Nacional

Pablo Iglesias ficha para la ejecutiva de Podemos a una dirigente de la alcaldía insignia de IU

Belén Guerra ha sido directora de Cultura y Fiestas en el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid. Es la hermana del cantautor canario Pedro Guerra y quiere incorporarse al Consejo Ciudadano del nuevo partido. Renunciará así a un sueldo de 50.253 euros brutos al año.

La confección de la lista al nuevo Consejo Ciudadano de Podemos, máximo órgano entre congresos, ha llevado a su líder, Pablo Iglesias, a buscar incorporaciones en el entorno de Izquierda Unida. Tal es así que el eurodiputado ha incluido en su candidatura a Belén Guerra, quien ha sido directora de Cultura y Fiestas en el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid. La hermana del cantautor canario Pedro Guerra ya habría comunicado al alcalde sus intenciones.

Guerra figura en la lista de 62 integrantes que ha presentado el equipo de Pablo Iglesias a las primarias online que están eligiendo esta semana al Consejo Ciudadano (también el secretario general y el Comité de Garantías). Este proceso termina este viernes y el sábado se darán a conocer los resultados, concluyendo así la conformación de la dirección del nuevo partido, la misma que intentará conducirle a su principal objetivo: ganar las elecciones generales de 2015.

En su caso, Belén Guerra ejerció como directora de Cultura y Fiestas del Consistorio de Rivas-Vaciamadrid dentro del Gobierno local que conformó el exalcalde José Masa tras ganar los comicios municipales de 2011. IU logró aquí, con 13 concejales, su mayor representación local entre los más de 8.000 ayuntamientos de España.

Cuando el pasado mayo se produjo la dimisión de Masa, Belén Guerra sobrevivió a los cambios en la estructura del Ejecutivo y fue nombrada de nuevo, como cargo eventual, para el puesto de directora de Cultura y Fiestas con el nuevo regidor, Pedro de Cura. La salida de Masa se debió, según explicó él mismo, a las divergencias internas que existían dentro de su grupo municipales. Pedro del Cura capitaneó a una corriente que procede del sector crítico de IU en la Comunidad de Madrid, el mismo que ahora defiende la máxima confluencia con Podemos y otras plataformas emergentes como Ganemos.

Según consta en la candidatura de Claro que Podemos, el equipo de Iglesias, Belén Guerra (Tenerife, 1970) ocupa el puesto número 31 de la lista de 62. En su biografía apunta que "soy violoncellista de formación (por el Conservatorio Superior de Música de Santa Cruz de Tenerife), actividad que desarrollé hasta el año 2002. En este año impulsé la creación de la Fundación Contamíname para el Mestizaje Cultural, entidad desde la que desarrollamos debates y programación cultural junto a movimientos sociales y entidades de derechos humanos". Asimismo, añade que en "los últimos tres años he sido Directora de Cultura y Fiestas en el ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid".

Belén Guerra se suma a Podemos porque es "un proyecto político capaz de devolver la democracia a las mayorías"

En su motivación para salir elegida, tras abandonar la alcaldía insignia de Izquierda Unida y sumarse a Podemos, Guerra considera que en este proyecto "ha confluido muchísima gente preparada, honesta y con el arrojo necesario para canalizar la ilusión en un proyecto político capaz de devolver la democracia a las mayorías". "Me sentiría muy honrada de formar parte de este primer Consejo Ciudadano donde trabajaremos duramente para diseñar y planificar nuevas formas de hacer política que conecten las inquietudes de la gente con las instituciones", apostilla.

Con su incorporación a Podemos, Belén Guerra renunciará así al sueldo de 50.253 euros brutos al año (3.589 euros al mes) que venía percibiendo como directora de Cultura y Fiestas en el Consistorio de Rivas-Vaciamadrid. Si bien la hermana de Pedro Guerra no ocupa cargo orgánico en IU, estaba obligada a destinar al partido en concepto de "aportación económica" 1.500 euros anuales, según consta en su declaración de bienes y rentas publicada por el Ayuntamiento en pro de la transparencia.

El compromiso de la limitación salarial

El documento ético aprobado en la Asamblea fundacional de Podemos señala que todos los cargos electos y cargos internos del partido deben aceptar el compromiso de "la limitación salarial que se establezca con carácter general para cada nivel de representación".

De momento, y a la espera que este punto sea desarrollado en uno próximo reglamento, los eurodiputados de Podemos se han bajado el sueldo a 1.930 euros, tres veces el salario mínimo interprofesional. La cantidad restante hasta los más de 6.000 euros brutos mensuales que perciben de Bruselas la destinan a diferentes causas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba