Nacional

Iglesias liquida la lista unitaria con un referéndum que irrita a los críticos

El secretario general de Podemos busca ahora legitimarse con el apoyo de los inscritos en el partido mediante una consulta exprés en pleno proceso de las primarias para las generales. 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el 'Foro por el Cambio',
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el 'Foro por el Cambio', EFE

En el momento justo en que la presión contra la cúpula de Pablo Iglesias era máxima para que tendiera la mano a la plataforma unitaria Ahora en Común (integrada por miembros de IU, Equo y críticos de Podemos), el eurodiputado ha jugado una carta determinante. El Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, donde los afines al secretario general son mayoría, acordó este viernes celebrar un referéndum online entre los inscritos del partido para que se pronuncien sobre la política de pactos referente a los próximos comicios generales. Una maniobra del eurodiputado y su círculo de colaboradores para legitimar así entre las bases del partido su 'no' a la lista de unidad popular. Esta decisión ha generado fuerte indignación en el sector del partido que viene reclamando ir a las urnas mediante la fórmula que siguieron Ahora Madrid o Marea Atlántica.

La dirección de Pablo Iglesias programó para este mes de julio las primarias de las candidaturas al Congreso de los Diputados, reservando huecos para "individualidades" en los territorios que el partido considera "nacionalidades" (Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Baleares). El secretario de Política, Íñigo Errejón, dijo el pasado 1 de julio que si la convergencia con esas fuerzas nacionalistas (ICV-EUiA, Compromís, Anova y Més) obligaba a Podemos a compartir con ellas el nombre de la candidatura (Podemos-lo que sea), la formación morada sometería a consulta de las bases estas alianzas. El número dos de Podemos en ningún momento especificó si habría un referéndum en cada comunidad o una única consulta y dejó todo abierto en función del curso de las negociaciones.

Podemos aprovecha el acuerdo con ICV para adelantar su hoja de ruta y cerrar el debate de la confluencia

Ahora, a tenor de los acontecimientos, han quedado claras las intenciones de la cúpula de Iglesias, que ha aprovechado el acuerdo cerrado este viernes con ICV-EUiA en Cataluña, de cara a las elecciones generales (formarán grupo propio en la Cámara baja), para adelantar su hoja de ruta y cerrar, a nivel nacional, al debate de la confluencia. Este asunto estaba comprometiendo demasiado a Podemos en las últimas semanas. De ahí, el lanzamiento exprés de dicho referéndum con carácter "estatal".

La pregunta que Podemos plantea es la siguiente: "¿Aceptas que el Consejo Ciudadano de Podemos, en aras de seguir avanzando en la construcción de una candidatura popular y ciudadana, establezca acuerdos con distintos actores políticos y de la sociedad civil siempre que 1) los acuerdos se establezcan a escala territorial (nunca superior a la autonómica) 2) se mantengan siempre el logotipo y el nombre de Podemos en el primer lugar de la papeleta electoral incluso si eso implica concurrir a las elecciones generales en algunos territorios con fórmulas de alianza (Podemos-X)?"

El sector no oficialista cuestiona "las formas y el fondo" con que la dirección ha convocado la consulta

"Esto es la gota que colma el vaso", declara a Vozpópuli un integrante de la corriente crítica de Podemos, que no oculta su enojo por "las formas y el fondo con que han llamado a esta consulta". Esta misma fuente recalca que "esperábamos que convocaran este referéndum, pero no con estas prisas, ahora que estamos inmersos en un proceso de primarias". De hecho, la consulta ha sido fijada en el mismo plazo que la votación de las primarias, desde el viernes 17 de julio al próximo miércoles día 22. Asimismo, tampoco ha gustado en el sector no oficialista que fuera Pablo Iglesias a través de su cuenta de Twitter quien hiciera público el anuncio del referéndum.

Respecto al fondo de la pregunta, fuentes de Podemos no alineadas con el aparato afirman a este diario que la consulta no está planteada "en los términos que reclamamos desde abajo". Estas mismas fuentes aluden al manifiesto firmado por más de 900 cargos y representantes del partido, donde plantean que "necesitamos unas primarias que abran un plazo razonable que permita discutir con otras fuerzas sociales y políticas sin caer en una suma de siglas o de aparatos".

Este documento, que vio la luz la pasada semana y que apela a la sensibilidad territorial, pide "unas primarias que conformen las listas en virtud de criterios de cercanía, ya sea a escala provincial o autonómica, potenciando la relación de los inscritos con sus candidatos y candidatas, mejorando la implantación territorial y necesaria para ganar las elecciones". Pero la cúpula de Iglesias ha hecho oídos sordos a estas reivindicaciones y sigue adelante con las primarias en los mismos términos (circunscripción única, listas plancha y puestos guardados para nacionalistas). Desde el viernes 17 de julio y hasta el 22 tienen lugar las votaciones a los aspirantes que se han presentado, bien en candidaturas colectivas o individualmente.

Además del lanzamiento de la plataforma Ahora en Común, con la firma de diputados autonómicos de Podemos, en el núcleo más próximo a Pablo Iglesias ha hecho especial mella, según ha podido saber Vozpópuli, el manifiesto Mover ficha por la unidad popular suscrito por conocidos artistas e intelectuales de izquierda como el cineasta Pedro Almodóvar, los actores Pilar Bardem y Juan Diego o el cantante Miguel Ríos, entre un total de 121 apoyos.

Alberto Garzón da un paso definitivo

La dirección de Podemos precisó este viernes que lo que pretende con esta consulta es "obtener el aval de la ciudadanía para articular un proyecto político plurinacional, que conjugue el principal actor para el cambio político a nivel estatal con otros fuerzas de cambio de las nacionales históricas y con lo mejor de la sociedad civil". El equipo de Iglesias volvió así a dejar claro que se niega a ceder protagonismo y que descarta cualquier aventura con IU. Entretanto, el candidato de la coalición a La Moncloa, Alberto Garzón, anunció que está dispuesto a ser el candidato de Ahora en Común (la candidatura de unidad popular) a la Presidencia del Gobierno. Según Garzón, "hay un clamor popular que pide una lista unitaria".

Con su jugada crucial, Iglesias persigue lograr un significativo y contundente respaldo por parte de las bases de Podemos. Sin embargo, difícilmente conseguirá el aval de un tercio de los inscritos en la formación morada. De seguir la tendencia a la baja que han evidenciado anterior procesos internos de este tipo, el secretario general apenas superará los 100.000 votos a favor. Una representación modesta teniendo en cuenta los más de 370.000 inscritos en el partido y todos aquellos simpatizantes de plataformas municipales que apuestan por una candidatura de unidad popular al modo de Ahora Madrid o Marea Atlántica.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba