Nacional

Rebelión en Podemos: denuncian el 'dedazo' de Pablo Iglesias en su lista para las europeas

Los simpatizantes de Murcia acusan al politólogo de promocionar a la número cuatro de la plancha en detrimento de otra candidata que ocupa el puesto 40. Reclaman unas "reglas de jueglo claras para todos desde el inicio". El proceso de primarias abiertas queda en entredicho.

El politólogo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante un acto de su plataforma.
El politólogo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante un acto de su plataforma. Podemos vía Facebook

El novedoso proceso de primarias puesto en marcha por el partido del politólogo Pablo Iglesias para elegir a sus candidatos a las europeas comienza a caerse como un castillo de naipes. El tertuliano y presentador de La Tuerka lanzó este proyecto para dejar únicamente en manos de la ciudadanía la confección de la lista para el 25-M, después de que esta idea no fuese acogida por Izquierda Unida, formación con la que venía colaborando. Sin embargo, a tenor de las maniobras que revelan ahora desde su propio partido, la transparencia y la participación democrática esgrimidas por Iglesias durante estos meses quedan en entredicho.

Podemos ha celebrado primarias abiertas para elegir a sus 54 aspirantes a la Eurocámara entre 150 perfiles, pero, según el relato que hace el círculo (agrupación de simpatizantes) de Murcia, Iglesias y sus acólitos (reunidos bajo el nombre de "grupo promotor") han influido y condicionado este proceso ciudadano, promocionando a unos candidatos sobre otros. Contribuyendo así a que los amigos fueran más votados y subieran a los puestos de salida de la lista europea. El círculo murciano ha destapado el caso de la número cuatro de la plancha, Lola Sánchez -avalada por la agrupación de Cartagena (Murcia)-, que contó con el impulso de Iglesias frente a otra candidata, Isabel Meroño, relegada al puesto número 40.

Desde la delegación de Murcia se han dado a conocer "algunos problemas surgidos" con el grupo promotor de Podemos con motivo de su visita a la región el pasado 30 de marzo. Así, relatan que "en sábado 29 de marzo, con las primarias en marcha (del 27 de marzo al 2 de abril), se nos avisa por la tarde de que Pablo Iglesias e Iñigo Errejón quieren hacer un acto el domingo por la tarde. Deprisa y corriendo el círculo Podemos Murcia organiza el evento sin tiempo a dar una difusión en condiciones y sin tiempo para debatir y negociar el formato de dicho encuentro". Dicho círculo había decidido que intervinieran Iglesias, Errejón e Isabel Meroño, una de las avaladas del círculo (cada agrupación avalaba un máximo de tres candidatos), como quedó reflejado en el cartel del acto.

Los críticos se quejan de que los promotores de Podemos llevaran incluso publicidad impresa solamente con el nombre de la candidata que ellos 'apadrinaban'

Sin embargo, los críticos denuncian que en dicho encuentro, y sin contar con el círculo, también intervino otra candidata (en alusión a Lola Sánchez) a las primarias, que fue "promocionada directamente por Pablo Iglesias en detrimento del resto de candidatos y candidatas, lo cual creó molestias en la avalada por Podemos Murcia y en general en todo el círculo". Además, este grupo descontento con los métodos empleados por el profesor de Ciencias Políticas narra que el "grupo promotor (Iglesias y sus adláteres) trajo publicidad impresa solamente de Lola Sánchez y puso mesas de votación sólo con esta publicidad, lo que hizo aumentar dicho malestar".

Para la agrupación murciana es entendible que la construcción de Podemos se está haciendo en "unos plazos muy cortos, marcados por el calendario electoral, lo que deja poco tiempo para la reflexión y el debate", pero ello no les impide reclamar "el establecimiento de unas reglas de juego claras desde el inicio, que todos y todas respetemos". A juicio de esta delegación, las personas del grupo promotor con cierta relevancia y proyección mediática deberían "mantenerse neutrales en los procesos democráticos de elección e intentar promocionar por igual a sus compañeros y compañeras".

Entre las medidas para evitar que vuelvan a surgir este tipo de problemas, los críticos proponen "profundizar en la creación de estructuras democráticas y estatales que hagan que el grupo promotor se vaya liberando de la tarea de llevar la iniciativa y que permitan establecer procedimientos compartidos por todos". Tales pretensiones serán difícilmente atendidas por los fundadores de Podemos (Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Carolina Bescansa), ya que los estatutos del partido registrados en el Ministerio de Interior dejan poco espacio a la innovación y se asemejan bastante a los esquemás clásicos de las formaciones tradicionales, como ha informado Vozpópuli

Una estructura orgánica personalista 

Los estatutos revelan que Iglesias ha diseñado un partido a su medida, reservándose amplios poderes. Como órganos a crear en el plazo máximo de un año, establecen una Asamblea Ciudadana (un foro soberano bianual integrado por todos los afiliados), un Consejo Ciudadano (80 miembros por listas abiertas y carácter trimestral), un Consejo de Coordinación (de 10 a 15 miembros de convocatoria mensual) y una Portavocía, que previsiblemente será ocupada por el presentador de La Tuerka. Su elección será en la Asamblea Ciudadana por mayoría absoluta para un mandato de dos años, renovable.

La Portavocía será la "máxima representación política e institucional", velará por el "funcionamiento regular" de sus órganos y marcará la línea política del partido en los intervalos entre reuniones del Consejo de Coordinación. Precisamente, los miembros de este órgano ejecutivo, donde se tomarán las principales decisiones, serán propuestos por el portavoz. Iglesias lo deja todo bien atado para rodearse de sus caballeros de la mesa redonda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba