Nacional

Pedro Sánchez da por hecho el adelanto electoral en Andalucía: "Hay razones objetivas"

El secretario general del PSOE asegura que mantiene "una excelente relación personal y política" con la presidenta andaluza y responsabiliza a IU de unas posibles elecciones anticipadas. Además, insiste en que su voluntad es ser el candidato a la Moncloa.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha revelado este jueves que ayer habló con la presidenta andaluza, Susana Díaz, y ha sostenido que hay "razones objetivas" para que ésta esté "meditando" la decisión adelantar las elecciones.

"Hay razones objetivas para que (la presidenta andaluza) esté meditando esa decisión", ha dicho Sánchez en una entrevista en Rac 1, recogida por la agencia Efe, en la que ha insistido en responsabilizar a IU de esa posibilidad. "No tiene sentido que, tras aprobar unos presupuestos, IU plantee un referéndum sobre la idoneidad de seguir o no (en el Gobierno con el PSOE). Hay que ser serios y hay elementos que IU debería considerar y debería ser consciente de que estar en el Gobierno significa un plus de responsabilidad", ha argumentado.

El líder socialista ha asegurado que "más allá del ruido mediático" mantiene una "excelente relación personal y política, sobre todo política", con la presidenta de Andalucía. "Nos consultamos muchas de las decisiones que se toman en el día a día del PSOE", ha señalado, tras defender que su partido "fue grande cuando tuvo muchos líderes".

Sánchez ha dicho ser partidario de reconocer "mayores cotas de autogobierno" a Cataluña

También ha sostenido que él siempre ha sido "claro" manifestando su voluntad de ser el candidato a la Moncloa, ya que cuando se presentó a las primarias para secretario general lo hizo con el compromiso de "cambiar el PSOE para cambiar España". A ese respecto, ha apuntado que en su ejecutiva hay una generación de personas de entre 35 y 45 años que serían "excelentes ministros".

Encuentro entre Zapatero e Iglesias

Sobre el encuentro que mantuvieron estas navidades el expresidente Zapatero, el exministro José Bono, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y su número tres, Íñigo Errejón, ha dicho que "respeta la agenda" del expresidente del Gobierno. "No voy a contribuir al ruido interno. Zapatero puede reunirse con quien quiera y hacer lo que quiera con su agenda, yo lo respeto", ha zanjado, tras apuntar que, si esa reunión era evitable, "se lo tendrán que preguntar a él", y que "en absoluto" Zapatero y Bono son "casta".

Sobre la posibilidad de reunirse él mismo con Pablo Iglesias, ha dicho que, aunque no tiene "ningún problema" en reunirse con ningún dirigente político, considera que "tiene que haber una razón", y que en este momento no ve "ninguna" para reunirse con Iglesias, al que ha reprochado que parezca "más pendiente de lo que ocurre en el PSOE y de criticar al PSOE que de criticar al PP".

Sánchez ha aseverado que se siente "muy lejos de quien dice que el juego entre la izquierda y la derecha es un juego de trileros" y ha vuelto a animar a los votantes de Podemos a que "exijan a sus dirigentes definición ideológica".

Rechaza alianzas con Podemos y PP

Por esa indefinición ideológica y por la "inconsistencia de sus propuestas" ha rechazado alianzas postelectorales con ese partido, igual que ha descartado una "gran coalición" con el PP: "Somos agua y aceite, nada tiene que ver el que destruye derechos con el que los construye".

"Zapatero puede reunirse con quien quiera", dice Sánchez tras el encuentro del expresidente con Podemos

En clave catalana, ha reivindicado que el "derecho a decidir tiene que ser decidido por todos los españoles" y ha avanzado que, frente al "debate de la identidad", los socialistas quieren "abanderar el de la igualdad" de cara a las elecciones de septiembre.

Sánchez, que se ha mostrado contrario a dotar a Cataluña de un concierto económico como el vasco por razones de "solidaridad", sí ha dicho ser partidario de reconocer "mayores cotas de autogobierno", de "blindar" las competencias educativas y culturales y de dar una especial protección a la lengua catalana, que incluya por ejemplo su consideración de idioma oficial en instituciones europeas como la Unesco.

Ha advertido de que los socialistas no tienen "nada de qué hablar" con el PP de Cataluña, desde el momento en que ese partido lo que hace es "bloquear cualquier intento de reforma constitucional", que es un "elemento central" del proyecto del PSOE y el PSC. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba