Nacional

Bronca en Podemos: Pablo Iglesias impone a su candidata en Andalucía la negociación con el PSOE

La cúpula del partido desautoriza desde Madrid a su portavoz en Sevilla, Teresa Rodríguez, y niega que existan líneas rojas en las conversaciones con Susana Díaz. La delegación andaluza de Podemos había puesto como condición para la abstención la dimisión de Chaves y Griñán. La exeurodiputada mantiene firme su nivel de exigencia.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Teresa Rodríguez y Begoña Gutiérrez.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto a Teresa Rodríguez y Begoña Gutiérrez. EFE

El ordeno y mando de Podemos desde Madrid, desde la cúpula que controla Pablo Iglesias, vuelve a crear fuerte polémica en el seno de la formación del círculo. Esta vez, Andalucía aparece de nuevo como protagonista. Si la pasada semana, tal y como avanzó Vozpópuli, se supo que Podemos no consultará a las bases el sentido del voto en la sesión de investidura tras el 22-M, ahora la dirección del partido da otro paso más y desautoriza el fondo de las negociaciones seguidas por su candidata andaluza, Teresa Rodríguez-Rubio.

La exeurodiputada se reunió con la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, el pasado jueves y fijó como condición la "dimisión inmediata" de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados en el Supremo por su implicación en el caso de los ERE. Este lunes, la secretaria de Coordinación Ejecutiva del partido, Ángela Ballester, ha rebajado a "propuesta" lo que para Teresa Rodríguez es una condición.

La integrante del Consejo de Coordinación ha evitado, además, concretar qué medidas de las tres puestas sobre la mesa serían suficientes para que Podemos facilitara un gobierno socialista (con voto favor o con abstención, la opción que espera el PSOE). "No tenemos decidido si una propuesta o media", ha llegado a decir Ballester, mostrando que ya no hay nada imprescindible para el aparato.

Sin embargo, fuentes del equipo de Teresa Rodríguez recalcan que la salida de Griñán y Chaves es "innegociable" para poder contemplar un voto de abstención que permita a Díaz ser investida. Además, apuntan las mismas, "nos vamos a regir por un plazo de aplicación". Y es que el Supremo ha citado a declarar al antecesor de Díaz para el 9 de abril, mientras que el exvicepresidente del Gobierno central comparecerá el 14 del mismo mes. La primera votación tendrá lugar en los quince días siguientes al 16 de abril, fecha de constitución del nuevo Parlamento andaluz. Para la segunda, 48 horas después de la primera y salvable con mayoría simple, Díez necesitaría la abstención de PP o Podemos o Ciudadanos.

El mensaje trasladado por la cúpula de Podemos a la opinión pública no ha gustado lo más mínimo al círculo de la exeurodiputada, que si bien hasta el momento había mantenido la puerta abierta al diálogo con el PSOE, lo había hecho sin rebajar el nivel de exigencia, a diferencia del discurso condescendiente protagonizado este lunes por Ballester, en nombre del núcleo duro de Pablo Iglesias. La propia Teresa Rodríguez acaba de publicar en su cuenta oficial de Twitter el siguiente mensaje: "No facilitaremos un gobierno que vaya en contra de los andaluces. Estas son nuestras tres condiciones para dialogar". Incide en hablar de "condiciones" y no de "propuestas".

Además de la "dimisión inmediata" de Chaves y Griñán, Podemos reclama hacer a los partidos responsables subsidiarios para asegurar que se devuelve el dinero de las arcas públicas que se haya mal utilizado y que haya servido para financiar al partido en cuestión. Igualmente, plantea que la Junta no convenie con entidades financieras que ejecuten desahucios, y la readmisión de personal interino en educación, sanidad, igualdad y bienestar social a través de la disminución de altos cargos y asesores políticos.

IU contra Podemos y el "buenismo" de los bancos

Al tiempo que se producían las declaraciones de Ballester en rueda de prensa, IU ha arremetido contra Podemos por plantear "medidas que serían aceptadas hasta por el PP" y confiando el derecho a la vivienda al "buenismo" de los bancos. En este sentido, la coalición se ha referido en un comunicado a una de las cuestiones que Podemos ha trasladado al PSOE para permitir la investidura de Susana Díaz: elaborar una "ley de responsabilidad bancaria" que podría requerir a todas las entidades bancarias que tengan convenio de colaboración con la Junta a que se comprometan a cumplir los estándares internacionales en materia de desahucios.

Según la formación de Antonio Maíllo, Podemos no fija con esta medida ninguna obligación a los bancos y se limita a confiar en la palabra de los mismos. De este modo, IU rechaza que "llegados a este punto lo mejor sea confiar en el buenismo de los bancos para que estos no desahucien". Añade que la "solución pasa por seguir trabajando por la función social que debe tener la vivienda para ser un derecho y no de mercancía" tal y como establece la Constitución, el Estatuto de Autonomía y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

"No entendemos donde está el cambio si lo que se pone sobre la mesa son las mismas políticas trasnochadas que no han servido para nada hasta ahora", ha valorado IU. "Con quince escaños se puede hacer mucho más que eso", sentencia IU.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba