Emilio Botín falleció un día antes de entrevistarse con el secretario general del PSOE

Pedro Sánchez cae bien a los empresarios del Ibex, pero le ven todavía “muy verde e inseguro”

El secretario general del PSOE va completando su agenda de contactos con el mundo de la empresa y de las finanzas para darse a conocer. La impresión más extendida: “Es un hombre simpático y afable, pero todavía está muy verde e inseguro”.

Pedro Sánchez se reunió a solas con el presidente del BBVA, Francisco González, el pasado mes de agosto, poco después de salir elegido secretario general del PSOE, y se extrañó del poco interés que al principio mostró por él Emilio Botín, entonces presidente del Santander. “Francisco González se llevaba mal con Zapatero y, sin embargo, fue el primero en llamar a Pedro para concertar una entrevista y comunicarle su deseo de colaborar”, aseguran fuentes socialistas. El encuentro fue bien y decidieron crear una especie de grupo de trabajo para seguir la evolución de los asuntos económicos de interés. De este grupo forman parte Jorge Sicilia, jefe del servicio de estudios de la entidad, y Manuel de la Rocha, responsable de Economía en la ejecutiva federal.

En Ferraz molestó la foto de Susana Díaz en Sevilla con Ana Patricia Botín

La llamada de Emilio Botín no tardó en recibirse en Ferraz, la sede del PSOE, a la vuelta del verano y Pedro Sánchez concertó una entrevista con él para el jueves 11 de septiembre, a la que el banquero no acudió por haberse topado con la muerte el día anterior. Quince días después, se hicieron una foto en Sevilla la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y Ana Patricia Botín, una instantánea que resultó incómoda para el equipo de confianza de Sánchez, pues parecía que el poder económico le ninguneaba y apostaba por encauzar la comunicación con quien realmente presumía y presume de autoridad en el partido.

Poco a poco, el líder socialista ha ido llenando su agenda de contactos económicos, algunos de ellos proporcionados por Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, otros por Alfredo Pérez Rubalcaba y también guiados por su propia iniciativa o la de algunas asociaciones que agrupan a los diferentes lobbies empresariales. Se ha reunido, por ejemplo, con el Instituto de la Empresa Familiar y también con el foro Puente Aéreo, que agrupa a firmas de Madrid y Barcelona.

"Tiene empatía, llama a todos por su nombre"

Fuentes empresariales que han tratado con Pedro Sánchez en estos circuitos cerrados extraen la misma conclusión. “Es una persona correcta y afable, que se esfuerza en tener empatía, suele dirigirse a la mayoría por su nombre, se le ve con oficio…pero todavía está muy verde e inseguro”. En estos encuentros, el líder del PSOE no se aparta apenas del guion y suele rendirse a las generalidades. Le pasó también hace escasamente una semana en un desayuno organizado en Madrid por un periódico salmón, en el que al menos una parte de los asistentes se marchó con la impresión de que al invitado “le falta cuajo” y tiene miedo a entrar a fondo en las grandes cuestiones económicas.

Un empresario catalán resume así su sensación: “Es alguien que puede llegar a la presidencia del Gobierno… Si lo hizo Zapatero, ¿por qué no lo va a conseguir él? Pero todavía se le ve bastante inmaduro, no solo a la hora de diagnosticar bien el problema que tenemos en Cataluña, donde apenas habla de algo más que no sea la reforma de la Constitución, sino también en su discurso económico…Da la sensación que mira continuamente a Podemos por el retrovisor …”.

Si Zapatero llegó a La Moncloa, ¿por qué no lo va a hacer Pedro Sánchez?, se pregunta un empresario catalán

Hay dos secuencias que han desorientado sobremanera al mundo empresarial a la hora de valorar al nuevo líder socialista, teniendo en cuenta que antes estaba acostumbrado a tratar con Alfredo Pérez Rubalcaba. Una fue su ofensiva contra el comisario Miguel Arias Cañete en Europa y otra, más reciente, ha sido su apuesta inicial, más tarde matizada, por anular de la Constitución el principio de estabilidad presupuestaria. “Estos dos datos revelan que no conoce bien lo que se cuece en Europa y también que es un poco novato”, resume un asistente a uno de los foros en los que ha participado.

Fuentes socialistas explican así la situación que vive su líder: “Él sabe que tiene que hacer en solo un año lo que otros secretarios generales podían hacer en cuatro. Corre el riesgo de una sobreexposición, pero tiene muy claro que entra como un cohete en las televisiones, que es lo que le interesa”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba