Nacional

Podemos fía su suerte a la financiación vía microcréditos sin ninguna garantía legal

El partido de Pablo Iglesias halla en esta fórmula la mejor fuente de ingresos para sus intereses electorales. El responsable de finanzas de Podemos, Segundo González, reconoce a 'Vozpópuli' que la formación no ha previsto ningún aval que sostenga estos préstamos.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante 'El otro estado de la nación'.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante 'El otro estado de la nación'. EFE

Podemos cree haber encontrado la fórmula perfecta para alcanzar un nivel óptimo de financiación ante las citas electorales cruciales que tiene por delante: el sistema de microcréditos para sufragar campañas. El experimento puesto en marcha para los comicios andaluces del próximo 22 de marzo está dando "muy buenos resultados", según la dirección de Podemos. El equipo de Pablo Iglesias ha visualizado ya este método como la mejor fuente de ingresos para sucesivas campañas. De las cuatro vías de financiación manejadas hasta ahora (donacionales por transferencia, crowdfunding, colaboraciones periódicas y microcréditos) son estos últimos pequeños préstamos con particulares los que centran las mayores esperanzas de éxito en la cúpula de Podemos.

Tanto la responsable de la Secretaría de Análisis Político y Social y cofundadora del partido, Carolina Bescansa, como el responsable de finanzas de la organización, Segundo González, han confirmado que la financiación con microcréditos es la gran baza de los estrategas de la formación. "Este mecanismo nos va a permitir conservar nuestra independencia de no recurrir a los bancos para financiarnos", sostiene Bescansa. Sin embargo, esta fórmula alberga lagunas legales que desde la dirección de Podemos no han resuelto todavía.

A pregunta de Vozpópuli sobre si Podemos tiene previsto respaldar estos micropréstamos con alguna garantía -ya sea algún bien inmueble, los sueldos de sus europarlamentarios u otra posesión-, González ha reconocido que no barajan ningún aval para cumplir su compromiso de devolución del dinero a los donantes particulares. Ello supone que el partido de Pablo Iglesias podría estar ofreciendo con este sistema -lleva dos semanas de implantación en Andalucía- un "producto de riesgo". Salvando las distancias y las particularidades de cada caso, el fantasma de escándalos como los de Fórum Filatélico y Afinsa sobrevuela en el recuerdo siempre que se adquieren este tipo de compromisos con clientes sin suficientes garantías.

El fantasma de escándalos como los de Fórum Filatélico y Afinsa sobrevuela en el recuerdo siempre que se adquieren este tipo de compromisos sin garantías

A ello se unen las diferentes versiones dadas por Podemos para detallar los cálculos y asegurar que los donantes no perderán dinero. En un principio, hace dos semanas, cuando la formación de Iglesias dio a conocer su apuesta por los microcréditos, Podemos aseguró que los 600.000 euros que pide para la campaña andaluza se han calculado en base al peor resultado que le atribuyen las encuestas publicadas sobre esta región. De hecho, el propio Segundo González, impulsor de este mecanismo, ha mantenido que dicha cifra responde a la "previsión más pesimista" en los sondeos. Sin embargo, Bescansa ha enmendado a su compañero y ha afirmado que no sólo han tenido en cuenta esta cuestión. Según la cofundadora de Podemos, el factor encuesta no ha sido esencial dado que las expectativas de escaños que dan los sondeos son ampliamente superiores al escenario más adverso del que ha partido González para idear el sistema. La profesora de la Complutense ha revelado que la cuantía acordada se debe a un criterio de "responsabilidad en el gasto".

Desde la dirección de Podemos explican así el funcionamiento de los microcréditos: los ciudadanos suscriben un préstamo civil con el partido por el importe que deseen entre 100 y 10.000 euros que les son devueltos una vez nos ingresen la subvención correspondiente a los gastos electorales, algo que en el caso de Andalucía calculan para el próximo otoño. En el supuesto de que Podemos recaudara una cantidad superior a la cifra que finalmente recibieran en ayuda, la formación se compromete a devolver el dinero a los donantes a lo largo de doce meses. Una devolución consecuencia de un proceso sin ninguna garantía de inicio. 

A un ritmo de 100.000 euros por semana comprometidos

No obstante, González ha explicado que el hecho de haber fijado en 600.000 euros la cuantía inicial de los micrócreditos para sufragar la campaña andaluza no supone que el partido vaya a gastar esta cifra en su totalidad. De momento, desde su puesta en marcha en Andalucía hace dos semanas, la organización de Iglesias ha recaudado ya 200.000 euros, todo un éxito para los gurús de las finanzas de Podemos.

El responsable de finanzas y miembro del Consejo Ciudadano Estatal ha afirmado, tal y como avanzó este diario el pasado 12 de marzo, que Podemos hará extensivo este mecanismo a las elecciones autonómicas de mayo. Preguntado sobre si también lo emplearán en los comicios municipales, ha recalcado que Podemos no concurre a esta cita, como acordó el partido en la Asamblea de Vistalegre, y que en cada candidatura serán sus integrantes y simpatizantes quienes decidan su financiación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba