ACUSADA DE COLABORAR CON EL FRAUDE EN GESCARTERA, PUEDE CONVERTIRSE EN LA RESPONSABLE DE LA LUCHA CONTRA EL FRAUDE

Pilar Valiente se perfila como máxima responsable de la Oficina Antifraude

La expresidenta de la CNMV, acusada de colaborar con Gescartera desde el regulador en lugar de denunciar su fraude, puede ascender hasta convertirse en la máxima responsable de la ONIF. Hacienda dice que "oficialmente nada está decidido".

El escándalo de Gescartera, en el que Pilar Valiente fue acusada de colaborar con la sociedad para evadir los controles del regulador, le costó el cargo. Pero el escándalo de la Infanta Cristina puede devolver a Valiente al control de una institución clave en la lucha contra el fraude: la ONIF, la Oficina Nacional de Investigación del Fraude. Pilar Valiente se perfila ahora --según fuentes internas de la ONIF-- como la futura número uno de la élite de Hacienda, encargada de perseguir tramas como la Gürtel o casos como el de Urdangarín.

El hasta ahora director de esa oficina, Santiago Menéndez, ha sido nombrado Director General de la Agencia Tributaria tras el cese de Beatriz Viana por el escándalo de la Infanta Cristina. Como consecuencia de ese ascenso, su número dos, Pilar Valiente, ejercerá desde el lunes como directora de facto de la ONIF y será el propio Santiago Menéndez el que deba decidir si la promueve para que ocupe esa plaza de manera permanente, algo que pretende hacer según fuentes de su entorno.

Oficialmente, la Agencia Tributaria asegura que "nada está decidido" y que es una decisión personal de Menéndez, un hombre tan cercano a Cristóbal Montoro como lo es la propia Pilar Valiente.  

La ex directora de la CNMV dimitió en 2001 en pleno escándalo Gescartera después de que se publicara que, desde el regulador, había ayudado a Gescartera a evadir los controles. En el diario de la presidenta de aquella sociedad, Pilar Giménez Reyna, figuraba el 16 de abril de 1999, aparecía un apunte referido a la posibilidad de intervenir sobre una empresa el siguiente mensaje: "Sólo está Pilar Valiente, que avisa rápidamente". Esa anotación y otros indicios de presunto trato de favor a favor de Gescartera la llevaron entonces a dimitir.

Sin embargo, con la victoria del PP en 2012, Valiente volvió a ascender en Hacienda, donde era inspectora hasta convertirse en jefa adjunta de la Oficina Antifraude, ONIF, donde el nuevo responsable de la Agencia Tributaria sopesa ascenderla al número uno.

La ONIF, la élite de Hacienda, objeto de deseo político

La ONIF cuenta con unos 200 inspectores de hacienda de alta preparación y con experiencia. Son los encargados de hacer los informes técnicos de las grandes inpsecciones tributarias y en sus manos han estado los casos Gürtel, Urdangarín, cuentas de Suiza o Nueva Rumasa, entre otros. Sus trabajos periciales son "independientes" y suelen ser remitidos a la Fiscalía Anticorrupción.

La llegada del PP al poder provocó el relevo de los principales responsables de esas investigaciones, según publicó la Cadena SER. El Ejecutivo justificó esos cambios en el procedimiento "normal" propio del cambio de Ejecutivos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba