Los asesores de Sánchez también han mantenido encuentros con los presidentes de los reguladores

El PSOE crea una 'línea caliente' con el equipo económico del Gobierno para construir su programa

En plena fase de elaboración de su programa electoral, los socialistas están manteniendo contactos con ministros y altos cargos del Gobierno del área económica, así como con los responsables de los principales reguladores, para aprender algunas lecciones y orientarse sobre el contenido de las reformas pendientes.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. Europa Press

El núcleo duro del equipo económico del PSOE que rodea a Pedro Sánchez lo forman en la ejecutiva del partido y en su grupo parlamentario Manuel de la Rocha, María Luz Rodríguez, Pedro Saura y Juan Moscoso. Los cuatro, juntos o por separado, ya se han reunido a solas con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con el jefe de la Oficina Económica, Álvaro Nadal, con el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, José María Marín, con la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, y con el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, entre otros altos cargos.

Antes, Guindos pasaba papeles al exministro Valeriano Gómez y eso despertaba recelos en el Gobierno

Según fuentes socialistas, se trata de unos encuentros “normales desde el punto de vista institucional”, destinados no solo a tomar el pulso a la situación económica, sino también a orientarse sobre el contenido de las reformas pendientes en las que trabaja el Gobierno, algunas de ellas ya en trámite parlamentario. La relación es muy fluida, aunque no tanto como la que mantuvieron hasta el año pasado el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el exportavoz económico del PSOE en el Congreso Valeriano Gómez. Este último, ministro de Trabajo en el último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, era informado por Guindos con bastante antelación sobre la evolución de los principales indicadores económicos y tenía acceso a muchos papeles. Tanta cercanía provocó ciertas reservas tanto en el Gobierno como dentro del Partido Socialista.

Ahora, las relaciones son mucho más distantes pero, al mismo tiempo, respetan lo que dentro del PSOE se entiende como “normalidad institucional”. De todos estos encuentros ha recibido la correspondiente información Pedro Sánchez e, incluso, ha participado personalmente en algunos de ellos, como ha sido el caso de la entrevista que él y su equipo mantuvieron con el gobernador del Banco de España.

El viaje de Sánchez a Estados Unidos

Esta relación institucional entre el PSOE y el Gobierno ha traspasado las fronteras de España. En la reciente visita de Sánchez a Washington, Manuel de la Rocha y Juan Moscoso aceptaron la invitación que les hizo el exsecretario de Estado de Economía Fernando Jiménez Latorre, para facilitar el encuentro del líder socialista con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. El exalto cargo de Economía, que en noviembre pasó a ser director ejecutivo del FMI, estuvo presente en el encuentro, aunque se mantuvo en un segundo plano y dio, como era lógico, todo el protagonismo en la cita al secretario general del PSOE.

La mayoría de estas comunicaciones están siendo muy útiles para la cúpula socialista, pues se encuentra en la fase de elaboración de su programa electoral y en plena readaptación de su discurso económico a los claros indicios de recuperación que se detectan desde el segundo semestre del año pasado.

El ex secretario de Estado de Economía Jiménez Latorre estuvo presente en la entrevista de Christine Lagarde y Pedro Sánchez

La percepción que hay en el Gobierno después de todas estas entrevistas es que Pedro Sánchez y su equipo comulgan con el fondo de la política económica seguida en los últimos tres años, aunque no pueden reconocerlo por motivos electorales y, sobre todo, por la presión que ejerce Podemos sobre el PSOE. “Solo había para España dos alternativas, la apuesta por seguir en el euro o la argentinización de nuestra economía. Y todas las personas responsables han apostado por la primera”, apuntan fuentes gubernamentales

A esta ‘línea caliente’ abierta por los socialistas con el equipo económico del Gobierno se suman los contactos habituales que ambos mantienen en el Congreso para negociar las iniciativas en trámite, como es el caso de los proyectos sobre estabilidad presupuestaria de las comunidades autónomas, fomento de la financiación empresarial,ley Concursal, ley Hipotecaria o desindexación de la economía


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba