La presidenta andaluza no descarta su salto a la política nacional en el futuro

Susana Díaz deja en el limbo su respaldo a Pedro Sánchez y no descarta enfrentarse a él

La presidenta andaluza, Susana Díaz, se ha vuelto a vestir esta mañana de largo en Madrid en un multitudinario desayuno que ha aprovechado para no descartar su salto a la política nacional. Ha dicho que le tiene cariño a Pedro Sánchez, que le apoyará, pero que no comparte todas sus decisiones y que lo importante, ahora, es que esté "a la altura de las circunstancias".

"¿Que si se ha equivocado? Pues depende del prisma con el que se mire... Yo no comparto todas sus decisiones y él lo sabe. Le tengo cariño y voy a apoyarle, lo importante ahora es que el PSOE esté a la altura de las circunstancias", ha comentado esta mañana Susana Díaz al ser preguntada directamente si respalda o no al secretario general de su partido cuando va a cumplir los primeros cien días de su acceso al cargo.

La lideresa andaluza ha comentado que desea que a Pedro Sánchez "le vaya bien" y ha insistido en la importancia que tiene ahora para su partido "estar a la altura de lo que España demanda". Susana Díaz ha dicho que ni antes tutelaba a Sánchez ni ahora ha enfriado sus relaciones con él. En su opinión, no lleva ni siquiera tres meses al frente del timón del PSOE y hay que darle confianza “en un momento muy complicado para el partido y también para el país”.

La presidenta andaluza no considera extraño que el líder socialista haya adelantado su intención de presentarse como candidato al cartel electoral en las primarias de noviembre. “Es indiferente que haya más candidatos”, ha advertido, pero lo fundamental, a su juicio, es que sea “un proceso ilusionante y hacer las cosas bien”.

La clave del desayuno organizado por Europa Press ha llegado cuando se le ha preguntado a Díaz sobre sus intenciones de futuro y, en concreto, sobre su interés en dar el salto a la política nacional. “Yo no hago ciencia ficción...Tenemos que hacer todo lo que los ciudadanos esperan de nosotros”, se ha escurrido, dejando abierta esta posibilidad. Algunos de los que la conocen bien y han escuchado sus palabras las han interpretado en esta clave: deja en el limbo su aval a Pedro Sánchez y no descarta desalojarle del sillón si llega a haber consenso dentro del partido de que no da la talla.

La presidenta andaluza emplaza a Pedro Sánchez a estar "a la altura de las circunstancias"

De forma un tanto sutil, Susana Díaz ha emplazado a Pedro Sánchez a hacer dentro del PSOE “un proyecto reconocible” y realista, no condicionado por las encuestas. “El PSOE no se puede gobernar a golpe de encuestas”, ha sentenciado, aludiendo a las dificultades que encuentra Sánchez para remontar en los sondeos, como se comprobará, previsiblemente, en el barómetro del CIS que se conocerá a primeros de noviembre.

Reproches para Podemos

La presidenta andaluza ha tenido también duros reproches para Podemos. A su juicio, la organización de Pablo Iglesias es producto de “un cóctel explosivo” producto de la indignación ciudadana con el paro, la desigualdad y la corrupción. Le preocupa de Podemos que no se defina “como ni de izquierdas ni de derechas” y que defienda propuestas que tendrían como consecuencia “la quiebra del sistema financiero y del país”.

El examen de Pedro Sánchez, ha venido a decir de forma implícita la lideresa andaluza, llegará en las elecciones de mayo. “El PSOE tiene que dar respuestas a la ola de cambio que exige la sociedad en estas elecciones y, después, en las legislativas”. En otras palabras: si los socialistas no conquistan dentro de seis meses territorios claves como Madrid, la comunidad valenciana, Castilla-La Mancha o Extremadura, la estrella de Pedro Sánchez decaerá.

Podemos: "Un cóctel explosivo de paro, desigualdad y corrupción"

Susana Díaz tampoco se ha mordido la lengua en sus críticas más o menos veladas a la actitud que tiene el PSC en Cataluña, contrario a que desde el Gobierno se impugne el simulacro de referéndum del 9 de noviembre. Díaz ha dejado claro que no defiende las “asimetrías” en la vertebración territorial del Estado y que apoya a Mariano Rajoy en el cumplimiento firme de la ley para evitar que ésta sea vulnerada el 9-N. “Artur Mas está en el precipicio y quiere seguir andando. Lo que se espera del presidente del Gobierno es que lidere el proceso, garantice el cumplimiento de la ley y, luego, se siente a dialogar”.

Susana Díaz ha avalado, por último, la decisión de su partido de frenar el pacto con el PP sobre la corrupción. “Eso de un pacto solo con el PP suena fatal, en todo caso debería ser un acuerdo con todos los grupos políticos. Ya no estamos, en todo caso, para pactos, sino para hechos”, ha insistido.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba