Nacional

¿Qué pasa cuando el líder caduca? La pregunta que más preocupa a Podemos

El descenso de la popularidad de Pablo Iglesias y la lejanía de la victoria que reflejan las encuestas lleva a la formación a reflexionar sobre su futuro más allá de las próximas elecciones generales. La Universidad de Verano de Podemos aborda esta cuestión en profundidad.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. Podemos vía Flickr

Coincidiendo con el fin del curso político, justo antes de las vacaciones de agosto, en Podemos ya analizan con perspectiva cómo afrontar a la vuelta del descanso estival los meses previos a las elecciones generales de este año, unas semanas que serán determinantes, cruciales. Y aunque el partido derrocha optimismo y dedicará todo su esfuerzo a conseguir el mayor triunfo en las urnas para llegar hasta La Moncloa (el objetivo número uno es "asaltar los cielos"), dos cuestiones subyacen en el fuero interno de la formación morada: el descenso de la popularidad de Pablo Iglesiasy la lejanía de la victoria que reflejan las encuestas.

Ambas sensaciones llevan estos días a Podemos reflexionar sobre su futuro inmediato y más allá de las próximas generales. La Universidad de Verano, organizada por Instituto 25M Democracia, la fundación ligada al partido del círculo, ha sido testigo directo de ello.

Fue el pasado jueves durante la ponencia Liderazgo y nueva política, celebrada en el salón de actos de la facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, donde afloró, a modo de sentimiento, la necesidad que tienen las bases de saber que el proyecto Podemos continuará adelante con un líder fuerte y representativo, pese a un eventual resultado negativo en las urnas. Si la formación morada no alcanza su principal propósito, ello dejaría al actual referente, Pablo Iglesias, en una situación muy complicada.

En la mesa del coloquio estaban Rita Maestre, portavoz del Gobierno de Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid, Laura Casielles, escritora y responsable de la comunicación de Pablo Iglesias, y José Enrique Ema, profesor de Psicología en la Universidad de Castilla-La Mancha. También estaba prevista la intervención del concejal Guillermo Zapata, pero no acudió debido a un compromiso relacionado con su tarea municipal.

Delante de un sala abarrotada y sin apenas medios de comunicación, Casielles sorprendió al auditorio introduciendo una cuestión en el debate, que, al principio, pareció incómoda, pero que luego generó gran interés a tenor de los testimonios y las impresiones del público asistente (cargos, militantes y simpatizantes de Podemos). "¿Qué pasa con los liderazgos a partir de ahora? Hasta ahora el líder ha ejercido como guía hacia un lugar, pero luego habrá una situación de elecciones y una resolución, que puede tener distintos escenarios. ¿Qué ocurre con el líder entonces? ¿Qué va a pasar con el líder en ese momento en que el marco cambie?", planteó Casielles.

Entre esos dos escenarios, prosiguió la asesora de Iglesias, "el primero en que habría que pensar es el siempre posible escenario de la derrota, que es algo en lo que no queremos pensar, pero hay que pensar". "Yo me imagino -continuó- algo así como la escena del poema de Kavafis en la canción de Leonard Cohen, El Dios abandona a Antonio. Ese líder mirando por la ventana a la ciudad perdida y diciendo: bueno, o me voy o me reconstruyo. ¿Qué pasa entonces? ¿Qué es el líder en la derrota? ¿Qué es el líder en la necesidad de relevo?", fueron las cuestiones que puso sobre la mesa.

"El posible escenario de la derrota

es algo en lo que no queremos pensar, pero hay que pensar", plantea la asesora de Iglesias

Asimismo, Casielles, que pertenece al Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, señaló que en esos meses que están por venir cabe también la pregunta de "cómo vamos a lidiar con la evolución de la hipótesis, es decir, en qué momento sabremos o no sabremos ver que llega el tiempo de hacer un cambio". "¿Tendremos o no tendremos la valentía de abandonar lo que ha funcionado y no tener apego a las figuras que nos han traído hasta aquí y que quizá tengan, en algún momento, que dejar paso?", formuló la colaboradora de Iglesias, invitando a los oyentes a repensar.

Ya en el turno de preguntas de este coloquio, los asistentes ahondaron en dicha cuestión y hasta por dos veces devolvieron a los ponentes el interrogante: "¿Qué pasa con el líder que caduca? El proyecto político va más allá que un líder", enfatizaron. La mesa se remitió a la reflexión previa de Casielles.

"Un poco huraño y a la defensiva"

En relación directa con ello, otro simpatizante también consideró que Pablo iglesias está sufriendo el "desgaste de ejercer ya un año y medio como líder de Podemos", mientras que Manuela Carmena sólo estuvo expuesta "dos o tres meses a los medios de comunicación" antes de ganar la alcaldía de Madrid. Si bien la candidata de Ahora Madrid (propuesta por Podemos) llegó a las elecciones locales en "el momento álgido de su liderazgo", dijo este interviniente, por su parte Iglesias, añadió, alcanzó tal punto en las pasadas europeas y los meses posteriores. Además, este alumno lamentó que el eurodiputado se esté mostrando "a la defensiva, un poco huraño a veces, últimamente", por lo que instó a la colaboradora de Iglesias a trabajar en "recuperar esa imagen fresca que tenía al principio".

La contestación aquí de Casielles fue que lo mejor ahora es que "Pablo se vaya de vacaciones, que descanse mucho, que coma mucho…" Durante esos días de descanso en agosto, el politólogo podrá darle vueltas a este asunto en su casa rural de Casavieja (Ávila).

No obstante, el secretario general de Podemos ya ha manifestado en más de una ocasión que el partido tiene un futuro garantizado, pero no tanto su persona. Por ejemplo, en una entrevista concedida el pasado mes de mayo a la cadena venezolana Telesur, Iglesias admitió que desconoce cuál será su rol en ese hipotético parlamento con Podemos como fuerza de oposición. En el supuesto de que la formación morada no alcance la meta de su hoja de ruta, el eurodiputado sostiene que "la política nunca acaba" y asegura que su organización dará batalla en las Cortes. Sin embargo, al mismo tiempo, no oculta qué puede pasar con él: "Yo no sé si tendré un papel tan relevante en ese futuro" como hasta ahora, apunta.

De igual modo, Iglesias también ha señalado que su paso por la política activa es algo transitorio, que no piensa hacer carrera aquí como los gerifaltes que se perpetúan en los escaños y en las estructuras de poder de los partidos. Mantiene que su deseo es regresar a las aulas donde ha impartido clases de ciencia política y donde ha sido nombrado "profesor honorífico" por la Complutense. "Este no es un proyecto de años. Me gustaría volver a la universidad", declaró Iglesias hace unos meses en el programa Espejo Público. El tiempo, no muy lejano ya, lo dirá.

El Dios abandona a Antonio

Cuando de pronto se oiga, a medianoche/ a un invisible tíaso pasar/ con músicas fantásticas, con voces/ tu suerte que declina, tus hazañas/ que no fueron cumplidas, tus proyectos/ que fueron todo errores, no los llores para nada./ Como dispuesto de hace tiempo ya, valiente/ dile por fin adiós a Alejandría que se marcha/ y sobre todo no te engañes y no vayas/ a decir que fue un sueño, que se confundió tu oído./ No confíes en tales esperanzas vanas./ Como dispuesto de hace tiempo ya, valiente/ como te cuadra a ti, que tal ciudad te mereciste/ quédate inmóvil junto a la ventana/ y escucha conmovido, pero no/ medroso y suplicante como los cobardes/ como un placer postrero los sonidos/ los raros instrumentos del tíaso sagrado/ y di por fin adiós a Alejandría que se marcha. (Konstantin Kavafis, 1911).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba