Nacional

Los círculos avisan a la cúpula de Podemos: "Decidiremos en cada sitio las alianzas electorales"

Las bases del partido de Pablo Iglesias advierten al grupo promotor que cada agrupación local debe acordar si va de la mano de Ganemos, en plena expansión, y otros grupos de izquierdas a los comicios municipales de 2015. Activan así uno de los debates más importantes de la Asamblea Ciudadana prevista para el próximo octubre. 

Miguel Urbán, militante de Izquierda Anticapitalista, ante integrantes del círculo de Salamanca
Miguel Urbán, militante de Izquierda Anticapitalista, ante integrantes del círculo de Salamanca Podemos Salamanca

El rápido crecimiento de la "herramienta" ciudadana Guanyem, liderada por la exportavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) Ada Colau, no ha pasado inadvertido para los simpatizantes y afiliados de Podemos. Las bases del partido de Pablo Iglesias empiezan a preguntarse con bastante inquietud sobre la futura relación con Ganemos Barcelona, que ha reunido ya más de 30.000 firmas desde el 26 de junio y que ha inspirado a otras iniciativas hermanas que han surgido en Madrid, Sevilla, Málaga, Logroño, Valladolid, Murcia... El propósito de Ada Colau es presentarse a las elecciones al Ayuntamiento de Barcelona (aún no se han registrado como partido político) de la mano de una "mayoría social" integrada por activistas, movimientos sociales (como la PAH y el 15-M) y partidos políticos (IU, ICV, Equo, CUP y Podemos, entre otros).  

Por el momento, miembros de estas formaciones han acudido a título individual a asambleas celebradas por Guanyem y sus filiales. La presencia de miembros de Podemos ha hecho extender incluso la teoría de que el partido de Pablo Iglesias utilizará estas plataformas para concurrir a las comicios municipales de mayo, evitando así que puedan quemarse sus siglas para las posteriores generales y ganando más tiempo para preparar el desembarco en los principales órganos del poder legislativo del país.

Sin embargo, esto es sólo una teoría, puesto que hasta la Asamblea Ciudadana o Fundacional que celebrará Podemos en el mes de octubre no habrá mayores indicios de cuál puede ser la estrategia a seguir. La confluencia o no con otras fuerzas de izquierdas será uno de los temas más importantes a tratar y eso lo saben las bases de Podemos, que ya han entrado de ello en este debate. 

¿Unirse a Ganemos o seguir solos? Esta es la pregunta que se hacen ahora los círculos (Podemos cuanta con más de 800 agrupaciones). Un interrogante que seguro seguirá generando disparidad de opiniones hasta, como mínimo, la asamblea de octubre. De partida, según fuentes internas consultadas por Vozpópuli, la irrupción de Ganemos es vista con buenos ojos por simpatizantes y afiliados de Podemos, ya que, entienden, parte de la misma premisa que el partido de Pablo Iglesias: la "unión de la gente, de los movimientos sociales y de políticas anti-Troika para darle la vuelta al sistema". Así, las mismas fuentes indentifican voces partidarias de sellar acuerdos con Ganemos para contrarrestar la reforma electoral del PP y otras que incluso abogan por prestar apoyo a estas plataformas ciudadanas en aquellos municipios donde "no haya círculos de Podemos capaces de desarrollar un programa y una lista electoral".

Errejón responde: "Hay que librar las batallas políticas y electorales en la forma que nos sea más favorable"

La cuestión está en quién o quienes marcarán esa hoja de ruta. Es aquí donde emerge una opinión mayoritaria: los círculos advierten al grupo promotor de Podemos de que "nosotros decidiremos en cada sitio las alianzas electorales". "Que cada círculo lo acuerde en su ciudad", es el mensaje directo que lanzan a Iglesias y sus más estrechos colaboradores, que ya trabajan en la organización del cónclave de otoño. De este modo, insisten en que "cada municipio es un mundo, por lo que debe corresponder a cada círculo hacer lo que crea mejor para el pueblo, para los ciudadanos", recalcan fuentes internas a este diario. 

Entretanto, el jefe de campaña de Podemos el 25-M, Iñigo Errejón, adelantaba este jueves por dónde irán las pautas. En un diálogo con simpatizantes en la aplicación Appgree (la cuenta del partido tuvo más de 30.000 seguidores en el día de su estreno), Errejón señalaba: "Tenemos que pensar la cuestión de manera fría y estratégica. Hay que librar las batallas políticas y electorales en la forma que nos sea más favorable". Preguntado luego sobre pactos postelectorales, afirmaba: "Es un tema delicado, en el que tenemos que movernos con firmeza en los principios y flexibilidad según los casos". Y ello, "siendo conscientes de que no sólo dirimimos instituciones, sino la posibilidad misma del cambio en España", añadía.

Esta situación revive otros conflictos que ya se han dado entre las bases y los fundadores de Podemos, como por ejemplo, la contradicción igualdad/listas cremallera o la elección de un equipo de trabajo cerrado para organizar la asamblea de octubre. La lista propuesta por Pablo Iglesias evitó así primarias abiertas y sólo compitió con una candidatura desconocida del Círculo de Enfermeras. Las voces más críticas con estos métodos llegaron desde Izquierda Anticapitalista (IzAn), partido que dio cobertura a Podemos en las pasadas elecciones europeas. 

¿Sin capacidad decisoria en las agrupaciones territoriales?

Precisamente, tres militantes de Izquierda Anticapitalista han escrito recientemente un artículo en una revista ligada a la formación (Viento Sur) en que abordan el "control democrático de la iniciativa". Según barruntan, "dada la heterogeneidad de los círculos y el calado que tiene el discurso de la promotora, es probable que los poderes territoriales ahora existentes sean desmantelados políticamente, despojados de capacidad decisoria y mantenidas sólo sus funciones organizativas y de difusión".

En esta línea, afirman que "el grado de este proceso es todavía difícil de medir porque depende de varios factores, como pueden ser las propias fricciones que pueda haber en el interior de la promotora y la beligerancia con que afronte el debate el sector crítico de los círculos".

Pese a todo ello, prosiguen los autores del artículo, "las condiciones de auto-organización que se han dado en algunos territorios, así como la dificultad del nuevo aparato para llegar a todos los lugares del Estado, posibilitan en cierta medida la emergencia de poderes con prácticas y discursos más radicales, por ejemplo en la Comunidad de Madrid, que podrían constituirse en pequeños bastiones políticos para la izquierda transformadora".

Así, ven "factible que determinadas compañeras y compañeros del sector crítico", en alusión a militantes de Izquierda Anticapitalista, puedan ocupar algún puesto en las listas de las municipales y autonómicas". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba