablo Iglesias, a quien dijo “no” para ir en las listas de Podemos en las próximas elecciones generales.

No se salva ni Pedro Sánchez, a quien acusa de haber afilado cuchillos en la sombra junto a Pepe Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba.

“Pablo Iglesias me llamó para participar en sus listas y le dije que no. Y dije que no porque creo que nos tenemos que juntar todos, pero de otra manera y no bajo la siglas de Podemos”. Cuando se unió al PSOE, Beatriz Talegón tenía 21 años y llevaba ya un recorrido en el mundo de los movimientos sociales. De esos años conoce a Iglesias. “Él, como José Luis, como Zapatero –añade el apellido como para corregir la informalidad-, a veces tiene una dificultad para darse cuenta de la validez humana de las personas que le rodean; tiene gente brillante y gente que no lo es tanto y que pueden meterlo en más de un lío, pero no es capaz de verlo”.

De carácter fuerte, aunque a muchos no les caiga en gracia entre otras cosas por su afición a los platós, Beatriz Talegón tiene los modos fuertes de quienes saben marcar un tempo. No es de extrañar: si a Talegón se le da bien lo de cantar las cuarenta a más de uno, es obvio que no le costará tampoco aquello de llevar el compás. Además de abogada, Talegón estudió música, aunque hace ya mucho tiempo que no se sienta ante un piano. Pero no es precisamente de música sobre lo que conversa Beatriz Talegón en esta entrevista con Vozpópuli, sino sobre otras cosas: el papel de Rubalcaba y Pepe Blanco en el boicot a los liderazgos disidentes en el PSOE, su salida de la organización, así como el plan de una confluencia de izquierdas de cara a las generales, entre muchos, muchos otros, asuntos...

- Usted saltó a la palestra cantando las cuarenta a los dirigentes socialistas y se marcha, también, cantando las 40. Eso es signo de algo, ¿no paran de reblandecerse los socialistas?

- Desde finales de los 80 ha habido un movimiento en el socialismo, ellos dicen que hacia el centro. Pero si estás en la izquierda y el movimiento ocurre hacia el centro, en realidad está ocurriendo hacia la derecha. El Partido Socialista dejó de ser esa bandera que ondeaba defendiendo la democracia y los derechos de los trabajadores. Esto yo lo podría llegar a entender en una sociedad en la que se han alcanzado muchos logros sociales. Pero, al contrario, se han dado muchos pasos hacia atrás con esta llamada crisis, que no es una crisis. Es una estafa para recortar derechos.

- En su carta de despedida dice que el PSOE ya no es ni obrero, ni socialista. Pero ya cuando usted se incorporó, en 2004, después de los atentados del 11M, tampoco es que lo fuese mucho.

- En aquella época yo no venía de la política, sino de los movimientos sociales, del activismo. Sentí que había que plantarle cara a la política de la crispación, que era lo que hacía el PP de Aznar. Entonces el atentado del 11M me resultó especialmente hiriente. Sentí que tenía que implicarme en una lucha en defensa de otra política. Sinceramente, de corazón, Zapatero me pareció que era la persona idónea.

"Durante esos cuatro años mucha gente empezó a afilar cuchillos en el Partido Socialista"

- ¡Pero Zapatero fue como la gran estafa! Despilfarró capital humano. ¿Dónde quedó la gente joven que estaba a su lado para que terminara Rubalcaba como líder? Y ni hablar del dinero, claro.

- No fue exactamente así. Zapatero llegó de manera inesperada. No era el candidato preferido de nadie. Llegó en medio de una ruptura de bandos enfrentados en el PSOE. Algunos le llamaban 'Bambi', porque era muy suave y flojillo en sus formas. Hizo unas reformas políticas muy importantes: consiguió superávit en las cuentas de España, pero nadie se las reconoce. Hubo defensa de la igualdad en la mujer, de los derechos de los homosexuales. Hizo la Ley de Dependencia, de Memoria Histórica, reformas de educación y sanidad. Hubo paz social en el tema de los independentismos… ¿Qué pasó con la segunda legislatura, que fue cuando ocurrió el desencanto con Zapatero? Él se había apartado de la vieja guardia. Pues ocurrió que ésta comenzó a entrar en su gobierno.

- Espere, espere… ¿y qué pasó con los jóvenes, con los que se suponía que debían ser el relevo?

- Pasó que durante esos cuatro años mucha gente empezó a afilar cuchillos en el Partido Socialista. Hubo un momento en el que Zapatero seguía siendo presidente y Rubalcaba se presentó como candidato a las siguientes elecciones. La campaña que hizo Rubalcaba mientras Zapatero siguió siendo presidente fue continuamente contra Zapatero. En ese momento, Rubalcaba le ningunea, le desdice, da mensajes contradictorios, le empieza a aislar. A Zapatero se le aísla desde las filas históricas. Empiezan a entrar figuras que estaban antes y que habían desaparecido desde la primera legislatura. Empieza a aparecer Pepe Blanco, figuras de la vieja guardia que empiezan a arrinconar a Zapatero.

- Dijo hace poco que Pedro Sánchez era una persona antidemocrática. ¿Él forma parte de esta vieja guardia a la que alude?

- Totalmente. Todos sabemos que una de las principales personas que le apoyó para llegar ahí fue Pepe Blanco.

- ¿Y Susana Díaz? ¿Tiene ella que ver con todo este grupo?

- No. Ella no estuvo detrás de Pedro Sánchez.

- ¿Cómo la ve a ella? ¿Se llevan bien?

-Como persona, Susana Díaz me ha sorprendido muy gratamente, es muy cercana. Políticamente estamos en lugares diferentes. Ella, dentro del socialismo es mucho más conservadora que yo, pero creo que es muy trabajadora, es incansable. Se lo ha peleado y lo ha conseguido. Le tengo mucho respeto.

"He visto cómo en el PSOE se atacaba a muchos compañeros, con Fernando López Aguilar. Todo porque se presentaba a unas primarias"

- Usted viene dando avisos. No se presentó a la reelección en 2014, hay quienes aseguran que por falta de apoyos en su gestión, aunque usted lo desmintió. ¿Por qué se va? ¿Qué pasó?

- Yo he ido viendo cómo funciona esta organización, cuando entré elegida como secretaria de la internacional sólo dije que estaría dos años. Hay documentos y vídeos que lo prueban. Los propios compañeros son los que intentaron sacar a prensa supuestos problemas. No los hubo. Mi gestión fue aprobada por unanimidad. Se ha creado una campaña que no han podido probar. Yo he aguantado muchas. He visto cómo en el PSOE se atacaba a muchos compañeros. Fernando López Aguilar, por ejemplo, es una de las personas que pensaba presentarse a unas primarias y le articularon una campaña de difamación, pero el Tribunal Supremo ha archivado esa causa pues no hay motivos para imputarle nada. Pero es una persona a la que acaban de destrozarle la imagen pública, que le han dado una batalla como si fuera un maltratador y le expulsaron del partido, todo porque se iba a presentar a unas primarias.

- ¿Está harta, cierto?

- Estoy harta de toda esa mierda. Así no se puede hacer una política limpia. No se puede hacer una política limpia cuando la gente sólo está pensando en colocarse en sitios. Son capaces de hacer cualquier cosa para cargarse a cualquier compañero.

- Aunque ya usted lo dejó bastante claro. El hecho de que se vaya del PSOE no quiere decir que vaya a irse a Podemos.

- No.

-Tampoco que vaya a dejar la política.

- No.

"El PSOE me quería tener dentro del partido porque se creían que así me podían controlar"

- Es decir, ésta no es una ausencia definitiva.

- No, no… ausencia ninguna. Estoy más activa que nunca, no me voy de la política. Ahora soy mucho más libre. Esta semana, que yo pensé que iba a estar mucho más tranquila desde que dije que me iba, he tenido la posibilidad de reunirme con mucha más gente que me ha llamado. He estado en el campamento de trabajadores de Coca-Cola. Esta tarde estoy en el acto de confluencia de izquierda junto a Alberto Garzón. Pablo Iglesias me llamó para participar en sus listas y le dije que no. Y dije que no, porque creo que nos tenemos que juntar todos, pero de otra manera y no bajo la siglas de Podemos. Ahora estoy más viva en política que antes. El PSOE me quería tener dentro del partido porque se creían que así me podían controlar.

- ¿Va a estar dando guerra de aquí a las generales?

- Voy a estar dando guerra hasta que me muera.

- Si Pedro Sánchez es antidemocrático, ¿cómo es Pablo Iglesias?

- A Pablo le conozco de antes de todo esto. Es una persona muy sensible, muy dulce en su trato, muy tranquilo, muy pausado, muy ambiciosa, que no es malo. Creo también que está muy solo. El único fallo que le puedo decir a Pablo es el mismo que le dije a José Luis, a Zapatero. A veces tiene una dificultad para darse cuenta de la validez humana de las personas que le rodean; tiene gente brillante y gente que no lo es tanto y que le meten en más de un lío, pero no es capaz de verlo.

- Rajoy le llama oportunista a Pedro Sánchez y usted le dice lo mismo. Que los pactos del PSOE son pactos de supervivencia.

- Lo que se dio en las últimas elecciones fue la mayor derrota del PSOE, lo vendan como lo vendan. Lo que se dio fue el número de votos más bajo del PSOE, más bajo en toda la historia de la democracia. En el momento en que se plantea sobre la mesa qué hacer para gobernar yo lo dije: en la mayoría de las regiones el PSOE ha tenido más votos y más peso que Podemos y, sin embargo, Podemos viene a exigir al Partido Socialista una serie de cuestiones. Desde mi punto de vista, el PSOE no estuvo acertado. En aquel momento yo era miembro del Comité Federal del PSOE y yo traté de aconsejar.

"Lo que se dio en las últimas elecciones fue la mayor derrota del PSOE, lo vendan como lo vendan"

- ¿Qué dijo?

- Lo que tenemos que hacer, les recomendé, porque hemos sido más votados que ellos, es exigir nosotros a ellos. Si no queremos tener a Cospedal enfrente, es decir: ‘Te vienes conmigo al gobierno, nada de apoyarme para la investidura para darme luego desde todos los lados. No. Te vienes conmigo a gobernar, ¿qué consejerías quieres? Tómalas’. Los éxitos y los fracasos serán compartidos. Al PSOE le ha cegado tocar el poder, como siempre. Le ha cegado ponerse en las sillas a cualquier precio y no se han dado cuenta que han caído en una trampa mortal, porque ahora se han puesto con el apoyo de Podemos en el disparadero. Ahora les van a llover tanto desde el PSOE como desde el PP, como de Ciudadanos, como desde IU. Tenían que haber hecho un frente desde la izquierda pero les cegó llegar al poder.

- ¿Cómo ve la confluencia de izquierdas?

- Es necesaria.

- ¿Pero es posible?

- Debe serlo. Tiene que serlo.

- ¿Quién estaría?

- Es fundamental que sea una confluencia con organizaciones políticas de izquierdas, pero también con las mareas ciudadanas, los colectivos sociales. Va a hacer un ejercicio que va a costar mucho trabajo y diálogo. Será más sencillo si ponemos los proyectos en común y que las personas que se postulen para defenderlo sean elegidas en procesos con garantías, abiertos y democráticos.

- ¿Tiene fecha? ¿De aquí a las generales? ¿De aquí a cuándo?

- Ya se ha dicho. Personas de Equo, Izquierda Unida, Podemos… hemos hecho un llamamiento a confluir… ¿Que si tenemos tiempo? Depende del señor Mariano. A ver cuándo se digna a convocar las elecciones. Hay mucho trabajo detrás. Hay una plataforma ya creada que se llama Somos Izquierda y tiene mucho trabajo hecho. Ahora se trata de poner todo esto en marcha.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba