Nacional

El 'Plan De Guindos' impedirá al Banco de España seguir frenando la venta de Altamira

Las mayores provisiones para los activos inmobiliarios, impuestas por el 'Plan De Guindos', ayudarán no sólo a aligerar el 'stock' de inmuebles en los balances de bancos y cajas sino que promoverán grandes operaciones de venta en las inmobiliarias de las entidades financieras. Ese será el caso de Altamira, la inmobiliaria del Santander. Su venta se ha visto frenada, en los últimos meses, por el Banco de España, según aseguran a Vozpópuli fuentes del sector y de Alteba, consultora que se dedica a la gestión de carteras inmobiliarias de gran parte de las entidades financieras.

"El Banco de España ha frenado cualquier operación. Haber vendido Altamira a los importantes descuentos que ofrecían los fondos interesados hubiera generado importantes distorsiones en el mercado inmobiliarios, debido a la magnitud de su cartera. El supervisor protegió esa posibilidad", explican desde Alteba. "Ahora, con las nuevas provisiones que se exigen en la reforma financiera, será complicado que el Banco de España pueda frenar su venta. Las nuevas provisiones, junto a lo que ya tenía dotado el Santander, acercan posturas con los posibles compradores", manifiestan desde el sector financiero.

Hasta el último trimestre de 2011, las provisiones del Santander rondaban alrededor del 40% de los activos inmobiliarios de Altamira, valorados en 3.000 millones. Una dotación que el banco que preside Emilio Botín decidió acelerar, antes de conocerse el saneamiento del ladrillo que impone la reforma financiera, en noviembre para favorecer la venta de su inmobiliaría, como adelantó este medio. Para ello, el Santander tenía previsto destinar, antes de fin de 2011, los 1.500 millones obtenidos por las plusvalías de la alianza con Zúrich en América Latina y la venta del 35% de Santander Consumer.

Uno de los motivos de aquella decisión se fundamentó en el cambio normativo que introdujo el Gobierno de Zapatero en cuanto a los criterios de valoración en la Ley del suelo. Aquel texto obligaba a la banca a tener que provisionar un tope de 27.000 millones extra de euros para recalcular todo el suelo que hay en sus balances. La exigencia se ha incrementado hasta los 52.000 millones con el 'Plan De Guindos', que obliga a provisionar el suelo, al 80%; al 65%, las promociones en curso; al 45%, las viviendas, además de imponer una nueva genérica del 7% para toda la cartera sana de préstamos inmobiliarios.

La nueva ley obliga al Santander a un esfuerzo de provisiones de 6.100 millones de euros, por lo que decidió adelantar saneamiento por valor de 1.812 millones con cargo a sus resultados de 2011. Según la entidad, el excedente de capital con el que cuenta reduce ese impacto a 2.300 millones de euros. El banco apunta que las dotaciones ordinarias que realizarán en 2012, por valor de 1.400 millones, así como las plusvalías obtenidas por la venta de su filial en Colombia, por 900 millones, le permitirán limpiar todo su ladrillo.

El proceso de venta de Altamira tendría que haber entrado en su fase final el pasado 7 de octubre, fecha de recepción de todas las ofertas. A la puja final acudieron únicamente dos fondos: Morgan Stanley y Goldman Sachs, a través de Cerverus, que solicitan descuentos cercanos al 60%. Con las nuevas exigencias, el Santander ha incrementado la cobertura de sus inmuebles desde el 31% al 50%. El fondo de provisiones acumulado asciende ya a 4.278 millones, frente a los 8.552 millones brutos de inmuebles, promociones en curso y suelo. El resto de la cartera inmobiliaria del Santander, algo más de 9.100 millones, se articula en participaciones en inmobiliarias.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba