El líder del PSOE visita hoy al presidente de la Generalitat

Pedro Sánchez telefoneó a Rajoy para preparar su encuentro con Artur Mas

Pedro Sánchez visita este miércoles en la Generalitat a Artur Mas. El líder del PSOE telefoneó a Mariano Rajoy este verano para preparar algunos aspectos de este encuentro.

El secretario general del PSOE se desplazó este miércoles a Barcelona para rendir visita a Artur Mas, sumido en el peor momento de su mandato. Sánchez transmitió al presidente de la Generalitat la idea de su partido en torno a la 'tercera vía' así como al proyecto de una España federal.

El líder socialista conversó telefónicamente con Mariano Rajoy sobre este desplazamiento, que se produce en vísperas de la Diada y en plena tormenta sobre el escándalo de la familia Pujol. Pedro Sánchez pretende transmitirle al 'president' la voluntad de colaboración del PSC con CiU en las labores de Gobierno. Se trata de una línea de trabajo que en su momento desarrolló Pérez Rubalcaba, que frenó en seco la deriva soberanista de los socialistas catalanes. Ese cambio de rumbo le costó el puesto a Pere Navarro, quien fue sustituido en el PSC por Miquel Iceta quien no acompañará este miércoles a Sánchez a la Plaza de San Jaime.

'Entente' con CiU

Sánchez comparte con Rajoy la idea de que CiU debería distanciarse de ERC y olvidarse de la consulta independentista convocada para el 9 de noviembre. El PSOE ha defendido siempre la posibilidad de una 'sociovergencia', es decir, una colaboración entre CiU y el PSC que permitiera a Convergencia olvidarse de sus pactos con los independentistas. Artur Mas nunca fue demasiado sensible a estos planteamientos, en los que se han empeñado importantes miembros del mundo empresarial y financiero de Cataluña.

El PSOE ha defendido siempre la posibilidad de una 'sociovergencia', es decir, una colaboración entre CiU y el PSC

El horizonte de Cataluña pasa ahora por momentos de enormes interrogantes. Una vez superada la fecha del 'plebiscitus interruptus', nadie habla abiertamente sobre qué camino tomará convergencia. El 'plan B' es una incógnita. La posibilidad de un adelanto electoral no convence a nadie, ni a CiU ni a ERC. Lo más probable es que Mas pretenda aferrarse al poder y necesitará, para ello, un apoyo parlamentario que bien podría ser el PSC. Esta es la posibilidad que le va a ofrecer Pedro Sánchez al presidente de la Generalitat, algo que, ahora mismo, circula como una de las posibilidades a estudiar. El 'pujolazo' ha provocado un efecto devastador en el nacionalismo catalán. Moncloa piensa que con la caída de Pujol, desaparece el pujolismo, queda dañado el soberanismo y algo noqueado el nacionalismo. La dura intervención de Cristóbal Montoro, ayer en el Congreso, evidenciaba esta decisión del Gobierno de acabar con lo que ha significado la etapa política que ha regido durante dos largas décadas a Cataluña. El desafío secesionista del 9 de noviembre ha quedado demolido.

La cuestión estriba en ver qué se hace ahora. Nadie espera apenas nada de este encuentro de hoy en la Generalitat. El mensaje federalista de Sánchez suena a calderilla barata a los nacionalistas que, entre otras cosas, nunca han querido saber nada de una España federal. De ahí aquel invento de Maragall sobre el 'federalismo asimétrico', algo que, de hecho, funciona en parte en nuestro país, habida cuenta de los hechos diferenciales en cuanto a fiscalidad del País Vasco y Navarra.

En el Partido Popular circula la idea de que a Rajoy le conviene ahora mantener en el Gobierno catalán a un Artur Mas capitidisminuído, a quien habría que ayudar ahora para superar la etapa post-plebisicito. Si CiU se aviene a distanciarse finalmente de ERC, esta posibilidad se abriría paso sin dificultades, siempre con el PSC mediante.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba