Girona y el interior de Tarragona, las zonas de Cataluña donde más castiga al PSC su ambigüedad sobre el 'derecho a decidir'

El pulso por el ‘derecho a decidir’ provoca una sangría sin precedentes en la militancia del socialismo catalán

Si Pere Navarro pone matices en el llamado ‘derecho a decidir’, el sector catalanista del PSC le ajusta cuentas. Si, por el contrario, muestra más entusiasmo con la consulta soberanista, desde el PSOE se le llama al orden. ¿Podrá sobrevivir el socialismo catalán a estas tensiones? Hay quien opina que no.

La reciente decisión de Pere Navarro de no ir de la mano de CiU y ERC en el traslado al Congreso de los Diputados de la autorización para celebrar la consulta soberanista ha disparado la sangría de militantes dentro del PSC. En esta ocasión, el epicentro de la sacudida se ha dado, sobre todo, en Girona y también en el interior de Tarragona, donde anida el sector más catalanista del socialismo y donde más fractura generó también la decisión tomada en 2010 por el Tribunal Constitucional de purgar la reforma del Estatuto de autonomía.

En Girona y en el interior de Tarragona es donde anida el sector más catalanista del PSC y donde más contestación hay a Pere Navarro

Vemos que nuestra militancia se pierde por días sin que nadie acierte a frenar la sangría”, admiten fuentes parlamentarias del PSC, alarmadas ante el papel marginal que puede terminar desempeñando el socialismo catalán en las próximas elecciones, un dato del que se está tomando nota también en la sede federal del PSOE dada la importancia que tiene Cataluña en unas elecciones generales.

Solo alcanzan un protagonismo efímero los altos cargos del PSC que anuncian su baja en el partido, pero lo que más preocupa a la ejecutiva regional es el creciente número de militantes de base que toman la misma dirección. Su actual líder, Pere Navarro, que carga a sus espaldas con el mayor castigo electoral sufrido por los socialistas catalanes en unas autonómicas, se encuentra entre la espada y la pared. Si introduce matices en el llamado ‘derecho a decidir’, el sector catalanista del PSC le ajusta cuentas. Si, por el contrario, muestra más entusiasmo con la consulta soberanista, desde el PSOE se le llama al orden. ¿Podrá sobrevivir el socialismo catalán a estas tensiones? “En estos momentos no disponemos de margen para ganar espacio electoral propio, no solo porque tenemos gente nuestra que abraza la independencia y no le importa seguir la senda marcada por CiU y ERC, sino porque desde Madrid tampoco quieren prescindir de ese granero de votos que tradicionalmente le ha aportado al PSOE la inmigración en Cataluña. No vemos solución”, resume un alto cargo del PSC.

"No disponemos de margen para ganar espacio electoral propio porque desde Madrid no se quiere prescindir del granero de votos de la inmigración", se afirma desde el PSC

Para intentar calmar las aguas y clarificar la actitud del PSC ante el llamado ‘derecho a decidir’, este domingo se reúne el Consejo Nacional de este partido en sesión extraordinaria, una cita que este viernes llegó precedida de un encuentro de Pere Navarro con el sector crítico del partido.

Mientras ha sido Alfredo Pérez Rubalcabael que ha estado pastoreando el PSOE, Pere Navarro ha podido mantenerse en la ambigüedad, aseguran medios parlamentarios, primero respaldando la consulta y después poniéndola condiciones. Pero desde que ha sentado sus reales en Andalucía Susana Díaz, las tensiones se han multiplicado. Sobre el papel, los equilibrios de Navarro sintonizan con la posición de la mayoría de los catalanes, pues el 80% se muestra partidario de celebrar el referéndum, eso sí, con el matiz de que sea previamente pactado con el Gobierno. Pero esto es solo sobre el papel. De hecho todos los días la sede socialista de la calle Nicaragua en Barcelona se inunda de correos de militantes que no entienden como su partido puede ser tan condescendiente con Madrid cuando con la reforma estatutaria tuvo la oportunidad de conseguir un encaje razonable de Cataluña en España y se le dejó al Constitucional enterrar toda esperanza para ello.

La sede del partido en Barcelona se inunda a diario de correos en los que los militantes se quejan de la condescendencia que se tiene con Madrid 

A juicio de un sector del PSC, el asidero de la ‘tercera vía’ promovido por Durán i Lleida, al que se han aferrado ahora Rubalcaba y Navarro, tampoco es la solución ya que no servirá para frenar la baja de militantes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba