Nacional

Echenique amenaza el liderazgo de Pablo Iglesias y aglutina a las corrientes críticas

El borrador del eurodiputado e investigador del CSIC genera expectación en las bases a una semana de la Asamblea fundacional y recibe un amplio apoyo, incluido el de Izquierda Anticapitalista. Su equipo 'La hora de la gente' recaba la opinión de otros grupos de trabajo para elaborar un documento que "integre las diferencias" y otorgue verdadera autonomía a los círculos en sus decisiones.

El equipo de Pablo Iglesias por un lado, y los que, después del favorito, suscitan más expectación, por otro. Así encara Podemos la recta final de su Asamblea fundacional Sí se puede, prevista para el próximo fin de semana, donde quedará configurada la estructura interna del partido, así como su estrategia política y su compromiso ético (todo ello mediante la votación ciudadana de los correspondiente borradores).

Al grupo de trabajo Claro que Podemos, pilotado por el politólogo y sus más estrechos colaboradores (Juan Carlos Monedero, Iñigo Errejón, Carolina Bescansa y Luis Alegre, coordinador de la organización de la Asamblea), le ha salido un competidor cuyo perfil más conciliador está teniendo especial calado entre las bases de la formación: se denomina La hora de la gente y lo capitanean los eurodiputados Pablo Echenique-Robba, investigador del CSIC, y Teresa Rodríguez-Rubio, profesora de secundaria y activista social.

No obstante, estos últimos no caminan solos, ya que mantienen estrecha relación con los integrantes de la propuesta denominada Profundización democrática elaborada por Víctor García, del círculo de Barcelona; y del borrador Podemos participar más, que cuenta con el respaldo de la también eurodiputada Tania González y cinco miembros del equipo técnico encargado de los preparativos de la Asamblea, entre ellos Daniel Ripa, del círculo de Oviedo. Estas iniciativas, junto a la de Iglesias, son las cuatro con mejor acogida en la militancia.

La apuesta del grupo de Echenique por la búsqueda del mayor consenso posible es tal que ha propiciado (con un llamamiento abierto a todos los círculos de Podemos) un encuentro para este sábado con los integrantes de Profundización democrática y Podemos participar más, entre otros simpatizantes, para fusionar sus propuestas en un solo documento que "integre las diferencias" y permita rebatir en la Asamblea las tesis del proyecto de Pablo Iglesias.

A esta mini-cumbre de las corrientes críticas con el borrador estrella no está previsto que acudan ni el politólogo ni sus principales ayudantes debido a "cuestiones de agenda", según informaron fuentes internas. Estos miembros de Claro que Podemos, que también han sido invitados por Echenique a la cita en el centro Abogados de Atocha (Madrid), mantienen, no obstante, que están en permanente contacto con el equipo del investigador del CSIC.

"Lo más deseable es que al final de este proceso haya un sólo documento que lo sintamos todos como propio y no que se pueda interpretar que es el documento de 'alguien'", ha señalado Echenique en declaraciones a Europa Press. No obstante, ha remarcado que el debate "es muy sano", al igual que el hecho de que existan "varias posiciones" sobre cómo debe ser el futuro de Podemos.

La idea de La hora de la gente es salir del encuentro de este sábado con una condensación de textos productiva, que sea a la vez convincente de cara a la Asamblea constituyente. Con ello, continúan el trabajo desarrollado el pasado domingo en Zaragoza, donde el equipo de Echenique reunió a una decena de grupos, que intercambiaron pareceres y acordaron criterios para intentar unificar sus respectivos borradores organizativos. El plazo para presentar los textos definitivos que luego serán debatidos en la asamblea de los días 18 y 19 concluye el próximo miércoles 15.

El equipo del eurodiputado e investigador del CSIC se inclina por una dirección "colegiada", en lugar de un modelo "unipersonal" como plantea el de Iglesias

El europarlamentario y miembro del CSIC ha afirmado estos días que los suyos acuden a la reunión de este sábado -harán lo propio en la gran cita del Palacio de Vistalegre- "sin líneas rojas", puesto que, en su opinión, "cuando posiciones distintas se sientan a charlar no tiene que haber requisitos previos". Estas declaraciones de Echenique llegaban después de que Luis Alegre, colaborador de Pablo Iglesias, señalara que ellos irán al cónclave del próximo fin de semana con algunos puntos "irrenunciables" de su borrador, como la figura del secretario general, en principio reservada a Pablo Iglesias, y la necesidad de que sea sólo una persona quien ostente este cargo. Alegre justificó esta postura en la necesidad de garantizar una buena coordinación de los órganos ejecutivos.

La figura del secretario general es unas de las principales diferencias entre el borrador de Iglesias y de Echenique. Mientras el primero apuesta por una dirección reducida compuesta de un grupo pequeño de entre diez y quince personas lideradas por un secretario general, elegido por los afiliados mediante elecciones primarias cada tres años, el segundo opta por un liderazgo compartido de siete portavoces. Estos responsables serían también elegidos mediante primarias abiertas a toda la Asamblea, pero con una duración de dos años y la posibilidad de encadenar tres mandatos, o excepcionalmente cuatro. Cada portavoz tendría un máximo de 6 personas de "equipo de apoyo" que no tendrían que ser necesariamente miembros de Podemos.

Según Echenique, si bien el modelo de partido propuesto por Iglesias es "sustancialmente diferente a la manera de organizarse de un partido tradicional", la propuesta que él defiende va todavía "un poco más lejos". De esta manera, el científico se inclina por lo ventajoso de una dirección "colegiada", en lugar de un modelo "unipersonal".

Precisamente, la confección de la cúpula de Podemos ha sido esta semana objeto de tensión entre el grupo afín a Pablo Iglesias y miembros de Izquierda Anticapitalista, partido que presta cobertura a Podemos. Representantes de IzAn han criticado que Claro que Podemos haya aceptado una enmienda a su borrador que impide formar parte de la futura Ejecutiva a integrantes de una formación de "ámbito estatal".

Tal enmienda ha generado malestar en Izquierda Anticapitalista, organización a la que pertenece la eurodiputada Teresa Rodríguez-Rubio, impulsora junto a Echenique del proyecto La hora de la gente. Después de que el equipo de Iglesias haya justificado la enmienda con que así evitarán la penetración de oportunistas, el propio Echenique ha manifestado que "si decide la gente y la revocación es factible, evitaríamos el arribismo sin hacer pagar a justos por pecadores".

Concurrir a las elecciones municipales

El otro punto fuerte del borrador crítico es el mayor protagonismo que otorga a los ciudadanos dentro de Podemos, aumentado la autonomía de los círculos. Para Echenique, en el modelo de Iglesias "hay demasiado espacio entre asambleas extraordinarias", de modo que en dichos periodos "la gente no tiene un nivel de participación todo lo elevado que debería ser", ha apuntado a Europa Press.

En este apartado, el equipo del científico se decanta por una máxima: las decisiones deben ser tomadas por aquellos que van a verse afectados por ellas. En concreto, propone dotar a los círculos (agrupaciones de base) municipales y autonómicos de responsabilidades electorales aunque "respetando las directrices establecidas por los Círculos territoriales de ámbito superior". Entre las competencias de dichos círculos se encuentra la de "decidir si Podemos se presenta o no a las elecciones en el territorio". Frente a ello, el grupo de Pablo Iglesias defiende en su borrador político no concurrir a las elecciones municipales para salvaguardar el "prestigio" de la formación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba