Nacional

Botella retoma una oposición de hace 22 años para 'legalizar' a la cúpula de la Policía de Madrid

El jefe de la Policía de Madrid está entre los ocho aspirantes a subinspector. El Ayuntamiento de Madrid recupera las pruebas para tratar de regularizar a la cúpula policial, que permanece en situación ilegal con nombramientos provisionales.

El Ayuntamiento de Madrid ha reanudado una oposición que inició su recorrido hace 22 años, en el mes de abril de 1992, para seleccionar a ocho subinspectores de la Policía Municipal. Entre los aspirantes a la plaza de subinspector está el actual responsable del Cuerpo, Emilio Monteagudo.

La actual cúpula de la Policía Municipal está organizada con un inspector Jefe (el propio Monteagudo), seis inspectores, una quincena de subinspectores y alrededor de cuarenta oficiales. La falta de subinspectores por oposición hizo que los concejales sucesivos fueran habilitando a oficiales para ejercer este puesto. Sin embargo, desde que fueron habilitados estos agentes se sucedieron los recursos en los tribunales, que fueron ganados, por lo que algunos de estos nombramientos han sido declarados nulos, por lo tanto la cúpula de la Policía Municipal de Madrid es ilegal, excepto en el puesto de su máximo responsable.

Cinco de los seis responsables de la segunda línea de mando municipal tienen ya sentencia firme de que su nombramiento de subinspector es ilegal. El caso más grave es el de uno de ellos, según los sindicatos, que conociendo ya las sentencias firmes fue ascendido a inspector. Los sindicatos creen que al mantener en su puesto a un funcionario que tiene una sentencia firme contra su nombramiento se está cometiendo un presunto delito de prevaricación.

Cinco de los seis responsables de la segunda línea de mando municipal tienen ya sentencia firme de que su nombramiento de subinspector es ilegal

Esta situación ha sido denunciada en numerosas ocasiones por los sindicatos y los partidos políticos presentes en la Corporación. Las últimas críticas han venido por parte de UPyD, que ha realizado varias preguntas en Comisión y Pleno. “No se ha utilizado el mérito y capacidad y sí el favoritismo político, lo que perjudica la profesionalidad”, según dijo Jaime de Berenguer, portavoz adjunto de este grupo.

El nuevo equipo nombrado tras la tragedia del Madrid-Arena, al mando del concejal Enrique Núñez, decidió nada más llegar al cargo regularizar esta situación y seguir con las pruebas que comenzaron hace 22 años. Se presentaron dos recursos contra la reanudación de las oposiciones. Uno de ellos porque consideraba que el retraso hacía anulable la oposición y otro contra la composición del tribunal.

La oferta de empleo público se publicó en el Boletín Oficial del Ayuntamiento el 16 de abril de 1992 y hasta el 2002 no se convocó la oposición. Los nuevos subinspectores serán nombrados oficialmente en septiembre tras la reanudación que tiene en el 20 de febrero la lectura del proyecto.

El objetivo del actual equipo es convocar posteriormente nuevas plazas de subinspectores para que el cuerpo esté formado por profesionales de carrera y se termine la discrecionalidad que está en vigor desde hace más de dos décadas.

Los ocho aspirantes son agentes de reconocido recorrido en el cuerpo y se da por seguro que pasarán las pruebas

Irregularidades en el inicio de las oposiciones

La oposición que se reanuda ahora después de 22 años de marcha selecciona a ocho subinspectores en el turno de promoción interna y a dos en el de libre. Algunos sindicatos y UPyD han criticado el hecho de que siga dando validez a pruebas como el tets psicotécnico o el examen médico que los aspirantes pasaron hacer más de 12 años.

Los ocho aspirantes son agentes de reconocido recorrido en el cuerpo y se da por seguro que pasarán las pruebas. De los dos de la oposición libre uno no ha superado las pruebas recientemente y ha quedado eliminado. Lo curioso es que en el inicio de las oposiciones también se denunciaron algunas irregularidades, con recursos incluidos. Uno de ellos fue ganado por uno de los opositores, pues al parecer se habían equivocado en el nombre del autor de las respuestas de su test psicológico. 

Se permitió que esta persona pasara el corte, pero no se buscó al autor del test suspendido, que pasó sin tener una aprobado efectivo, según explicaron fuentes que conocen la prueba.

El actual inspector jefe, Emilio Monteagudo, ocupa la plaza tras ganar el puesto de libre designación en un concurso de méritos. En la actualidad permanece imputado por el caso del Madrid Arena. De los seis inspectores al mando en la actualidad, dos de ellos están incluidos en la pieza separada del caso, junto con el inspector jefe. Se investiga una presunta falsedad documental.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba