Nacional

A vueltas con el catalán: Podemos plantea instaurarlo como cooficial en Aragón

La formación morada está tanteando mediante encuestas cuántos partidarios hay de que el catalán sea lengua cooficial en Aragón. Desde la Plataforma No Hablamos Catalán no entienden por qué se plantea siquiera esta opción en su comunidad. 

Pablo Echenique encabeza la lista autonómica de Podemos en Aragón
Pablo Echenique encabeza la lista autonómica de Podemos en Aragón Europa Press

El catalán podría imponerse como lengua cooficial en Aragón. Esta es una de las propuestas que Podemos está estudiando en su Consejo Ciudadano en la comunidad aragonesa, una opción que empieza a levantar ampollas desde que se ha hecho pública. 

Según revelaba estaba semana el diario ABC, se trata de una iniciativa aceptada tras el proceso participativo mediante el cuál la formación está preparando su programa de gobierno. Se trata de una propuesta de política lingüística en la que han votado a través de internet y de la propia web del partido 78 ciudadanos, de los que 44 lo hicieron a favor de implantarlo y 34 en contra, por lo que quedó como "aceptada". 

Podemos defiende que no hay ninguna propuesta oficial y que explicarán su programa una vez que se haga público en las próximas semanas

Desde Podemos Aragón han querido asegurar a Vozpópuli que no han hecho aún ninguna propuesta en este sentido y que explicarán su programa una vez que se haga público en las próximas semanas. Recuerdan además que su forma de operar permite que los ciudadanos hagan propuestas en la página virtual y que cualquier usuario puede votarlas en lo que consideran una deliberación colectiva. "Las propuestas que han recibido más votos han pasado a fase de estudio por parte del Consejo Ciudadano Autonómico, órgano que las validará. En total, son 24 las propuestas que han llegado hasta esa fase y tienen que ver con temas como la soberanía alimentaria, la educación en el medio rural, el fin de los desahucios, la política lingüística, la defensa del ferrocarril, las energías renovables y el respeto al medio ambiente, entre otros", señalan en su web

La propuesta ha sorprendido a muchos aragoneses que no entienden por qué se quiere implantar una lengua que hablan cerca de 5.000 personas a una población de 1.300.000. "Por una diferencia de unos 10 votos decidieron que en Aragón se hablara catalán y luego crearon un decálogo y todo. Al conocerse la noticia han reconocido que igual no era la forma adecuada de hacerlo y que lo estaban estudiando", explica Luis Miguel López, de la Plataforma No Hablamos Catalán y cabeza de lista de Compromiso por Aragón por Zaragoza a las Cortes. 

Lopez explica a este diario que su formación, en funcionamiento desde 2009 y que engloba a unas 65 entidades, no es ni de izquierdas ni de derechas, pero que simplemente no entiende el por qué de esta medida. "Prácticamente la izquierda está toda a favor del catalán. Si lo hacen oficial será a todos los niveles, cualquiera que venga a Aragón te puede pedir cualquier trámite o papel en catalán. A la hora de buscar un trabajo estatal, nosotros en Cataluña no vamos a tener más puntos y aquí ellos tendrían 3 puntos más por hablar catalan, algo que nos deja en inferioridad. Que 78 personas decidan por 1.300.000 me parece una barbaridad", opina. 

En la web de la formación morada se hizo una votación en la que participaron 78 personas, de las cuáles 44 eran partidarios del catalán

La plataforma de López admite que en un primer momento tuvieron contacto con el partido que cuenta con Pablo Echenique como cabeza de lista y que desde Podemos dijeron que habría una asamblea, pero que poco después llamaron a la plataforma afirmando que habían decidido que ellos estaban a favor del catalán, algo en lo que espera que den marcha atrás. 

No sólo la lengua

El problema, según el candidato de Compromiso por Aragón, es que la lengua es el caballo de Troya, porque primero viene el catalán y luego vienen las costumbres catalanas para seguir con el territorio, especialmente con la denominada Franja, una zona donde se habla una variante que desde Cataluña aseguran que es más cercana a su lengua. "La primera consulta popular que se hizo en Fraga la hicimos nosotros con la ayuda de un pequeño partido, y de 395 votos solo uno admitió que hablaba catalán. Los demás hablaban fragatí. Sería más lógico que protegiéramos el aragonés, que lo hablan unas 55.000 personas antes que el catalán, que tiene muchas modalidades y cada pueblo intenta mantener la suya propia", señala. 

En su opinión, si sale adelante la medida, el catalán se superpondría por encima del aragonés, invirtiendo dinero para animar a la gente a aprenderlo y usarlo, ahondando en los problemas que dicen tener con Cataluña. "Me parece muy bien que allí el catalán lo protejan, no tengo nada en contra, pero en Aragón no tenemos nada que ver. Nosotros tenemos contacto con Valencia y Baleares que también tienen el mismo problema y lo debatimos en una reunión anual que hace la Confederación de la Antigua Corona de Aragón. Esto es una cuestión de voto, se juegan territorios por unos cuantos votos y eso es lo que no debe ser", critica. 

"78 personas no pueden imponer el catalán a 1.300.000 aragoneses. Sería más lógico proteger el aragonés, que lo hablan 55.000 personas, que el catalán, usado por unas 5.000", explica López

Políticamente, López explica que en su comunidad autónoma prácticamente toda la izquierda está a favor de implantar el catalán. Contando con que no se sabe el peso real que puede sacar Podemos en las elecciones, sí ve cierto riesgo en que aliándose con IU, el PSOE y la Chunta Aragonesista pueda salir adelante la medida. A favor de la plataforma estarían, por su parte, PP o UPyD, algo que les hace aparecer como un partido de derechas cuando no es esa su ideología. "Simplemente no tengo por qué pagar algo que no siento mío. Si hay que invertir dinero prefiero que sea en algo más rentable que el catalán, o al menos, en nuestro propio aragonés, que de este modo lo mantendríamos con fuerza", apunta. 

La propuesta de instaurar el catalán en Aragón partió en su momento del PSOE de Marcelino Iglesias -catalanoparlante- en 2009 con la Ley de Lenguas, aunque finalmente se logró que se mantuviese como lengua propia y no como lengua oficial. Con la ley del PP y el PAR de 2013 dejó de definirse el catalán como lengua propia para pasar a englobar las hablas tradicionales, modalidades lingüísticas específicas del Aragón oriental. Con esa ley, la lengua oficial de Aragón era el castellano, y el catalán pasaba a llamarse LAPAO -Lengua Aragonesa Propia del Área Oriental- y el aragonés se denominaba LAPAPYP -Lengua Aragonesa Propia de las Áreas Pirenaica y Prepirenaica-, unas decisiones que muchos tildaron de ridículas y que motivaron que PSOE, Chunta e IU presentaran un recurso de inconstitucionalidad que está pendiente de resolverse. 

"Estamos hablando de 470.000 kilómetros de comunidad autónoma que somos ninguneados por Madrid y atacados por el nacionalismo catalán. La sociedad a veces no se entera de lo que está pasando. Estamos recogiendo firmas, vienen encantados y nos apoyan, pero nos cortan la repercusión en los medios. Podemos ha hecho una pequeña rectificación, pero queremos que se den cuenta de que Aragón no quiere el catalán como imposición. Les pedimos que si gobiernan hagan un referéndum en la zona oriental y que analicen cuándos votos obtienen allí en las próximas elecciones. Espero que den marcha atrás", sentencia Luis Miguel López.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba