Nacional

Los candidatos de Podemos en Euskadi evitan implicarse en el "conflicto vasco"

Los aspirantes a los máximos órganos municipales del partido no profundizan en sus idearios en la "resolución definitiva del proceso de paz". Dos resoluciones de la Asamblea fundacional de octubre pedían a la nueva formación que se implicara activamente en la "normalización política".

Representantes de Podemos Álava, en rueda de prensa en Vitoria.
Representantes de Podemos Álava, en rueda de prensa en Vitoria. Podemos Araba vía Facebook

El proceso de organización interna que Podemos lleva a cabo en el País Vasco está mostrando el recelo de sus representantes a entrar en el debate del denominado "conflicto vasco". Los aspirantes a dirigir el nuevo partido en una treintena de municipios de Euskadi han evitado en sus idearios profundizar en la "resolución definitiva del proceso de paz". Los documentos políticos que han presentado para ser elegidos por sus compañeros tiene un denominador común: esquivan el discurso de la izquierda abertzale y el entorno de Batasuna

Los borradores difundidos para estas primarias se centran en cuestiones como la transparencia, regeneración democrática, "recuperar la política para la gente", expulsar a la "casta" de las instituciones, defender los derechos de los ciudadanos en sanidad y educación y conservar el medio ambiente. En cambio, como si se tratara de un tema tabú, la mayoría de los candidatos a las secretarías generales territoriales se alejan de todo lo que suene a "pacificación" en el País Vasco o "excarcelación de presos".  

Esta estrategia de pasar de puntillas sobre dicha cuestión choca con el contenido de dos propuestas de resolución que fueron elevadas a la Asamblea fundacional del partido, allá por el mes de octubre. Una de ellas, titulada Consolidar el proceso de paz en Euskal Herria, ponía el acento en que "el nuevo tiempo abierto en la política vasca hace ya tres años, se encuentra en un momento en el cual todos los agente políticos y sociales hemos de implicarnos sin ningún temor para hacer definitivos los logros de estos años sin violencia de ETA". Y subrayaba: "Es tiempo de garantizar los derechos humanos, civiles, políticos y democráticos de toda la ciudadanía vasca".

Como si se tratara de un tema tabú, la mayoría de los candidatos a las secretarías generales territoriales se alejan de todo lo que suene a "pacificación" en el País Vasco o "excarcelación de presos"

En esta línea, el texto también emplazaba a Podemos a "no eludir el papel que como movimiento ciudadano puede tener contribuyendo a la resolución del conflicto". Es más, sus firmantes, miembros del Círculo de Podemos-Ahal Dugu Noroeste, destacaban que "la necesaria normalización del presente exige el impulso por parte del Gobierno de los procesos de reinserción así como el fin de la dispersión y el inicio de procesos de acercamiento de los presos vascos a las cárceles vascas, la normalización al acceso a los beneficios penitenciarios y la aplicación de medidas humanitarias para los presos enfermos como la excarcelación".

El pasado agosto, Podemos Euskadi, a través de los portavoces Xabier Benito y Neskutz Rodríguez, se mostró a favor del acercamiento de los reclusos de la banda en una entrevista en Efe. Sin embargo, desde entonces los mensajes en este sentido se han dio diluyendo.

Tales planteamientos no figuran, por ejemplo, en el documento político presentado por Hannot Sansinenea, candidato que apadrina el equipo de Pablo Iglesias a la secretaria general de Podemos en San Sebastián, localidad gobernada por EH Bildu. Este autónomo, socio de una pyme de diseño, sólo se refiere al "cese de la violencia" para criticar una especie de letargo en que vive sumida la vida política de este municipio, lo que hace, a su juicio, que "la ciudad no se encuentre en una situación de emergencia y no haya una necesidad apremiante de tomar decisiones precipitadas".

De igual modo, tampoco se adentra en el "conflicto vasco" la principal candidatura rival, la de Juantxo Iturria (En Donostia también Podemos). Este joven historiador se limita a señalar que la victorial electoral de la coalición Bildu en 2011, después de "veinte años seguidos" con el mismo alcalde, no ha supuesto una "ruptura con el modelo anterior". Así, afirma, que "la ciudadanía ha visto cómo no mejoraban sus derechos básicos como el derecho a la vivienda, el empleo, el transporte público, etcétera". 

Profesores universitarios y exmiembros de Ezker Batua

La lista de aspirantes a las secretarías generales y consejos ciudadanos municipales está integrada por profesores universitarios, exmiembros de Ezker Batua (EB) y activistas de movimientos sociales, entre otros. No hay presencia significativa de candidatos procedentes de la izquierda abertzale. Estas primarias abiertas (vía votación online) se celebrarán entre los próximos 26 y 30 de diciembre. Los resultados y los ganadores se conocerán el próximo 2 de enero

En la hoja de ruta de Podemos para los próximos comicios locales está no sólo combatir las alcaldías a PNV, PSOE y PP, sino también a EH Bildu. Uno de los principales portavoces nacionales, Iñigo Errejón, ya ha manifestado que si bien Podemos está a favor del derecho de autodeterminación y en contra de la independencia, no se encuentra en sus "coordenadas políticas" establecer alianzas con la izquierda abertzale. La misma que tiene entre sus mayores objetivos la "resolución del conflicto vasco".

Con este posicionamiento, Podemos deja fuera de juego a quienes mantienen la tesis de que hay un electorado de la izquierda abertzale que votaría a EH Bildu en las municipales, pero que estaría dispuesto a confiar en Podemos (en lugar de Amaiur) para las generales con tal de asestar un mayor golpe al bipartidismo. Con un discurso que apenas se moja en "la normalización", la formación de Iglesias difícilmente acapararía ese voto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba