Nacional

Las bases de IU apuntan a Alberto Garzón para pilotar una alianza con el partido de Pablo Iglesias

Consideran que el diputado de Izquierda Plural, amigo del líder de Podemos, encarna el espíritu renovador que necesita la formación de Cayo Lara. El aparato mantiene su negativa a las primarias abiertas y avanza que negociaría "federación por federación".

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, durante un debate sobre democracia social en Madrid.
Pablo Iglesias y Alberto Garzón, durante un debate sobre democracia social en Madrid. Podemos vía Flickr

El partido de Pablo Iglesias, Podemos, la revelación de los comicios europeos del pasado domingo, ha llegado para quedarse. Aunque todavía es pronto para conocer si concurrirán a las elecciones autonómicas y municipales de la primavera de 2015, la sensación que hay entre sus miembros y simpatizantes sugiere que también se presentarán a este cita con las urnas. Además, Iglesias ya ha insinuado que harán lo propio meses después en las generales del mismo año.

"Podemos no nació para ser testimonial. Vamos a por todas. No nos conformamos", manifestó este lunes el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense. Ante este panorama, la militancia de Izquierda Unida, partido que se mueve en un espectro ideológico similar al de Podemos, ha reabierto el debate sobre la necesidad o no de estrechar lazos con esta formación ante próximas convocatorias electorales.

En esta reflexión interna, cobran cada vez más fuerza, según fuentes de la coalición consultadas por Vozpópuli, las voces que abogan por avanzar hacia una alianza con el partido trotskista, nutrido de integrantes de Izquierda Anticapitalista. Al realizar esta apuesta ponen un nombre sobre la mesa: el del portavoz de Economía de Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados, Alberto Garzón. A ojos de las bases, Garzón encarna el espíritu renovador que necesita la formación de Cayo Lara y sería el interlocutor idóneo para negociar la fórmula que permitía ir a las urnas con Podemos de la mano.

"Los cargos, militantes y votantes de Podemos son compañeros de proyecto político. No cabe pensar algo distinto", sostiene Garzón

Además, el parlamentario por Málaga es amigo de Iglesias y se ha mostrado receptivo con la iniciativa que lidera el tertuliano y presentador de La Tuerka. Tal es así, que tras la consecución de cinco eurodiputados por parte de la nueva plataforma, Garzón ha manifestado que "los cargos, militantes y votantes de Podemos son compañeros de proyecto político. No cabe pensar algo distinto". "Hay mucho sobre lo que reflexionar con serenidad. Pero la izquierda transformadora está de enhorabuena, hay mucho espacio conquistado", ha añadido.

De igual modo, Garzón tampoco se ha mostrado especialmente crítico con la celebración de primarias abiertas, principal elemento que distancia a Podemos de IU. En cambio, sí lo han hecho compañeros de partido, sobre todo del PCE, cuyo poder en Andalucía ha salido reforzado tras el 25-M. El joven diputado ha llegado a señalar que "hay elementos positivos en las primarias abiertas,como la movilización social que promueve y la capacidad de recaudación que puede suponer" (en el caso de Podemos no hubo que pagar ninguna cantidad simbólica para participar en las primarias).

Aun así, la postura de Garzón al respecto es clara: ya se pronunció hace meses en contra de las primarias abiertas "no por el riesgo 'per se', sino por un efecto de 'desideologización' del partido". En un artículo publicado en La Marea, precisó que "un partido concebido como simple oferta que se adapta a la demanda no es, ni mucho menos, un partido ideológico". "Se tratará de un partido vacuo, líquido, vaporoso, capaz de cambiar de criterio a la misma velocidad que cambia el 'sentido común'de la sociedad", apostilló.

"Organización de federaciones"

Esta salvaguarda de la ideología del partido y la sujeción a las cuotas territoriales, cuestión irrenunciable para IU como "organización de federaciones", serán los principales escollos que deberán salvar la coalición comunista y Podemos en la negociación de un itinerario común. De cara al pacto, o bien alguna de las partes cede cierto espacio en sus postulados o se verán obligadas a consensuar un híbrido de primarias que satisfaga a ambas. De hecho, Cayo Lara y el candidato de Izquierda Plural al Parlamento europeo, Willy Meyer, avanzaron este lunes que si los suyos inician procesos de confluencia, éstos habrán de desarrollarse "federación por federación", teniendo en cuenta tanto los últimos resultados electorales como la perspectiva de los comicios municipales y autonómicos del próximo año.

Mientras tanto, se extiente entra la militancia la idea de que el acercamiento entre ambas formaciones no puede seguir el mismo derrotero que en la antesala de las europeas. Las bases de la coalición reclaman mayor sintonía. IU y Podemos se reunieron el pasado 24 de febrero, a escasos días de que la coalición comunista cerrará su plancha a la Eurocámara, sin que se abordara la integración de los seguidores de Iglesias (todavía no estaba registrado su partido en el Ministerio del Interior) en la candidatura de Izquierda Plural. De aquella entrevista sólo salió la "voluntad de construcción de un amplio bloque social y político".

A la cita asistieron, por parte de IU, sus secretarios de Organización y de Convergencia Político-Social, Miguel Reneses y Enrique Santiago, mientras que por Podemos acudieron el propio Iglesias, Bibiana Medialdea y Miguel Urbán.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba